El Televisero

ESPECIAL | Expulsiones disciplinarias en 'Gran Hermano'

El jueves pasado Jorge Javier daba inicio a la gala de la actual edición de Gran Hermano con una grave noticia: Álvaro sería expulsado de la casa por decisión de la dirección del programa. Lo hacía por la puerta de atrás y rompiendo el espíritu del programa en el que la audiencia es la que decide quién y, sobre todo, cuándo se abandona la casa. El andaluz cruzó unos límites muy marcados por el programa, con la verbalización de unas frases (escudándose siempre en la broma, según él) en el que se jugaba con el maltrato animal y el machismo. Pero Álvaro no fue pionero en nada. Antes que él, varios concursante de Gran Hermano -y todas su variantes- se vieron relegados a abandonar el concurso por la puerta de atrás. Aquí están:
Carlos Navarro ‘El Yoyas’, Gran Hermano 2

Fue el primero en ser expulsado de la casa por parte de la directiva. La causa de ello fue una discusión con su pareja, Fayna, en la que se vieron retazos de agresividad en el comportamiento del concursante. A pesar de ello, Carlos consiguió hacerse un hueco en el mundo de la televisión durante muchos años y participó en programas como ‘Crónicas Marcianas’. Actualmente se dedica a la política y sigue junto a Fayna, con la que además de estar felizmente casado, es padre de dos hijos

.
Ana Toro, Gran Hermano 10

Ocho años tuvieron que pasar para que Gran Hermano decidiera expulsar a otro habitante. Ana fue la protagonista de la decisión  y su motivo fue mucho más ligero que el del anterior concursante: filtró información del exterior tras haber sido repescada. Está expulsión fue muy criticada, ya que no era la primera vez que esto pasaba y nadie hizo nada al respecto en anteriores ocasiones.

Gonzalo, Gran Hermano 11

Dos semanas fue lo que duró Gonzalo dentro de la casa más famosa. Sus carácter irascible y su agresión (involuntaria) a su compañera de concurso Pilar, fue el detonante para precipitar su salida. Una vez en plató, Mercedes Milá le espetó el haberse cargado la figura del concursante argentino dentro del reality, pues era un perfil que solía verse en la casa.

Indhria, Gran Hermano 11

Es, sin lugar a dudas, la salida forzosa más famosa de todas las ediciones del reality. Esta malagueña con raíces indias sufrió por amor e hizo sufrir a la audiencia a partes iguales, pues era la clara favorita para alzarse con el maletín en aquella época.  Y lo hubiera conseguido de no  ser por un vaso de agua. Indhira no podía disimular el ataque de celos que sentía al ver como Carol no había salido nominada como había planeado, y esto sumado la clara atracción que había entre ella y su amado Arturo, la hizo explotar en la habitación después de la gala. Tras lanzarle a su guapa enemiga un vaso de  agua con hielo y dedicarle un par de “zorras”, la potencial ganadora fue expulsada del concurso.

Arturo, Gran Hermano: El reencuentro

Su participación en Gran Hermano 11 y sus idas y venidas con Indhira le valieron para participar en esta variante en el que se reunían concursantes  de anteriores ediciones con cuentas pendientes. De compañera, como no, la malagueña con la que protagonizó varias escenas subidas de tono y a la que ni siquiera saludó a su entrada a la casa, escena que cambiaria poco después. Indhira y ‘el Delfín de Irún’ volvieron a ser uña y carne hasta que una discusión que acabo con la copa del vasco derramada sobre la comida de su compañera fue motivo suficiente para que el concursante saliera de la casa de forma temprana. Días después, ella abandonaba por su propio pie ya que sentía miedo de verse encerrada con antiguos enemigos.

Beatriz Rico, Gran Hermano: El reencuentro

Quizás su nombre así  no te suene en absoluto, pero si decimos Bea La Legionaria la cosa cambia. Emparejada con Nicki (¡¿ DÓNDE ESTÁN LOS PAPELES DE LA PAELLA?!) en la misma edición que Arturo e Indhira, la legionaria más famosa fue expulsada por una discusión muy acalorada con su compañera de encierro Melania (GH9). Esto reavivo el interés por ella, pues tras varios años sin saber mucho de su persona, fue concursante de la posterior edición de Supervivientes.

Julio el Feroz y Flor, Gran Hermano 12

Fue la primera expulsión disciplinaria en pareja y fue también la primera vez que se daba por un motivo como este: fingir una relación amorosa.  Ambos concursantes fueron pillados en la planificación de cómo escenificar una relación en el concurso y así llegar más lejos en el. Además, lo hacían de manera muy poco cuidadosa, pues se les llegó a ver sin pudor alguno en el jacuzzi hablando de cuándo sería la emisión de El Debate para crear contenido para él.

Rubén y Chari, El reencuentro: 10 años después

Después del éxito cosechado por la anterior edición, Mediaset realizó un nuevo giro de tuerca a la convivencia televisada: se reencontraría en la casa parejas de concursantes de los realities de mayor relevancia de su parrilla. Así, se vieron dentro antiguos participantes de Gran Hermano, La casa de tu vida, Supervivientes u Hotel Glam. Dentro de esta variopinta mezcla, Rubén y Chari de GH 12 resaltaron pero no de forma bastante positiva. Salieron por la puerta de atrás fruto de una discusión que acabo con toallazos y bofetadas de por medio, en un claro ejemplo de lo que es una relación tóxica y nada beneficiosa.

Chiqui Martí, El reencuentro: 10 años después

Parece ser que en  estas ediciones especiales  los abandonos forzados tienen que contarse en pareja, pues si en la anterior entrega Arturo y Bea fueron expulsados disciplinariamente, Chiqui Martí se unió a Rubén y Chari.  La bailarina erótica había participado en Supervivientes 2007, dónde a pesar de haber sido la primera expulsada, forjó una amistad muy fuerte con Sofía Cristo. Este era precisamente el motivo por el cual ambas entraban al concurso, para demostrar la fuerza de la amistad. Pero dicha demostración se vio truncada cuando Chiqui tuvo un encontronazo con Natalia (concursante de La Casa de Tu Vida)  en el que la pelirroja agarró fuertemente del brazo a su contrincante. Esto valió para que la dirección tildara el episodio de violento, y por lo tanto, expulsara a Martí de la casa.

Danny, Gran Hermano 14 
Otro caso parecido al de GH12. Danny entró en la casa no sin antes apalabrar con la revista Interviú un desnudo de su novia. Cuando la portada y la información salió a la luz, el concursante y su chica, que se encontraba dentro de la casa cumpliendo una misión, fueron rápidamente evacuados. Mercedes Milá explico que la medida había sido tomada por “planificar Gran Hermano como si fuera un negocio”.
Argi, Gran Hermano 14

Esta historia sigue patrones pasados: concursante con grandes posibilidades para hacerse con el triunfo + salida forzada del reality= polémica, mucha polémica. Argi Gastaka era una dulce e ingenua estudiante de arquitectura vasca que contaba con el cariño y apoyo de los seguidores del programa, a pesar de estar continuamente nominada  por sus compañeros. Un día, en la cocina, Argi bromeó con algunas de sus compañeras sobre su asistencia a una manifestación en la que se pedía la vuelta del grupo terrorista ETA. A pesar de que se dirigió rápidamente al confesionario a pedir disculpas por su comentario, fue demasiado tarde. La Asociación de Víctimas del Terrorismo pidió públicamente la expulsión disciplinaria de la concursante, que se efectuó en la gala posterior al suceso.

Los Chunguitos, GH VIP 3

Entraron los primeros y salieron los primeros, pero no por decisión de la audiencia. El dúo de hermanos fue retirado de la competición por el premio debido a una serie de comentarios racistas y homófobos. Atrás quedo la cara simpática que demostraron meses antes con su participación en Tu Cara Me Suena, pues diversas voces se alzaron contra ellos en las redes sociales.


!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http’:’https’;if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+’://platform.twitter.com/widgets.js’;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.