PUBLICIDAD
Opinión

OPINIÓN | En busca del candidato perfecto para Eurovisión

Por Daniel Aragay.
Jurado de Operación Triunfo 2002 y coautor de la canción de Andorra de 2005.

Creo que España ha probado todas las formas habidas y por haber para encontrar la fórmula ideal
y elegir así a su representante de Eurovisión, estos métodos han ido desde la selección “digital”
que yo le digo, es decir, a dedo, hasta varios programas con diversos cantantes, a través de la
web de RTVE, redes sociales, mediante jurado, televoto, mixto, etc… llega un momento que uno
ya se cansa visto los resultados obtenidos.

PUBLICIDAD
Muchas veces las discográficas han marcado las agendas para el representante de Eurovision,
algunas veces con éxito pero otras con un rotundo fracaso como ya pasó con Lydia en 1998 con
la canción “No quiero escuchar” donde quedó última o con las Ketchup en 2006 con la canción
“Bloody Mary” quedando en el puesto 21 de 24, siendo la mayoría de veces una decisión unilateral
por parte de la discográfica dejando a los artistas sin ninguna opción de hacer algún cambio. Otras
veces las canciones han venido marcadas por las preferencias personales de directivos dentro del
ente público. Luego el sistema de votaciones, jurado, mixto o sólo televoto también tiene sus
cosas buenas y sus cosas malas aunque a mi parecer un sistema perfecto sería el formado por un
jurado de expertos junto con el televoto, teniendo este último un mayor protagonismo, pero para
que sea eficaz este televoto se deben de cumplir varias condiciones: primero que debe de ser un
programa con una audiencia muy grande que abarque el máximo número de generaciones para
así no enquistar ciertos estilos, también para que los grupos de fans de cierto artista se vean
minimizados ya que ese voto no es muy objetivo y la segunda condición que utilice un sistema de
votación que anime a la gente a usarlo, con un precio muy reducido y usando plataformas
adaptadas a todo el mundo: llamadas, mensajes de texto, internet, aplicaciones,… y sobretodo
que técnicamente puedan soportar la afluencia masiva de votos.Hay dos formas de afrontar una preselección: ir a ganar o ir con algo digno, que a veces pueden
ser antagonistas. Si elegimos la primera opción hay que dejar a un lado aquello que pueda gustar
en nuestro país pero en el resto de Europa no, y lo aplico a cualquier país participante en
Eurovision, esta opción nos puede suponer más stress y puede resultar frustraste no ganar o
quedar en una buena posición. Si elegimos ir con algo que dignifique a nuestro país tenemos que
ser conscientes que puede que quedemos últimos y si es así no deberíamos de preocuparnos.
RTVE siempre ha intentado ir a ganar, o al menos era lo que promocionaban. Un tema para ganar
debería de ser una canción que de forma transversal atraviese cualquier generación, idioma,
cultura, es por eso que muchos países optan por fórmulas que están funcionando en el mercado,
por eso muchas veces muchas canciones nos suenan familiares, como si las hubiéramos
escuchado antes, ya que incorporan estructuras, ritmos, instrumentos, acordes inspirados en
temas comerciales que como he dicho atraviesan de forma transversal todo el mundo.

Una de las preselecciones más locas que he vivido fue la que se celebró en 2007. La preselección
la llamaron “Misión Eurovision”, como asesores estaban Massiel y Mikel Herzog, puedo llegar a
entender a Mikel pero no a Massiel, los asesores a mi parecer deberían de ser entendidos en
música y que trabajen en ella día a día, ya que podrán saber que es lo que se vende, que es lo
que se escucha y no sólo en España sino en el resto de Europa. La forma para elegir al
representante a mi parecer fue totalmente esperpéntica, artistas cantando canciones ya editadas
para que el público seleccionara el artista y luego cada uno cantaría las 5 canciones
seleccionadas para Eurovision que ya habían sido seleccionadas anteriormente mediante la web
del programa y dos programas de TV. Luego hubieron problemas de sonido muy sospechosos.
Fue un espectáculo muy lamentable debido a la falta de profesionalidad de los que estaban detrás
de la producción de Misión Eurovision.

PUBLICIDAD

Al final ganaron D’Nash que contaban con un nutrido número de fans que les apoyaron en todo
momento y viendo los índices de audiencia que cosecharon estos programas cuya final sólo logró
un 14,3% su victoria a mi entender fue más debido a sus fans que a otro factor y no con eso les
quiero quitar mérito sino todo lo contrario.

