PUBLICIDAD
Actualidad

La morena Lydia Lozano “horroriza” a ‘Sálvame’

La colaboradora de ‘Sálvame’ ha sido la famosa del ‘Cámbiame VIP’ de este viernes y ha vivido un cambio realizado por Pelayo Díaz de rubia a morena que no ha convencido a sus compañeros del magazine de tarde de Telecinco.

En un principio, era Toya Cassinello (‘¿Quién quiere casarse con mi hijo’?) quién se subía a la pasarela y conseguía llegar hasta el final y Cristina y Pelayo se disputaban el cambio a la famosa madre de José Luis de la primera edición del dating show de Cuatro; sin embargo, un problema de salud impedía que Toya continuara con la grabación de su cambio, de modo que la propia Carlota Corredera hacía una llamada para buscar una sustituta: Lydia Lozano.

PUBLICIDAD

Y es que son muchos años los que los colaboradores de ‘Sálvame’ llevan diciéndole a su compañera que necesitaba un cambio de look. Finalmente, Lozano ha aceptado someterse al ‘Cámbiame VIP’ que le tenía preparado Pelayo Díaz. El estilista y la colaboradora se fueron de compras al barrio de Salamanca y tras ver el primer look con el que se dio a conocer Lozano en Telecinco llegaba el gran momento: el del cambio. Lydia sólo ponía una condición: “no quiero que me toquéis el pelo“.

Finalmente, Pelayo ha sorprendido a todos con el cambio de la colaboradora más llorona de ‘Sálvame’: Lydia Lozano aparecía de morena, con una falda ajustada, un escotazo que llamaba mucho la atención y con tacones. “Tienes unos pechos maravillosos“, le confesaba una Cristina Rodríguez entusiasmada con el cambio.

PUBLICIDAD

Me recuerda un poco a los años 50 del cine, y me encanta, pero el pelo moreno creo que endurece mucho mi imagen“, afirmaba la periodista tras verse en el espejo. Pese a ello, Lozano se ha mostrado feliz con su cambio y pedía si podía volver cada tres meses al espacio.

PUBLICIDAD

“Le va a durar tres horas”

Y como no podía ser de otra forma, Lydia Lozano se iba a ver sometida al juicio de sus compañeros de ‘Sálvame’. Así, Belén Esteban le decía que “se lo va a quitar porque no es su punto“, algo en lo que estaba de acuerdo Gema López que consideraba que “le va a durar tres horas“. Por su parte, Kiko Matamoros confesaba que “tiene su punto, pero se siente más a gusto en su estilo de misa de doce“. Finalmente, era Mila Ximénez la única que apoyaba el cambio al creer que “Le rejuvenece“.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD