PUBLICIDAD
Opinión

¿Por qué ‘La casa de papel’ debe tener segunda temporada?

Un encierro en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre bien estudiado podría dar como resultado hacerse con 20 millones de euros. Eso dijo en el primer capitulo el Profesor y cerebro de la operación y nos lo está haciendo creer tanto a los protagonistas, como a los espectadores de la serie. Los chistes en medio del drama, el juego de ajedrez entre los secuestradores y los policías, las pequeñas dosis de complicidad secuestradores – rehenes y la relación más difícil: la relación amor – odio de la inspectora con el Profesor y cabecilla de la trama son los protagonistas cada martes en ‘La Casa de Papel’.

PUBLICIDAD

En este gran hermano a lo Robin Hood cabe la amistad, el amor, la traición y a veces, hasta el despiste. El fin justifica los medios.

Con la mente prodigiosa del Profesor, acompañado de las cámaras y televisiones y algunos hilos sin atar perfectamente, guía de manera cuasi perfecta, todo el encierro, incluso teniendo a uno de los secuestradores como su propia sombra para pensar y actuar dentro de la Casa.

PUBLICIDAD

Una serie que lo tiene todo para triunfar. Viene del creador de ‘Vis a Vis’, que en su día ya fue un pelotazo, se compone de un elenco entre actores conocidos y desconocidos, tiene una buena y reconocible fotografía destacando el color rojo, (como el amarillo de Vis a Vis), y una banda sonora y montaje muy llamativos. Su trama cuenta con un final cerrado, pero bien podría atraparnos en una segunda temporada con un nuevo hilo argumental o un spin-off centrado en alguno de sus personajes. 

¿Y cuales son los ingredientes que hacen que nos quedemos con ganas de más? Un protagonismo coral, con personalidades muy diferentes y bien coordinadas, problemas en el exterior que se mezclan con los del interior y un solo objetivo: quedarse encerrados hasta que el profesor diga que pueden salir con el dinero. ¿Lo conseguirán? Sí, haciendo mucho ruido, eso sí consiguen salir en algún momento.

PUBLICIDAD

¿Y cómo será el final? Todo apunta a que tendrá un ritmo combinado, lento y rápido, muchos disparos, demasiada incertidumbre. Antes habrán tenido algo más que palabras la inspectora y el profesor, que seguirá viendo a su compañero Ángel como lo que es para ella, un amigo y compañero de trabajo. Río y Tokio dejarán su relación, mientras que la de Moscú y su hijo se fortalecerá. Sin embargo, parece que Mónica y Arturo tendrán el hijo que esperan pero acabarán por tomar caminos diferentes en su vida.

Las audiencias han caído ligeramente a lo largo de los capítulos, pero esperemos que remonten. No obtiene malas cifras pero se merece mayor respaldo y me parece que todavía tiene mucho potencial que ofrecernos. A partir de ahora los capítulos van a llevar un ritmo mucho más rápido y al espectador, en este tipo de historias, todavía le atrapa más.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD