El Televisero

La crítica de la semana | Su nombre me sabe a audiencia

ANÁLISIS
DE AUDIENCIAS 
| Semana del 19 al 25 de septiembre de 2016

Esta semana regresaron a nuestras pantallas tres de los mayores éxitos televisivos de los últimos años. Dos programas de entretenimiento y una ficción autonómica compartieron triunfo con la princesa de la audiencia.

Hay que remontarse al pleistoceno para encontrar una ficción catalana con los datos cosechados por ‘Merlí’ en TV3. La serie que pasó de puntillas por LaSexta, debido a un doblaje innecesario para un país que presume de riqueza lingüística, estrenó su segunda temporada con un demoledor 22,5 de share. Para aquellos que desconozcan el mercado televisivo de los reinos de Pujol y Ferrusola, ‘Merlí’ dobló esa noche la audiencia de ‘En la tuya o en la mía’ en Catalunya (11%), el manual de la buena esposa promovido por Bertín Osborne se vio superado por estos jóvenes deslenguados de la televisión pública catalana. Un profesor de filosofía y sus alumnos que representan un soplo de aire fresco en el panorama de las ficciones adolescentes, una ventana abierta al mundo real para una cadena autonómica demasiado correcta. Por fin un punto de transgresión (muy light) en TV3, los guiones huyendo de estereotipos trasnochados, dibujando personajes reales con contradicciones muy reconocibles por el espectador.
El miércoles llegó el talent musical más exitoso en España desde ‘Operación Triunfo’, la cuarta edición de ‘La Voz’ rompió audímetros el miércoles con un 28,7% de share. Se escribe rápido pero deberíamos levantarnos frente a este gran dato para un programa de entretenimiento en pleno 2016. Su secreto reside en una mecánica endiablada, que expone a los concursantes y al público a una incertidumbre compartida, y en una puesta en escena muy alejada de la típica gala casposa made in Spain. Este año ganamos con la vuelta de Melendi y con la humildad cargada de ingenio de Manuel Carrasco, dos artistas que no gustarán a todos pero que generan empatía en el espectáculo televisivo. Si en Telecinco tienen en ‘La Voz’ a su mayor cazador de audiencia en LaSexta deberían rendir pleitesía a Chicote. El cocinero volvía esta semana con datos paranormales para la cadena verde, un estupendo 11,1% y un 15,2% para la doble entrega de ‘Pesadilla en la cocina’. 
Los éxitos son impredecibles y los gustos de la audiencia variables, las historias son siempre las mismas y lo único que cambia con el paso de los años es la forma de contarlas. El éxito de ‘Sálvame’ sería inexplicable hace unos años, nadie sabría explicar en los 90 cómo un programa capaz de combinar un “homenaje” a Sigmund Freud con la persecución por las calles de Madrid de un joven disperso conseguiría liderar las tardes televisivas. El programa superaba esta semana en dos ocasiones el 20% de share con este menú degustación: un topo en la boda de los Matamoros, la vida alegre de José Fernando (el hijo de Ortega Cano) y la siempre resultona relación entre Belén Esteban y su ex representante. La princesa del pueblo volvía a sentarse en el ‘Deluxe’ para regalarle a su programa un estupendo 19,4%, demostrando una vez más que su vida es una fuente inagotable de generar billetes y que su espontaneidad controlada encuentra en ‘Sálvame’ su mejor plataforma de difusión.
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.