EntrevistasPortadaVídeos

Apúntalo en la agenda: Guillermo Campra

PUBLICIDAD

Guillermo Campra nacía el el 11 de marzo de 1997. Se cumplen ahora 20 años pero eso no quita que ya con tan solo 4 años el joven actor comenzara a aparecer en la pequeña pantalla para anuncios como el de Colacao. El actor barcelonés se mudaría muy pronto a la capital por motivo de trabajo y es que en 2008 protagonizaba su primera película, “Carlitos y el campo de los sueños”, con apenas 11 años.

“Fue lo que marcó un antes y un después en mi vida porque ahí realmente decidí lo que quería hacer… quería pasar el resto de mi vida rodeado de gente que me enseñara a crecer como actor y dejé toda mi vida atrás por la oportunidad que me brindó esta película”.

En total, ocho tatuajes tiñen su cuerpo pero son suyos, le gusta saber que los tiene sin presumir de ellos. El más importante es ese que dice la grandeza nace de lo pequeño decorado con una pluma de la mítica ‘Águila Roja’.

Su reciente participación en televisión (‘iFamily’)

Apenas unos meses después del final de la serie de La 1, el actor ha reaparecido hace unas semanas en la nueva serie de TVE, ‘iFamily’. “No todo el mundo tiene la suerte de terminar un trabajo y poder enganchar justo con uno diferente” comenta el actor. A pesar de ser una pequeña participación, dice que se ha encontrado a gusto con su personaje y que no se ha cerrado. Le gusta sobre todo su papel porque cambia de estilo, al hacer de matón después de muchos años interpretando a un rebelde pero bonachón Alonso de Montalvo.

PUBLICIDAD

En 2012 hacía una pequeña aparición en la mítica ‘Aída’ de Telecinco interpretando a Lolo, amigo de Aídita. Nos dejaba momentazos como el vivido con el personaje de Miren Ibarguren, Soraya. Pero incluso más pequeño y antes de ‘Águila Roja’ le podíamos ver en pequeños flashbacks en la exitosa serie de Antena 3, ‘El Internado’, interpretando a Samuel Espí, personaje interpretado también por Luis Merlo.

“Es verdad que he perdido el contacto con Patrick Criado, pero por trabajo. Se merece dónde está llegando”

Si hay alguien especial para Guilleremo en el elenco de ‘Águila Roja’ es sin duda Patrick Criado. Su amistad viene incluso de antes de la serie y es que ambos actores coincidían en la película “Carlitos y el campo de los sueños” en papeles antagonistas, curiosamente. “Yo llegué al rodaje ya conociendo a Patrick, que era amigo mio, y fue muy divertido todo”.

Sin embargo, mucha gente le pregunta si ya no son amigos, si ha habido un distanciamiento entre ambos, a lo que contesta tajantemente: “Para mí, ver dónde está ahora mismo, me alegra. Se lo merece muchísimo. Es un actor como la copa de un pino aunque es verdad que he perdido el contacto con él, pero por trabajo, no porque no seamos amigos. Me parece una bellísima persona“.

Sus tres grandes pasiones y un sueño muerto

El fútbol, las motos y la interpretación han sido y son sus tres grandes pasiones pero la que se ha mantenido firme a lo largo de los años ha sido la última. Guillermo comenta cómo los jugadores de los equipos contrarios le felicitaban al acabar los partidos, “cuando jugaba al fútbol en Barcelona, el seleccionador del Barça y el Espanyol me venían a ver”.

Las motos es otra de sus aficiones, especialmente cuando era pequeño. Tenía dos motos: una de enduro y otra de trial y aunque no llegó a competir, todos los fines de semana se escapaba con su moto a un circuito cerca de su casa.

“Acabé muy agobiado con los estudios durante la etapa de Águila Roja”

Una de las cosas más duras que el actor vivió en los años de emisión de ‘Águila Roja’ fue el tema de los estudios en el instituto. “Lo pasaba mal, llegaba muy cansado a casa y hay veces que te gustaría que entendiesen que no pude hacer los deberes porque estaba trabajando. Eso no quita que la educación sea algo esencial” recalca el actor.

Con su padre en la ficción, David Janer, tuvo también momentos memorables. Recuerda esa escena en la que David le propinaba un guantazo por exigencias del guion, aunque fue demasiado real. “Me entraron unas ganas de escupirle en la cara”, bromea Guillermo.

El actor nos comenta la curiosa situación que se vivía detrás de las cámaras: “En esa época estaba la sociedad dividida en clases. Nosotros éramos plebeyos y teníamso siempre ese grupito en el rodaje. No es que les tenga más cariño pero sí hemos compartido más momentos”.

¿Sería un buen Águila Roja, Guillermo Campra? ¡Jugamos!

Retamos a Guillermo Campra a ver si sería capaz de identificar a diferentes águilas rojas que él conoce. ¿Sabría reconocer a su hermana solo por los ojos? ¡Lo vemos!

“Vivir rodeado de cámaras ha hecho que me entre el gusto por hacer fotos”

A medida que fueron pasando los años y el actor se veía inmerso en rodajes, fue cogiendo admiración por las cámaras. “Vivir siempre rodeado de cámara ha hecho que me entre el gustillo por hacer sesiones de fotos, siempre llevo la cámara conmigo”.

Le gusta el deporte, esquiar y surfear, reflejar una vida sana en las redes sociales a pesar que sus fotos se caractericen por el fumar, “me parece que queda hasta elegante, pero es puro postureo”.

No solo detrás de las cámaras sino que Guillermo y sus amigos se han convertido en lo que se conoce hoy en día como instagramers influencers, modelos en las redes sociales, pero ¿sabría identificar los pies de foto que editan sus amigos? ¡Lo comprobamos!

¿Qué y a quién apunta en la agenda Guillermo Campra?

“Atrévete a soñar, arriésgate a cumplir” es la frase que apunta en la agenda el actor. “De las dos formas tiene sentido, es lanzarse de cabeza a por algo”.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.