PUBLICIDAD
OpiniónPortada

‘Perdóname, Señor’, una mezcolanza de factores de éxito que se queda a medio gas

Telecinco estrena este miércoles su nueva miniserie protagonizada por Paz Vega, Stany Coppet y Jesús Castro.

Telecinco estrena esta noche ‘Perdóname, señor’, su nueva miniserie que viene a ocupar el hueco que dejó hace unas semanas ‘Sé quién eres’, un producto brillante que recuperó la apuesta por la ficción de calidad en la cadena de Mediaset y que ahora intentarán seguir con esta miniserie de ocho episodios cuya trama ya está muy vista.

PUBLICIDAD

El principal problema que tiene ‘Perdóname, señor’ es que no aporta nada nuevo a la ficción en España. La miniserie producida por Frank Ariza (‘Dreamland’, ‘Yo quisiera’) bebe de otros productos de éxito de la factoría Mediaset como «El niño», ‘Sin tetas no hay paraíso’ y ‘El Príncipe’. Eso quizás no es malo, el problema es que la mescolanza se queda a medio camino y eso puede jugar en su contra.

¿Y por qué recordará a esos tres otros productos? El comienzo con un desembarco de la droga y persecución policial por tierra y aire recordará muy mucho a «El Niño» y más con Jesús Castro haciendo el mismo papel que hizo en la película y es que Jesús Castro sigue siendo Jesús Castro (juzguen ustedes si eso es bueno o no). A ‘El príncipe’ recordará por volver a ver a Stanny Coppet haciendo de malo y de «capo» de la droga y por tener de nuevo un amor imposible como en la ficción que protagonizaron Álex González e Hiba Abouk. Finalmente, ‘Perdóname, Señor’ recordará a la célebre ‘Sin tetas no hay paraíso’ gracias al personaje de Andrea Duro, que al más puro estilo de La Jessi regenta un club donde el placer y los negocios se juntan.

PUBLICIDAD

Asimismo, el esquema principal es el mismo que en la citada película y en las series que ya emitió Telecinco: dos bandos de narcotraficantes enfrentados, la hija de guardia civil que se enamora del chico malo y todo ello culminado con la investigación policial. La gran novedad de la ficción es que incluye a una monja como personaje principal, lo cual levantará mucha polémica entre las congregaciones y asociaciones religiosas ya sólo con el cartel promocional en el que aparece Sor Lucía (Paz Vega) vestida de monja y con una pistola en la mano.

Interpretaciones dispares

En el trío protagonista nos encontramos a tres actores que se encuentran en sitios muy dispares en lo que a interpretación se refiere. Por un lado, Paz Vega regresa a la televisión con este papel de monja que regresa a su ciudad natal para reencontrarse con sus raíces y resolver temas importantes pero que se encuentra con un Barbate azotado por la delincuencia y las drogas; que no termina de despuntar y en el que no demuestra toda su calidad interpretativa. En cuanto a Jesús Castro creo que ya lo hemos dicho anteriormente sigue siendo el mismo «actor» que cuando empezó en «El Niño».

PUBLICIDAD

Por contra, Stanny Coppet sigue demostrando que pese a su acento francés puede labrarse una carrera como actor en España porque es un gran intérprete para meterse en papeles de «hijo de puta». Su gran lastre en este papel es que su Bruno recordará mucho al malísimo Khaled de ‘El Príncipe’.

Sin embargo, en ‘Perdóname Señor’ nos encontramos con caras potentes que levantan la serie sólo con su presencia. Es el caso de Antonio de la Torre, quién hará una breve colaboración, pero que pese a que aparece poco es un placer verle en TV. Otra que despunta y mucho es Estefanía de los Santos, quien intentará poner el toque de humor en una serie con un ritmo trepidante en el que la acción y el romanticismo irán de la mano.

Dos actores que prometen mucho son los que hacen de guardia civil. Tanto José Manuel Seda como Silvia Marty demuestran en el capítulo piloto que sus personajes darán juego y ellos están para dar un equilibrio actoral y la ficción no sea un despropósito.

La gran sorpresa la encontraremos precisamente en los actores más jóvenes pues hay que destacar que Diego Domínguez, el niño del «Chachi Piruli» de Eurojunior y Christian Sánchez (‘Dreamland’, ‘Yo quisiera’) hacen un buen trabajo como miembros de la banda de narcotraficantes de Rafa (Jesús Castro).

Las localizaciones, la gran baza de la serie

Sin duda, el gran acierto de la miniserie son sus localizaciones. Barbate jugará un papel esencial en ‘Perdóname, Señor’, formando parte de ella como otro personaje. Como ya se aprecia en las promos, la serie cuenta con una buena fotografía y un paisaje lleno de luz en una serie con tantas sombras.

‘Perdóname Señor’ continúa el camino de otras ficciones en la que los principales escenarios son naturales, que en este caso se sitúan en impresionantes enclaves naturales y urbanos situados a ambos lados del Estrecho de Gibraltar. Así, aparecen el casco urbano de Barbate, Zahara de los Atunes, Caños de Meca, Zahora, el Faro de Trafalgar y hasta Tánger.

 

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD