PUBLICIDAD
AudienciasPortada

La crítica de la semana: Ni te cases, ni te embarques

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS | Semana del 15 al 21 de mayo de 2017

PUBLICIDAD

Semana con muchos estrenos televisivos pero con pocas sorpresas agradables. Parece que la escasez de ideas sigue omnipresente en las parrillas y el riesgo está en peligro de extinción en los despachos de las cadenas.

Hay tal cantidad de talent shows y concursos musicales que a la mínima que algo chirría ya merecerían ser desterrados y desaparecer de nuestras vidas. Un ejemplo de ello es ‘Fantastic Duo’, del que alguien creyó que era el programa que todos estábamos esperando y que sumándose a la moda de los talents seguro sería bien recibido en nuestras vidas. Y no, no parece que la audiencia haya recibido con los brazos abiertos el nuevo programa de Nuria Roca que en su segunda semana descendía hasta un escueto 8,3% de share. Pese a una mecánica innovadora, el concurso cae en los erros habituales de La1, demasiado envoltorio para tan poco contenido. Artistas invitados que ya hace años que dejaron de sonar en la radio, un grupo de comentaristas que no entendemos muy bien qué papel desempeñan más allá de recrear una gala de fin de año y unos videos de presentación grabados de forma amateur que pretenden ser modernos pero que resultan del todo anodinos. Lo mejor: Nuria Roca, una presentadora desaprovechada por las cadenas  y que probablemente se embarcó en este proyecto por no tener nada más.

PUBLICIDAD

La misma noche en que ‘Fantastic Duo’ desafinaba en La1, en LaSexta se estrenaba ‘La Isla”, un reality de supervivencia protagonizado exclusivamente por hombres. Hace falta remarcar que el casting está formado solo por hombres para entender el factor que me produce más sentimientos encontrados: por una parte perdemos el siempre necesario y rico en matices rol femenino y por otra tenemos la oportunidad de ver como se desenvuelven los varones sin la presencia femenina. Puede resultar un experimento sociológico interesante para observar el comportamiento masculino en situaciones extremas o puede ser la constatación de que el mundo sería muy triste sin la presencia de las mujeres. En todo caso, el primer programa del reality tuvo un buen ritmo y no dejó espacio para el bostezo, aunque los recursos técnicos y la factura visual no consiguieron trasladarnos a una isla del pacífico sino que parecía que estuviésemos en un monte de Albacete. El programa arrancaba con buen pie y lograba un notable 8,5% de share, quedándose muy cerca de la final de ‘Top Chef’ que tuvo que conformarse con un 13,2%.

Una boda es el punto de partida de una de las películas españolas más vistas de la historia, “Ocho apellidos catalanes” brillaba en la noche del viernes con un estupendo 23,6% de share en Telecinco y más de cinco millones de espectadores si sumamos los espectadores de Cuatro.  Si bien la primera parte de esta comedia tenía cierta gracia y las interpretaciones de Rovira, Machi y Elejalde solventaban a la perfección la papeleta, la segunda entrega roza lo infumable. Clara Lago que tendría que ser la novia de España termina resultando odiosa, el guión parece escrito por Arévalo y Bertín Osborne y la mordacidad de los tópicos de la primera parte pierde en esta toda su frescura. En todo caso, más allá del contenido, buena jugada de Telecinco programando las dos entregas de los  “8  apellidos”  de forma consecutiva, mellando una semana más la edición anónima de ‘Tu cara me suena’ que descendía hasta un 15,6%.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD