OpiniónPortada

¿Y si recuperamos el late night?

En plena efervescencia de la duración de los access prime time, ha llegado el momento de devolver protagonismo a la madrugada. La franja ha perdido su esencia en favor de un prime time adulterado que se ve obligado a retrasarse sacudiendo la paciencia del espectador.

Hace pocos días que el PSOE presentaba en el congreso una proposición no de ley que tenía como eje central el adelantar el prime time de TVE. O tenemos poca memoria o como se suele decir, tendemos a tropezar dos veces con la misma piedra. El último intento lo encontramos en 2015 cuando ‘Águila Roja’ o ‘Cuéntame’ probaron suerte comenzando a las 22:05. ¿El resultado? Mínimos históricos.

Pero no estoy en contra de esta medida. De hecho, somos muchos los que nos cansamos de esperar hasta las 23 horas para poder ver el producto estrella de la noche, pero tampoco es necesario que empiece a las diez pues necesitamos un mínimo periodo de tiempo para asentarnos frente al televisor. En concreto, lo que queremos es puntualidad y evitar cualquier tipo de dilación. El culpable de este retraso de horario es un llamado access prime time, que ha venido a alterar todo lo que conocíamos hasta unos años atrás como prime time.

Las cadenas explotan la espera y paciencia del espectador para poder ver el producto deseado mientras que nos entretienen con contenido rápido.

De acuerdo, no veo mal eso de amenizar la espera con algún que otro espacio dinámico pero no se puede convertir en una fatiga que coma espacio a lo que verdaderamente queremos ver. Se busca inflar el late night, genial, pero ¿por qué no apostamos por un contenido que ya hemos catado y que triunfó en los primeros años de este siglo? Un contenido ajustado a esta última hora del día, que no juegue entre dos franjas alterando la programación.

En beneficio del prime time y en concreto de los espectadores, un programa que comenzase fijo a la media noche obligaría a adelantar el producto principal y ya de paso nos podríamos asegurar cada madrugada una buena audiencia (en caso de éxito).

Dos programas familiares en prime time no caben, pues uno termina comiéndose parte de la franja siguiente. Basta de access prime time estirados y enlatados, queremos desconectar y reír a última hora. Atresmedia lo ha conseguido con ‘El Chiringuito de Jugones’ pero Telecinco y Antena 3 parece que se han olvidado de que años atrás su objetivo lo fijaban en esta franja. Recordemos cómo eran de feroces las batallas de ‘Crónicas Marcianas’ contra multitud de espacios de Antena 3 que no conseguían batir al catalán. Hasta en cuatro temporadas de las ocho que tuvo, Sardá superaba en esta franja el 30%.

 

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *