PUBLICIDAD
AudienciasPortada

La crítica de la semana | Inocencia interrumpida

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS | Semana del 10 al 16 de abril de 2017

PUBLICIDAD

La televisión puede ser testigo del proceso que va de la inconsciencia de la inocencia a la cruda realidad que nos rodea. Niños, y no tan niños, son protagonistas de vivencias con alto voltaje emocional, y esta semana nos mostró algunos ejemplos de ello.

Sin tener muchas nociones al respecto, ‘Amores que duelen’ podría parecer un programa más de recreaciones morbosas. Sin embargo,  el pasado lunes, el programa presentado por Roberto Arce nos conmovía (a todos los que estábamos despiertos a esas horas) con la historia de Alba, una joven de 14 años asesinada por su ex pareja en la localidad leridana de Tàrrega. El programa tuvo que conformarse con un 11,9% de share, pero con este capítulo  nos demostró que su existencia puede tener una función social que no intuíamos los más escépticos. Testimonios reales se entremezclaron con la recreación de los hechos, sin caer en el morbo ni en el drama histriónico, con el único fin de ceñirse a la cruda realidad que representa esta lacra social. La madre de la víctima y sus amigos relataron lo acontecido con un aplomo cautivador, sin perder un ápice de emoción y conmoviendo al espectador con el relato de sus vivencias. Su visionado hiere en lo más hondo por la emoción de sus testimonios, pero a la vez indigna y conciencia sobre un mundo enfermo que convive con la muerte de los más indefensos. ’Amores que duelen’ merece un horario mejor en la parrilla de Telecinco para llegar a los entornos de potenciales víctimas de la violencia de género y para educar a una sociedad que sigue sin desinfectar a las generaciones más jóvenes del germen machista.

PUBLICIDAD

El pasado martes ‘La Voz Kids’ cambiaba de día para arrollar a la competencia, el programa presentado por Jesús Vázquez no tuvo rival y alcanzó un estratosférico 26,7% de share. Tras disputarse los viernes noche con ‘Tu cara no me suena todavía’, con su traslado al martes el talent show infantil demostró una vez más su fortaleza al lograr los datos cosechados en ediciones anteriores. Si bien es verdad que a Telecinco le urgía plantarle cara al formato de imitaciones de Antena 3, con la ubicación de ‘La Voz Kids’ en la noche del viernes se perdieron unos cuantos miles de espectadores por el camino. El choque  de trenes entre las dos cadenas supuso una fragmentación de la audiencia, propiciando que ninguno de los dos formatos brillara como antaño. A pesar de esta lucha de titanes,  parece que el público sigue ansioso de voces infantiles y el recibimiento que tuvo el programa en la noche del martes fue espectacular. ‘La Voz Kids’ es probablemente el talent musical más completo que existe en España: emoción, buenas voces y una mecánica endiablada configuran un espectáculo redondo en estos tiempos  en los que la originalidad televisiva brilla por su ausencia.

No solo los niños despertaron de su letargo esta semana, La Sexta mantiene su empeño por sacudir este país adormecido y el pasado domingo estrenaba ‘Malas compañías’. El programa sigue con la estela de los formatos a los que nos tiene acostumbrados la cadena verde, buena factura audiovisual acompañada del periodismo más mordaz que se puede ver actualmente en televisión. Cristina Pardo da el salto a la primera línea y debuta como conductora del nuevo espacio de La Sexta, manteniendo su fina ironía en todo lo alto para deleite de los espectadores. Probablemente ‘Malas compañías’ es una versión customizada del ‘Salvados’ de Évole, pero no por ello deja de ser entretenido y agradecido tener un programa más que destape la podredumbre política que nos rodea. Mientras lo hagan bien, cada uno a los suyo, en Telecinco tienen los mejores realitys y en La Sexta los mejores formatos de entretenimiento político-social.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD