El Televisero

TVE estrena “La corona partida” el lunes 28 de noviembre

La 1 de TVE estrena el lunes 28 de noviembre, a las 22:50 horas “La
corona partida”, la película que une ‘Isabel’ y ‘Carlos’, protagonizada
por Rodolfo Sancho, Irene Escolar y Raúl Mérida. Este largometraje que
se vio en cines, ocupa así el hueco que deja ‘Olmos y Robles’ y se medirá a un nuevo capítulo de ‘Mar de Plástico’
en Antena 3 y de ‘La que se avecina’ en Telecinco entre otras ofertas.

“La corona partida” narra qué pasó entre la muerte de Isabel y la llegada a España de Carlos, Rey Emperador. Los fans de las dos series de Diagonal TV y los amantes de la Historia son testigos de los
grandes momentos de aquellos años convulsos: la llegada a Valladolid de
Juana y su marido y, por supuesto, el cortejo fúnebre de Felipe ‘El
Hermoso’.

Cuenta en su reparto con Rodolfo Sancho interpretando a Fernando ‘El Católico’. Junto a él, Irene Escolar y Raúl Mérida dan vida a Juana ‘La Loca’ y Felipe ‘El Hermoso’. Un triángulo familiar roto por la muerte de Isabel que peleará sin descanso por el poder, unos, y por el amor, ella.

Úrsula Corberó interpretan Margarita de Austria y Ramón Madaula, Jordi Diaz, Fernando Guillén Cuervo, Jacobo Dicenta y Eusebio Poncela habitan la corte para asesorar al rey. José Coronado es el encargado de dar vida Maximiliano de Austria. Y Silvia Alonso interpreta a la nueva esposa de Fernando ‘El Católico’, Germana de Foix.


En la dirección Jordi Frades, también director de Isabel, y guión de José Luis Martín. Frente al vestuario, el galardonado Pepe Reyes (2 Premios IRIS, director gala vestuario Gala Goya). Marcelo Pacheco, director artístico (2 Premios IRIS y 1 ATV) y la música de Federico Jusid (ganador de un Goya por El secreto de tus ojos) al frente de la banda sonora.

En la producción participaron más de 1.000 figurantes y 100 caballos. Y se rodó en espacios naturales: el castillo de Guadamur en Toledo, la Catedral de Brugos, la Iglesia de Santa María en Torrelaguna o el Palacio del Rincón, en Madrid. Además se recurrió a los efectos digitales para que todo encaje con el siglo XVI e, incluso, se utilizó un dron para tomar imágenes aéreas.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.