PUBLICIDAD
Actualidad

Lucía Pariente regresará a ‘Supervivientes’ como fantasma del presente

La madre de Alba Carrillo convivirá con el desterrado en la casa del árbol tras la «fallida» visita de Oriana.

‘Supervivientes 2017’ sorprendía la semana pasada anunciando un nuevo giro de tuerca para alimentar las últimas semanas de concurso: el desterrado de la casa del árbol conviviría con tres fantasmas, uno del pasado (antiguo concursante), uno del presente (un concursante de esta edición) y uno del futuro (un concursante de la próxima edición).

PUBLICIDAD

Si el fantasma del pasado fue Oriana, quien ha tenido que abandonar antes de tiempo su aventura en Honduras a causa de un ataque de ansiedad; este domingo descubrimos durante ‘Supervivientes: Conexión Honduras’ el nombre del fantasma del pasado: Lucía Pariente.

Así, la madre de Alba Carrillo volverá a Honduras después de haber abandonado el concurso tras haber ganado a Leticia Sabater después de que ambas quedaran como únicas concursantes de esta edición que se disputaban el puesto de «fantasma del presente». Ahora Lucía convivirá a partir del jueves con el desterrado de la casa del árbol (que saldrá entre Kiko y el expulsado de la semana que podría ser Juan Miguel, Paola o su hija Alba).

PUBLICIDAD

Oriana abandona por un ataque de ansiedad

Por su parte, Oriana, la «fantasma del pasado» ha tenido que abandonar la aventura antes de lo previsto. Si en su edición la venezolana no aguantó más de tres días en la isla, ahora ha tenido que abandonar repentinamente por un ataque de ansiedad.

Oriana había conseguido superar sus problemas con Kiko y estaban empezando a llevarse bien después de que ambos coincidieran en ‘Mujeres, hombres y viceversa’ y se llevaran a rabiar. Sin embargo, el ataque de ansiedad de Oriana ha hecho que la buena relación que estaban teniendo en los últimos días se haya truncado.

PUBLICIDAD

«No he madurado, soy una niñata de mierda. No quiero estar aquí. Tengo ansiedad. No es un capricho, es que no puedo, tengo fobia», comentó Oriana. «No quiero estar aquí ni un minuto más, por favor, no puedo», le suplicaba la joven a la psicóloga. Finalmente, la ex-tronista decidía abandonar su aventura: «Yo estoy hecha para trabajar en un plató, pero no estoy hecha para la naturaleza. Llevo tres años ya encerrada haciendo putos realities, no puedo más«.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD