El Televisero

La crítica de la semana | Amores y libros y viceversa

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS | Semana del 14 al 20 de noviembre de 2016

Mientras los programas centrados en encontrar el amor saturan la parrilla televisiva los espacios dedicados a la literatura siguen buscando su sitio. Esta semana llegaron uno de cada, luchando por hacerse un hueco en un otoño de competencia salvaje.

Leer junto con ver la televisión es uno de los grandes placeres sencillos que nos ofrece la vida contemplativa. Coger un libro, abrirlo y proyectar su relato en nuestra cabeza es una experiencia única y personal solo comparable con el onanismo adolescente. Tras este alegato literario abramos la página de la semana televisiva con el recuerdo del estreno de ‘ConvénZeme’ en BeMad. El nuevo programa de Mercedes Milá es la oportunidad perfecta para compartir impresiones de todos aquellos que no encuentran en su entorno habitual a compañeros de experiencias literarias. El formato es sencillo; un individuo a través de sus vivencias personales recomienda y defenestra una obra literaria. Una forma entretenida de acercar la lectura al gran público que los sabios ya se han dedicado a criticar por considerar que los prescriptores anónimos no tienen entidad suficiente para juzgar un texto. Mira que he visto críticas absurdas en mi vida pero esta ya se lleva la palma; es como afirmar que la gente que es preguntada por la calle sobre actualidad política no tiene legitimidad para exponer sus argumentos. Con todo el programa tuvo un estreno bastante discreto, un 0,5% de share, que pese a superar con creces la media de la cadena se quedó algo escaso teniendo en cuenta la promoción de Mediaset y el peso de Mercedes Milá.
El segundo estreno de la semana llegó el martes por la noche a Cuatro, con algo nunca visto en la cadena, un dating show (programas de citas). El chicle no da para más y el público ya no responde con el entusiasmo vivido en los inicios del universo “tróspido”, el estreno de ‘Amores perros’ se conformaba con un preocupante 5,3% de share. La falta de ideas ya hace tiempo que resulta preocupante en la cadena, con el pretexto de encontrar el amor cualquier excusa es buena para reinventar un formato mil veces visto: jóvenes sin muchas luces buscando la pareja perfecta. El dating show por excelencia, o el más longevo, ‘Mujeres y hombres y viceversa’, también parece adolecer del desencanto de la audiencia. El programa matinal presentado por Emma García está viviendo sus horas más bajas. La final de Ana Anginas, gran apodo mejor persona, marcaba un escueto 12,4%, quedándose muy alejada de los datos cosechados por anteriores desenlaces de “tronistas”.
“Mujeres y hombres y viceversa’ es uno de los órganos vitales de Telecinco y una fuente inagotable de grandes talentos para la humanidad: Rafa Mora, Tamara Gorro, Orianna,… y un sinfín de eruditos a los que debemos delirantes momentos televisivos. El programa que tiene el honor de normalizar la figura de una presentadora espachurrada en una escalera fue capaz enervar a las masas cuando un suceso informativo alteraba la emisión del programa. Tal es la importancia del formato dentro de la cadena que este jueves decidieron enviar a Emma García y a dos de sus “tronistas” a la casa de ‘Gran Hermano’ para enseñar palmito, tampoco importaba mucho lo que contaran. No sabemos si se beneficiaron de los buenos datos cosechados esta semana por el reality de Telecinco que lideró cómodamente con un 20,7% de share. La batalla Adara vs Clara dio buenos resultados de audiencia pero con la expulsión de una de las dos quien más pierde es el programa. En este tramo final de edición los guionistas tendrán que devanarse los sesos o empacharnos de historias de amor para no matar una casa ya de por sí bastante adormecida.
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.