El Televisero

OPINIÓN | Telemadrid vuelve a las calles y recupera su esencia

 Por Alberto Madrid.  

Diciembre de 2012, un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) obliga al cese de emisiones de un veterano programa de Telemadrid, ‘Mi cámara y yo’. Durante los meses siguientes a este cese, la cadena de Ciudad de la Imagen emitió de manera continua reposiciones de este emblema del periodismo nacional y del que nacieron otros espacios a nivel nacional como ‘Callejeros’ y ‘Comando actualidad’. Sin embargo, el pasado lunes, sin apenas mucha promoción, reapareció tras 4 años uno de los formatos preferidos por los madrileños, el programa de la calle por excelencia.

Precedido por ‘Reporteros 360’, que recuerda mucho a ‘Mi cámara y yo’, la Telemadrid auténtica volvía a nuestras pantallas, completando así la renovación de la cadena que comenzó con la etapa de Alipio Gutiérrez al frente de los servicios informativos. Esta vuelta al reporterismo, era una demanda histórica de los telespectadores que se veían excluidos del modelo de televisión que primaba desde 2003.
En el estreno de los reporteros de la cadena, se trató un tema de gran interés actualmente, el de la ocupación de inmuebles. Tras la crisis económica que atraviesa nuestro país, se han multiplicado el número de casos de ocupaciones ilegales en la Comunidad. Tanto es así, que algunos de los edificios han contratado seguridad privada para evitar el llamado “portazo” que las mafias facilitan a los inquilinos ilegales. Una situación de la que algunas organizaciones mafiosas o de ideologías políticas extremas se están aprovechando dada la desesperación de la gente sin un techo donde dormir. El reportaje de servicio público denunciaba, tras muchos años de silencio en Telemadrid, una situación más común y desagradable de lo que muchos puedan creer. 
Acto seguido, ‘Mi cámara y yo’ llegaba a los televisores de los madrileños con un tema mucho más agradable. Titulado ‘Raro, raro’, los espectadores pudieron descubrir ciertos aspectos que desconocían de Madrid. Como el hecho de que haya más de 32 momias en nuestra ciudad, un cementerio en una rotonda de Villanueva de la Cañada o un restaurante de insectos en el Mercado Vallermoso, ¿estarían ustedes dispuestos a comerse unos chapulines al vapor?
Con estos dos estrenos, Telemadrid recupera su parte más reivindicativa y de servicio público que no consiguió con el polémico Cake Minuesa, cuya objetividad estuvo puesta en entredicho en más de una ocasión, tal es así que se le conocía como el “follonero de la derecha”. Poco a poco, la televisión de los madrileños y madrileñas vuelve a ser la que conocieron antes de 2003 pero, ¿volverán a disfrutar del tan ansiado entretenimiento como ya lo hacen los ciudadanos de TvCLM? ¿Se recuperarán formatos como el ‘Cyberclub’, ‘Con T de tarde’ o ‘Mamma Mía’?
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.