Referente a la canción la música estuvo compuesta por los suecos Thomas G:son, también
compositor de la canción sueca ganadora de Eurovision en 2012 “Euphoria” y Andreas Rickstrand,
la letra de Tony Sánchez-Ohlsson y Rebeca Pous del Toro.

PUBLICIDAD

En 2008 el programa se llamaría “Salvemos Eurovision”, todo un despropósito porque la canción
elegida era una oda a todo lo contrario “Destrocemos Eurovision”. Ese año RTVE sufría un cambio
interno y la elección de la canción no la haría directamente Festivales sino un nuevo departamento
llamado nuevos formatos. El método que se eligió fue en una primera fase mediante MySpace y
luego una gala televisada entre los más votados. Este nuevo método no estuvo libre de polémica,
hubieron numerosos quejas de manipulación en los votos en MySpace sin contar los fallos
técnicos que sufría la red social seleccionada para dicho fin.

El programa de humor dirigido por Andreu Buenamente y que emitía La Sexta presentó una
candidatura encabezada por un personaje interpretado por el humorista David Fernández,
personaje que además logró un gran número de votos alcanzando la primera posición tanto en
MySpace como en el programa “Salvemos Eurovision”.

He de decir que ese año que formaba parte de la delegación Andorrana la delegación española
pasó completamente desapercibida, se tomaban los ensayos a broma así como las diferentes
invitaciones que recibían, ruedas de prensa, etc. Vista su actitud era de esperar que no merecían
ninguna consideración por parte de la prensa y fans allí asistentes.
En 2009 RTVE rebautizó su programa a “Eurovision 2009: El Retorno”, después de casi matar el
Eurofestival el año anterior. Ese año vuelven a usar la plataforma de MySpace aunque la votación
se haría desde la web de RTVE. Fue un formato un tanto esperpéntico aunque no tanto como el
año 2007.

Y llegamos al 2010, el programa se tituló “Destino eurovision: Destino oslo,¡Tu país te necesita!”,
ese año el sistema elegido no fue a través de MySpace sino directamente desde la página web de
RTVE, y como no, de nuevo no estuvo libre de polémica con la aceptación de la canción “Carol”
interpretada por John Cobra. Este cantante que logró colarse entre los finalistas gracias a una
campaña organizada por un foro en internet fue para mi una vergüenza siendo RTVE la máxima
responsable de este despropósito. Entiendo que la televisión pública aceptara las injerencias de
otros actores en la elección de los finalistas pero de aquí a permitir el esperpento que se vivió en
directo hay un gran trecho.

La fórmula OT funcionó bastante bien pero a día de hoy no entiendo como no usan métodos que
funcionan en otros países, siendo el sueco el más bien considerado, pero este, aunque no es
perfecto tiene unos ingredientes díficiles de encontrar en España. Primero, una audiéncia que
supera ampliamente el 30%, desde jóvenes a mayores ven el espectáculo cada año. Segundo la
antiguedad y es que este formato a pesar que durante los años ha sufrido algunos cambios, se
lleva realizando desde 1959, es toda una tradición nacional. Y tercero, la industria musical sueca
es una de las más importantes a nivel mundial habiendo exportado canciones por todo el mundo,
no sólo por artistas y grupos suecos como Ace of Base, Europe, Roxette, Robyn o Zara Larsson
sino compositores como Max Martin que ha trabajado para Backstreet Boys, Britney Spears, P!nk,
Katy Perry o Ariana Grande por poner algunos ejemplos.

Este año vamos a ver con que nos sorprende RTVE, yo no soy muy optimista no por la calidad de
las canciones sino por la calidad de la gala ya que casi siempre han habido problemas técnicos
(sonido deficiente, errores en la música, lineas saturadas, votos no computados, etc.). Cuando
RTVE se tome en serio desde el inicio la selección de canciones para Eurovisión, podremos por
fin tener esperanzas en ver a nuestro representante con opciones reales de ganar el Eurofestival,
mientras no pase eso, nos seguiran vendiendo humo con noticias falsas y como siempre
terminaremos enfadados viendo como quedamos en la cola en la clasificación.

Daniel Aragay fue jurado de Operación Triunfo en 2002 (Rosa López), coautor de la canción de Andorra de 2005, Durante varios años formó parte de la delegación andorrana de Eurovisión e invitado a las preselecciones de 2000 y 2001, y gran conocedor del funcionamiento por dentro del Festival, así como funcionan las delegaciones.

!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http’:’https’;if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+’://platform.twitter.com/widgets.js’;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD