El Televisero

La crítica de la semana | Seducidos por el mal

ANÁLISIS DE AUDIENCIAS | Semana del 24 al 30 de octubre de 2016

Desconozco si los chicos buenos van al cielo y los malos a todas partes; lo que está claro es que en televisión la maldad vende. Esta semana no fue la excepción al demostrar una vez más la capacidad de atracción que despiertan los villanos en la pequeña pantalla.

La maldad llegó en forma de desembarco americano y por partida doble el lunes por la noche, dos ficciones con dos villanos a la cabeza pero con vilezas muy diferentes. Viola Davis y su equipo de aspirantes a abogados llegaron de forma un tanto discreta a las noches españolas, a pesar de ser un estreno multicanal ‘Cómo defender a un asesino’ se conformó con un escueto 5,8% de share en Cuatro y un 9,8% sumando todos los canales de Mediaset. Una ficción un tanto efectista pero con una rapidez en el montaje capaz de mantener al espectador pegado a la pantalla durante todo el capítulo. Para este enganche es imprescindible su protagonista, una abogada de dudosa ética profesional con unas malas artes bien entendidas y agradecidas por el espectador. Una Viola Davis que resulta hipnótica incluso doblada, una villana querida por la audiencia que sin embargo pasó de puntillas por Cuatro al verse ampliamente superada por ‘La que se avecina’ o ‘Mar de plástico’ en la noche del lunes.
Si la maldad de Viola Davis es bien recibida por el espectador la del villano de ‘The Walking Dead’ fue una de las experiencias audiovisuales más indigestas que he presenciado en mi vida. El estreno de su séptima temporada multiplicó la audiencia de Fox con un 2,1% de share y su capítulo más duro. Si la crudeza tuviera un nombre sería la del primer episodio de esta temporada, crueldad sin aliento ni esperanza para un espectador que sigue enganchado a una medicina tremendamente amarga. Seguro que hay alguna explicación psicológica para entender la extraña vinculación entre el ser humano y el consumo de experiencias dolorosas, en España somos expertos en masoquismo por eso seguiremos 4 años más con Mariano Rajoy al frente. La1 y LaSexta se beneficiaron el jueves y el sábado del debate de investidura consiguiendo que los matinales de Ana Rosa y Susanna Griso descendieran por debajo del 15% de share.
Con el paso de los años los espectadores españoles han sucumbido al poder del mal, si antes se premiaban las actitudes bondadosas y los personajes que huían del conflicto, ahora prima el espectáculo más allá de las buenas intenciones de los individuos. La no expulsión de Bárbara en ‘Gran Hermano 17´es el mejor ejemplo de madurez por parte de la audiencia, a pesar de que ninguno de nosotros la soportaríamos en nuestras casas ni la querríamos como esposa de nuestros hijos, seguimos apoyando su paso por el concurso por el efecto seductor de sus maldades. El reality presentado por Jorge Javier Vázquez sigue sin despuntar en audiencia pero esta semana se apuntaba un buen 19,7% de share con la gala del jueves, no lo tenía nada fácil al enfrentarse frontalmente a la despedida de ‘Aguila Roja’ en La1. El casting de este año empieza a dar sus frutos y el protagonismo se reparte entre varios de los concursantes, sin caer en la tedioso patrón de anteriores ediciones de cargar todo el peso del programa en un triángulo amoroso.
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.