PUBLICIDAD
EntrevistasPortada

Úrsula Corberó: «Ya era hora que me dieran un papel más macarra»

La actriz deja atrás los papeles de pija y debuta en una serie de acción con ‘La casa de papel’.

Úrsula Corberó da un paso más allá en su carrera y deja atrás los papeles de «niña pija» que le han dado hasta ahora para meterse en la piel de un personaje mucho más oscuro con muchas aristas y con un toque de «Kill Bill». La actriz es una de las grandes protagonistas de ‘La casa de Papel’, la nueva serie de Antena 3 que se estrena el martes a las 22.40 horas tras la semifinal de Champions entre el Real Madrid y el Atleti.

PUBLICIDAD

¿Cómo te sientes con un personaje como Tokio?

Úrsula Corberó: No hay día que me levante que no agradezca estar en esta serie, y adoro a mis compañeros de rodaje. Me encanta estar con todos ellos. Con Tokio he tenido una conexión especial, nunca me había pasado, sobre todo porque nunca habían confiado en mí para hacer un personaje tan potente y tan cañero.

PUBLICIDAD

Hemos visto mucha acción y eso es algo nuevo para ti…

U.C.: Sí, es verdad. Es la primera vez que estoy en un proyecto de tanta acción. El tema de las armas es algo especial, ya que no solo requiere de energía física. Las armas pesan mucho, y estar con un MP5 colgado, aunque sea ficticio, cuesta lo suyo.

PUBLICIDAD

¿Qué pensaste cuándo te cogieron para hacer un personaje como este?

U.C.: Yo me sorprendí mucho cuando hice el casting. La verdad es que salí muy contenta con la prueba porque hasta ahora yo había hecho mucha comedia y es cierto que es lo que más va con mi forma de ser pero también echaba en falta un papel así en mi carrera. Cuando hice la prueba y luego me llamaron me plantée si sería capaz de hacerlo porque hasta ahora sólo me daban personajes de niña rica y yo en el fondo soy muy macarra (risas).

¿Por qué crees que sólo te daban personajes así?

U.C.: Me gusta ponerme guapa y eso hace que tenga una imagen de chica mona y fina, pero mis amigos siempre me dicen: ‘¿por qué te dan siempre el papel de pija si tú eres una macarra?’. En el papel de delincuente me siento muy a gusto y en ‘La Casa de Papel’ todo está muy bien escogido para que nos sintamos poderosos.

Parte de ese poder te lo da tener un arma, ¿cómo ha sido la experiencia?

U.C.: Al principio me sentía como un pato ‘mareao’. Fuimos a hacer pruebas de tiro y me temblaban las piernas e incluso terminé matando a la rehén (risas). que más me ha sorprendido de todo ha sido el manejo de la pistola, sobre todo cuando disparas. Con el rifle, como lo apoyas en el pecho, te ayuda un poco, pero con la pistola, y con mi brazo pequeño y delgado, cuando disparas, el impulso te echa para atrás. La sensación de tener un arma es muy emocionante. Es adrenalina pura, pero también te infunde miedo y respeto.

¿Ha sido lo más duro de meterte en el personaje de Tokio?

U.C.: Bueno digamos que lo más duro ha sido el cambio de registro. Pero Jesús Colmenar, el director que es un crack, me ha dado muchísima seguridad porque él tiene las ideas muy claras. Nunca había hecho un personaje así y no sabía mucho de él. Al principio estaba un poco en tierra de nadie, aunque tenía la sensación de que estaba haciendo algo muy guay. ¡Es que yo estoy un poco loca!

El estilo de Tokio es muy «Kill Bill», ¿qué referencias has tomado para prepararte el papel?

U.C.: Mi gran referente ha sido Mallory Knox (Juliette Lewis) en ‘Asesinos Natos’. Lleve las referencias a vestuario porque me gustaba mucho. Estamos haciendo algo tan rompedor y tan cinematográfico, que era importante darle a los personajes una personalidad a través del pelo, el maquillaje y el vestuario.

¿Qué más nos puedes contar sobre tu personaje?

U.C.: Que es un personaje con muchas aristas, que no ha tenido una vida fácil y que se le va la olla. Viene de una familia muy humilde con una infancia dura, y como nunca se ha permitido caer, no tiene ni una pizca de paciencia, salvo con Río (Miguel Herranz), que le roba el corazón desde el minuto uno. Tiene un punto fatalista que a mí me gusta porque la vida no es perfecta.

Hemos visto que su talón de Aquiles son los hombres…

U.C.: A ella lo que le pasa es que conoció a un hombre a los 17 años, se enamoró de un chico que lleva una vida heavy, pero emocionante, y al que luego mataron en un atraco y eso la marcará de por vida en su relación con los hombres. En el fondo Tokio es un poco como yo: aventurera y que necesita emociones fuertes en la vida como estoy teniendo yo ahora con ‘La casa de papel’.

El público objetivo de ‘La casa de papel’ es indudablemente masculino pero sin embargo las mujeres tenéis mucho poder…

U.C.: Aquí las mujeres son las que parten el bacalao y ya era hora. Al fin y al cabo, ‘La Casa de Papel’ simplemente refleja la realidad. Las mujeres somos capaces de mucho y si nos han infravalorado durante tanto tiempo era porque los mismos hombres sabían el poder que teníamos.

¿Por qué crees que ha costado tanto que las mujeres tengan papeles a su altura en la ficción?

U.C.: Es indudable que ahora se está produciendo un fenómeno en el que la mujer tiene mucho poder e importancia, pero tenemos que ser conscientes de que todavía queda mucho por hacer y mucho por resolver. La mujer todavía no es tratada como al hombre.

 

 

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD