PUBLICIDAD
Actualidad

La negligencia médica que llevó a Rosa López a perder su voz

La cantante visitó a Bertín en ‘Mi casa es la tuya’ y habló por primera vez de los motivos que la llevaron a perder su voz.

Rosa López visitó este miércoles a Bertín Osborne en ‘Mi casa es la tuya’ junto a su madre. La ganadora de la primera edición de ‘Operación Triunfo’ se abrió en canal al presentador y desveló por primera vez algunas cosas que hasta entonces no había contado nunca como los motivos que la llevaron a perder la voz.

PUBLICIDAD

Y es que todo el mundo habló hace años de lo que le había sucedido a Rosa, pero hasta este miércoles ella no había hablado del tema. La cantante rompió su silencio para aclarar que fue una negligencia médica la que le pudo llevar a terminar su carrera como cantante apenas unos meses después de salir de la academia de ‘Operación Triunfo’.

Tal y como contó Rosa todo empezó cuando una chica que pertenecía a su equipo le preguntó si se encontraba bien porque la notaba algo raro. «Tenía una gira tremenda y mi voz estaba preparada, pero hubo un día que, yo no sé por qué, una chavala no paraba de preguntarme si estaba bien. Ella tenía miedo a que fallara y se empeñó que estaba mal y que, por cojones, quería traer a un médico, que no era ni médico, o sí, yo no sabía», relató.

PUBLICIDAD

Finalmente, la chica le llevó un médico al camerino y allí la pincharon algo que provocaría después su afonía. «Vino al camerino y me miró las cuerdas vocales con una lupa de dentista, y me acojoné cuando abrió el maletín y veo una jeringuilla con un bote azul y blanco», contó entre lágrimas López.

A partir de ahí nada fue como hasta entonces: «Me inyectaron la jeringuilla en el culo, y desde entonces en el tercer concierto me asfixiaba, tanto que detrás del escenario me quedé inconsciente«.

PUBLICIDAD

«Me tuvieron que operar las cuerdas vocales»

Rosa se mostró en todo momento dudosa de compartir lo que había pasado realmente pero finalmente decidió abrirse en canal y contarlo todo con el beneplácito de su madre Paca, que estaba presente. Desde aquel concierto en el que se asfixió, Rosa se aisló del mundanal ruido y estuvo durante ocho meses encerrada en su casa sin hablar más que con una pizarra.

En ese momento, Rosa estaba saliendo con un chico que era otorrino, y la artista le pidió consejo a su pareja, quien le comentó que «unas cuerdas vocales no se podían ver con una lupa de dentista«. Después de visitar a varios médicos y que ninguno se atreviera a operarla, finalmente fue su ex-pareja quién intervino: «me tuvieron que operar de las cuerdas vocales«.

Así, el hermano de Rosa comentó durante el programa que «Rosa venía de muchos médicos. Uno incluso le recetaba pastillas contra la depresión. Yo sabía que la situación iba a acabar en cirugía». Y es que al parecer había muchos intereses pues por aquel entonces Rosa era la artista más importante de nuestro país.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD