El Televisero

AVANCE | Fernando, Vlad y Luis se reencontrarán en la cárcel y uno de ellos aparecerá muerto, en ‘Mar de Plástico’

Salva no cesa en su empeño de conquistar a Sol y se presentará ante su familia para pedir su mano.

Sólo quedan tres capítulos para conocer el final de ‘Mar de Plástico’. Este lunes la ficción emitirá en prime time su antepenúltimo episodio. Ya queda poco para descubrir la identidad del asesino del martillo. Vlad ha sido detenido y todos los medios se hacen eco del asunto. Sin embargo, Héctor recuerda a sus compañeros que la muerte de Marta sigue sin encajar. 
Con todas las sospechas puestas sobre él, Vlad informa a los investigadores de que en su casa hay una cámara oculta que puede servir de coartada para demostrar su inocencia. Mientras tanto, en la cárcel , Fernando se instala en su nueva celda. Cuando cree que por fin su estancia en prisión puede mejorar se acerca el alférez Luis para prometerle que le amargará la existencia por lo que le hizo a su mujer.
Por si esto fuera poco, Fernando y Luis ven llegar a su nuevo compañero… Vlad, con quien parecen tener sus rencillas personales. Poco más tarde, uno de los tres aparece muerto. Una vez más, el asesino del martillo actúa. Paralelamente, Pablo se encuentra atados de pies y manos y semidesnudo, atormentado con una música a todo volumen que le mantiene despierto. Lo acusan de traidor.
Mientras tanto, Asunción va a ver a Rueda, al que le pide dinero para la fianza de su hija. Él aceptará, pero será Pilar la que reproche a su madre haberse vendido. Pero Rueda tiene otras ocupaciones prioritarias: sabe que Kaled es el chivato e intentará cobrarle la traición.
Salva, por su parte, está decidido a conquistar el corazón de Sol. Pero, además de las costumbres gitanas, se encontrará un nuevo obstáculo: Rafael, un chico gitano, pide el permiso la familia para poder salir con ella. Ambas familias aceptan encantadas. Será la propia Sol quien rechace la oferta. Ante esta situación, Salva también acudirá ante la familia para pedir permiso para poderla rondar.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.