ActualidadOpinión

¿Quién merece ganar ‘Supervivientes 2017’?

Quedan pocos días para que ‘Supervivientes 2017’ llegue a su final. En ella, cuatro de sus concursantes intentarán conseguir el ansiado premio de 200.00 euros con el que el programa recompensa tras tres duros meses de hambre, frío y convivencia en las islas caribeñas.

Muchos son los que debaten sobre si es justo o no que ciertos rostros hayan llegado tan lejos en la carrera por el maletín, pero siendo sinceros, la final que se vivirá el próximo jueves estará plagada de concursantes que, por un motivo u otro, han sabido ser protagonistas absolutos del reality que llega a su fin. ¿Pero quién de ellos merece ganar? Está claro que todos tienen cualidades, pero a continuación mostraré que famoso merece más coronarse como ganador de la edición.

Si atendemos al nombre del concurso, José Luis sería el primer nombre que nos viene a la cabeza. Prácticamente un desconocido, el manchego se ha ganado a pulso el título de mejor superviviente de la edición. ¿Merece ganar por esto? No, ni mucho menos. Al igual que ‘Gran Hermano’ no lo gana aquel que limpia más la casa, el haber pescado más que nadie no es sinónimo de éxito. A pesar que se valoren estas aptitudes de manera positiva, José Luis ha sabido aprovecharse de la maña con la que entraba al concurso para sobrepasar a sus rivales a fuerza de no dejar que estos hagan nada. Para ello, el cocinero ha aprovechado la mínima ocasión que ha tenido para poder dejar en evidencia la poca destreza con la que el resto de participantes cuenta a la hora de realizar las tareas de la isla, en mayor parte porque él no permite que lo hagan, saliendo beneficiado de cara a la audiencia así cualquiera. También el ex participante de ‘MasterChef’ se ha quedado con la esencia bienqueda del concurso de TVE, no queriendo entrar al trapo en ningún conflicto con sus compañeros a pesar de tener que soportar durante toda su estancia que prácticamente toda la isla estuviera en su contra. Y esto no es parte del show que el espectador busca a la hora de sintonizar los jueves Telecinco. Quizás culpa de esto lo tenga su personalidad hermética que poco o nada a dejado conocerlo, o quizás también sea el estudiado concurso que ha traído desde casa, mostrando una cara al público  y otra a los compañeros.

La que sabe bastante de show es su compañera Laura Matamoros. Soy de los que pensaba que la hija de Kiko perdería más de lo que ganaría entrado al concurso de supervivencia teniendo su victoria en ‘GH VIP’ tan reciente. Aún así, me he equivocado. Laura se ha crecido ante la adversidad y ha demostrado que ella es alguien más que no depende de Makoke y compañía para demostrar a la audiencia su valía como concursante. No, no ha sido una superviviente espectacular, pero si ha tenido una trayectoria lo bastante importante como para despertar la pasiones en los televidentes para salvarla semana a semana, y eso también es importante. Hay veces que nos ofuscamos demasiado en buscar el concursante perfecto basándonos solo en lo mucho que pesque, en las veces que sea líder o cuantas horas de sueño es capaz de esquivar con tal de mantener el fuego encendido. Y no, como decía anteriormente, estamos viendo un reality show en el que se demanda eso, show. La figura de Matamoros en la isla ha sido casi tan importante como la de su compañero, pues no han sido pocas las tramas en las que se ha visto envuelta sin necesidad de pasarse varias horas debajo del mar detrás de peces. Aún así, la segunda victoria de Laura sería algo bastante injusto si tenemos en cuenta los compañeros con los que se mide, por lo que una medalla de plata no estaría nada mal para alguien que ha sido una de las piezas centrales sobre las que ha girado el mecanismo hondureño.

En tercer lugar tenemos a Iván. La presencia del viceverso en la final solo la explico como un castigo a sus rivales por los males cometidos en el concurso. Para empezar, la audiencia es sabia y ha querido penalizar los machismos de Kiko y su carácter abusador privándolo de la final después de haberlo retenido un mes en La Casa del Árbol. Los mismo pasa con Alejandro. El guapo modelo podría haber sido perfectamente el ganador de la edición ya que su perfil responde a las mismas características que los últimos ganadores. A pesar de eso, Caracuel no ha salido antes gracias a que se ha aferrado al collar de líder que le ha premiado con la inmunidad, ya que su carácter tibio y su poca maestría a la hora de enfrentarse a los problemas no ha conseguido el favor de la audiencia. Poco más se puede decir del último finalista, llegado a la final por ser considerado lo mejor entre las malas opciones. Iván no ha aportado nada al concurso que no haya podido dar cualquier otro concursante que haya basado su estancia en la traición a sus compañeros, la queja por todo y el poco entusiasmo por formar parte de un concurso que necesita algo más que una cara bonita. No creo ni que consiga alcanzar medalla, no solo por estar nominado junto a una Laura poseedora de unos seguidores incapaces de dejar de votarla haga lo que haga, sino porque el muchacho no ha dado motivos para confiar en que merezca ganar.

La que sí ha dado estos motivos -y de sobra- y por tanto, es a mi juicio la ganadora de esta edición de ‘Supervivientes’ es Alba Carrillo. Poco apostaron por la modelo cuando se anunció el fichaje más allá de las semanas de rigor en las que contaría los pormenores de sus mediáticas relaciones, pero se han equivocado. Teniendo un principio de concurso catastrófico como resultado de entrar de la mano de la persona equivocada, Carillo renació como el ave fénix y fue capaz de convertir a la persona que casi provoca su abandono en su mejor amiga dentro d Honduras. Vale, no es que haya sido una superviviente ejemplar, pero últimamente ha mostrado interés en aprender de las artes necesarias para dominar la isla. Vale que también haya sido un interés tardío, pero esto se suple con todo los momentos que la ex de Feliciano ha regalado al programa, partiendo en dos la imagen que tenía de niña de buena y rompiendo el estereotipo de lo estirados que son aquellos que salen en el ¡Hola!. Alba ha mostrado su lado humano, ha llorado, reído, se ha divertido y nos ha divertido, que es lo importante cuando uno quiere desconectar con este tipo de programas. Además, que ya va siendo hora de una victoria femenina que no se produce desde que en 2011 Rosa Benito se alzará como ganadora.

Compartir:

3 comments

  1. David 16 Julio, 2017 at 00:47 Responder

    Pedro no te lo crees ni tu. Solo hay que ver las imágenes en las que siempre se ve de fondo a José Luís currando mientras los demás critican. Propongo que en la siguiente edición le cambien el nombre al programa y así no nos llevamos ha en gallos.

  2. Julián 16 Julio, 2017 at 05:52 Responder

    Cansa ya eso de que ya es hora de que gane una mujer el concurso, esa discriminación positiva no es un argumento válido para apoyar que gane una mujer. El ganador de esta edición es José Luis, no solo ha dado enormes momentos en las galas sino que es el mejor superviviente condiferencia y eso de que ha restregado la falta de destreza a los demás es sencillamente falso. El personaje este Alba ha demostrado ser una manipuladora de pies a la cabeza,tremendamente desagradecida y muy maleducada, como cuando se comió la pizza entera sin compartir nada con los demás compañeros(incluido José Luis que encima la estuvo enseñando todo lo que sabe), como cuando mintió diciendo que José Luis la había empujado en una prueba de recompensa, cuando dijo que José Luis no debería regresar a la isla tras sufrir un cólico nefrítico y estar 7 dias recuperándose(no como ella que estuvo 3 dias fuera de vacaciones pensando según ella) o como cuando dijo que no le extrañaba que a José Luis le dieran “parraques” por como comía, en fin podría seguir sacando basura de ese personaje pero no merece la pena, se ha retratado bien solita. Los demás están tan lozanos gracias a José Luis que les ha dado bien de comer y le han recompensado con todo tipo de bajezas morales repugnantes, además dicen que sólo sabe sobrevivir y que no da videos, pues también es mentira pues tenemos innumerables buenos y algunos muy malos momentos de José Luis en la isla, por ejemplo cuando por desgracia le dio el cólico nefrítico o el momento del ataque del pulpo agarrado a la espalda.

    Por todo eso para mi el ganador con justicia es José Luis, sino esto desde luego no es supervivientes, sería mejor llamarlo gh vip honduras o algo así.

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.