AudienciasPortada

La crítica de la semana: Solterofobia para principiantes

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS | Semana del 10 al 16 de julio de 2017

Nadie parece darse cuenta, pero la solterofobia ha llegado a nuestras vidas. Todos aquellos que no viven el amor de forma superlativa son tratados en televisión como seres a los que hay que redimir y convencer de que la vida solo puede entenderse en pareja.

La última vuelta de tuerca en el terreno del amor tuvo lugar el pasado lunes con el estreno de “Contigo al fin del mundo”. El punto de partida del programa es tremendamente delirante e hipnotizante a la vez: eres un desgraciado, estás soltero, tu vida vale tan poco la pena que si nadie te quiere en tu país vete al fin del mundo para encontrar a alguien que te aguante, eso sí, que sea español, nada de mezclarse con extranjeros. La nueva apuesta de Antena 3, pese a añadir a los solteros en el saco de los vagos y maleantes de los tiempos de Franco, puede ser un bálsamo entretenido para las noches veraniegas. Digamos que ni Amenábar ni Almodóvar se han encargado de elaborar el guion pero por lo menos pasamos un buen rato comprobando hasta dónde puede llegar la desesperación humana. Más allá de la trama amorosa, el programa tiene pinceladas de folleto turístico que le alegran a uno el día. No parece que el programa alegrara a mucho público en su estreno, se tuvo que conformar con un escueto 9,8% de share.

La noche del lunes fue para “All you need is love… o no” que lideró a la baja con un 13,1% de share. Los datos del nuevo programa de Risto siguen siendo bajaos y si no estuviéramos en temporada estival el formato ya hubiese pasado a mejor vida, pero en verano se permite todo, hasta los bañadores de Desigual. No vale la pena seguir manteniendo este desaguisado de emociones mal gestionadas, los datos “justean” como para terminar quemando la figura de uno de los comunicadores más respetados de la televisión española. Mejide, huye de ahí y deja que se encarguen otros! El programa ni será la revelación del verano ni será recordado por nadie más que por alguno de sus participantes, se limitará a languidecer en la parrilla estival mientras la gente disfruta de sus vacaciones ignorando la apasionante vida sexual de Bigote Arrocet.

Un año ya llevamos con la persecución diaria a los solteros en Cuatro. ‘First Dates’, que fue la revelación del verano de 2016, vive en estos momentos sus horas más bajas. Sus datos siguen estando por encima de la media de la cadena pero lejos quedan esos 10% de share de antaño. El programa sigue entreteniendo pero no sorprendiendo, y seamos sinceros, en España hay personas que buscan el amor pero no tantas como para encontrar perfiles interesantes para sustentar un programa de televisión diario. No hay nada mejor que una persona desesperada para crear contenido televisivo, pero en el caso de ‘First Dates’ esta desesperación está bien retratada y reconvertida en un digno entretenimiento televisivo. Mientras los solteros hacen el ridículo en televisión y son señalados como ciudadanos alienados e incompletos de la sociedad, los enamorados tienen que soportar una tortura mucho más dañina, quedarse en casa las noches del fin de semana junto a su pareja viendo la deplorable oferta televisiva de los viernes. Esta semana volvía ‘Me resbala’, ese programa que nunca terminó de cuajar entre la audiencia pero que Antena 3 se empeña en resucitar cada temporada; su vuelta al ruedo se conformó con un correcto 14,5% de share.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.