PUBLICIDAD
Entrevistas

Aura Garrido: “Hemos tratado de no herir sensibilidades con ‘El padre de Caín'”

Aura Garrido se encuentra en un buen momento profesional. La actriz ha ganado el Premio Iris a Mejor Actriz por su papel en ‘El Ministerio del tiempo’, que empezará a rodar su tercera temporada en unos días y esta misma noche estrena ‘El padre de Caín en Telecinco, una miniserie sobre ETA en los años del plomo en la que ella es una de las protagonistas.

Aura nos concede una entrevista en exclusiva en la que nos habla de su personaje de Begoña, cómo ha sido trabajar junto a Quim Gutiérrez, cómo han tratado un tema tan escabroso como el que trata la serie y que siente al recibir nominaciones y premios por su trabajo últimamente. 

¿Cómo ha sido rodar ‘El padre de Caín’ teniendo en cuenta que está basada en hechos reales y trata un tema escabroso como es ETA en los años del plomo? 
Aura Garrido: Es muy delicado rodar algo así, pero nosotros hemos tratado de hacerlo con el máximo cariño y el máximo respeto. A mí el hecho de que Salvador Calvo estuviera de director me gustó mucho porque es un director muy delicado y cuidadoso y que intenta siempre darle una pluralidad de voces y no quedarse en una sola. Es un tema delicado y asusta hablar y ver algo así pero creo que es bonito e interesante intentar hablar de nuestra historia reciente y de nuestras heridas recientes porque nosotros al final contamos historias y es interesante hablar de nosotros. 

¿Qué pensaste cuando te dijeron que ibas a hacer de Begoña? 
A.G.: Me gustó mucho el personaje, era muy interesante y me parecía muy distinto a lo que había hecho hasta entonces que al final es lo que a mí me gusta el poder hacer cosas diferentes y tocar todos los palos. 
¿Qué nos puedes adelantar sobre esta Begoña de la serie? 
A.G.: Begoña es la dueña de una pensión donde recae Eloy cuando se va para Intxaurrondo. Es un personaje que está al margen de lo que está sucediendo a lo largo de toda la serie. Ella es la que le aporta un poco de luz a Eloy en ese lugar y en esa situación. Él deja a toda su familia en Madrid y está sólo y Begoña es como el apoyo que encuentra y los momentos de evasión. Cuando Eloy entra en la pensión es cómo si estuviera en su hogar, es lo más parecido a una casa y a un sitio seguro. 
¿Cómo definirías a tu personaje? ¿Qué destacarías de ella? 
A.G.: Su generosidad, su cariño y que es una persona que se da mucho a los demás y por eso le sirve de apoyo a Eloy. 
¿Cómo ha sido trabajar con Quim Gutiérrez? 
A.G.: Maravilloso. Yo casi todas las escenas de esta serie las he compartido con él y he vuelto a coincidir en una película este año (“La niebla y la doncella”) y es genial rodar con él. Me ha encantado trabajar con él, es un actor inmenso al que admiro mucho, es un compañero fantástico y es muy fácil trabajar con él. 
¿Qué destacarías de Quim? 
A.G.: Una de las cosas más maravillosas que tiene Quim es la profundidad con la que intenta acercarse a todos los personajes, desde dónde lo hace, intenta comprenderlos lo máximo posible y meterse en su mundo para concebirlo desde un sitio muy profundo y eso es lo que hace que sea un gran actor. 
En ‘El Padre de Caín’ formas un triángulo también con el personaje de Oona, ¿llegas a compartir escenas con ella? 
A.G.: No, con Oona no he podido coincidir lamentablemente porque es una actriz maravillosa que ha hecho ‘Juego de tronos’ y ‘Black Mirror’ y es un portento.  
¿Qué ingredientes crees que tiene ‘El padre de Caín’ para que pueda llamar la atención del espectador? 
A.G.: Yo creo que al final eso es algo muy personal pero al estar hablando de una historia que nos pilla muy cerca a todos pues es interesante conocerla y verla a través de una serie como esta. 
¿Crees que puede herir sensibilidades de gente que vivió aquella época muy de cerca o víctimas de ETA? 
A.G.: Es un tema delicado y todos hemos sido conscientes de ello y lo hablamos desde el principio del rodaje. Lo hemos intentado hacerlo con el mayor respeto posible y esperamos que sea bien recibido y que no hiera a nadie ni abra heridas. 
‘El padre de Caín’ se ha grabado en varias ciudades como Madrid, San Sebastián y en Asturias, ¿dónde has tenido ocasión de rodar tú? 
A.G.: Yo grabé prácticamente todo en Asturias. 

¿Cómo ha sido rodar en una tierra cómo es Asturias contando que no es habitual rodar fuera de Madrid? 
A.G.: Maravilloso porque soy una fanática de Asturias. Al final lo de viajar para rodar tiene mucho que ver con los presupuestos y con las necesidades del proyecto. Con los presupuestos que solemos manejar en la TV en España no suele dar para rodar fuera y al no ser que sea una necesidad del guión rodar en otro sitio si se puede, pues es mucho más barato hacerlo en una misma ciudad donde está todo el equipo. En este caso nosotros teníamos que rodar casi todo en el norte porque el clima es completamente diferente al de Madrid y teníamos que rodar además en invierno. 

¿Habéis tenido inclemencias climatológicas? 
A.G.: Necesitábamos rodar en un sitio oscuro, con frío y con lluvia porque la historia transcurre en Euskadi. Pero sí recuerdo una secuencia que lo pasamos muy mal por el viento porque estábamos rodando en un acantilado, era muy complicada emocionalmente para nosotros y teníamos que luchar contra el tiempo y el viento que hacía y nos costó mucho hacerlo. 
¿Hace cuánto tiempo que grabasteis la serie? 
A.G.: Un año y medio aproximadamente. 

¿Por qué crees que se ha tardado tanto en estrenarla? 
A.G.: No lo sé, yo soy actriz y eso es algo que se me escapa. Yo hago lo que puedo con los personajes que me dan y el resto ya no me incumbe a mí. 
¿Has podido ver ya la miniserie? 
A.G.: No, no he visto nada. La veré a la vez que los espectadores el martes y el miércoles. 
¿Sueles ver las series y las películas en las que trabajas? ¿Te gusta verte? 
A.G.: No me gusta verme pero lo hago. Veo las cosas sobre todo por ver el producto final y el trabajo de mis compañeros porque lo que es mi trabajo lo paso muy mal y creo que nunca voy a superar eso. 
¿Sueles hacerte autocrítica cuando te ves? 
A.G.: Mucísima, demasiada. 
¿Eres dura contigo misma? 
A.G.: Mucho, de hecho me lo dicen que suelo ser bastante exigente. 
No paras de recibir nominaciones y premios como el Iris por tu papel en ‘El ministerio del tiempo’, ¿por qué crees que está teniendo tanto éxito ese papel? 
A.G.: He tenido mucha suerte. Estoy encantada. 

¿Qué sientes al recibir estos premios? 
A.G.: Cuando recibes un premio es un honor y es muy bonito y gratificante, pero yo soy de las que piensan que hay que relativizarlo muchísimo e intento que no ocupe demasiado tiempo de mis pensamientos porque al final dependen de muchísimas cosas y suelen ser injustos por definición. Si pensase realmente que me lo merezco más que otra compañera sería estúpida. Es algo muy bonito recibirlo y que al final ayuda a la promoción de la serie o la película que al final nuestro trabajo es que lo que hacemos funcione y suelen ser también un empujón en una carrera que es muy complicada. 

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD