El Televisero

OPINIÓN | Ellas seguirán hablando si rebanan cuellos

Por Jesús Carmona.

El porqué de las cosas catódicas.

Pintaba un día normal, comiendo en familia acompañado de Curro Jiménez, en La 2 de TVE. Acompañado es pecar de demasiado indulgente, dejémoslo en que percibo, mientras engullo, un rumor atrayente, débil y por momentos viril, en el que me mezo plácidamente. Me saca abruptamente de mi sopor una frase de Curro que me viene ronroneando estos días: Como sigas en eso, te rebano el cuello. Por un momento pensé que estaba en esos memorables refritos de Mediaset, en concreto en el que se recrea el momento en que José Luis Moreno amenaza a Sandra Barneda en ‘Hable con ellas’. Moreno, que ha acabado caricaturizado como un señor rebosante de molla, pelín baboso y algo mentecato en las artes del poder catódico (Aquí vengo a remachar que aquéllos lodos no son éstos, aunque poder haya), se tensó y escupió demasiado. 
Les pongo en orden. José Luis, otroro brillante director de orquesta de series tan pesadas en la memoria como ‘Aquí no hay quien viva’, ya devenido en un señor al que rebozan de hostias en su casa solariega, y que de vez en cuando hace programas desatinados en los que sólo aspira a que su nombre aparezca en grande, mantiene una gélida relación con Telecinco. Tan glacial que le llevó un día a vomitar sobre el quehacer telecinquero porque él, el gran Moreno, Luisito Moreno, captó un discreto dato en TVE con una gala abominable, pero que se impuso sobre un ‘Sálvame Deluxe’ rebobinado. Ahí se hinchó, más aun, y se erigió, poco menos, como el creador de la calidad televisiva. Al poco tiempo de tamaño alarde, pisó ‘Hable con ellas’, y cuando se le echó en escasez su poca costumbre a pagar a los trabajadores, proclamó con desprecio mientras salía espantado: “Señores, no hablen con ellas“.
Entonces hubo un pandemónium, tensiones, llamadas suplicantes, cortadas con ramalazos aristocráticos. Se pusieron remiendos, taponaron el problema con silencios aplastantes. No olviden que su sobrino, Alberto Caballero, capitanea la serie estrella de Mediaset, ‘La que se avecina’. Y no conviene torpedear relaciones familiares. Poner piedras en un río que un día derivó en manantial caudaloso, es un error que no se debe cometer. Hubo disculpa estampada con el emblema Mediaset. El tiempo atemperó, y la falta de audiencia hizo el resto. 
‘Hable con ellas’ preocupa en exceso en su retorno menos brillante. No levantaba cabeza, pese a lo mollar de sus presentadoras. Pero aquello arrancó discreto, y amenazaba con persistir en el subsuelo de share. Se pusieron manos a la obra estos de la fábrica, multiplicaron la retroalimentación, cebaron el tema topo, le hicieron trajes de madera a Luis Rollán, tachándolo de malandrín infiel. Y al ver los capos que andaban subidos en el 13 por ciento de cuota de pantalla (en verano es un dato muy aceptable), apuntalaron su suerte llamando a José Luis Moreno para sellar la paz.
Me cuentan que las condiciones fueron bélicas, tensas, irascibles por ambas partes. A punto estuvieron de romper lazos y hacer añicos su buena intención. Moreno quiso saber hora de exposición, cada una de las preguntas que se le formularían, cuándo se terminaría aquel percal, y cuál sería la tónica general. Cedieron en el ochenta porciento los de la fábrica, y el productor se contentó tibiamente. Compareció rígido, con la escopeta cargada. Además de hacérselas pasar canutas a las presentadoras y al director, el colmo llegó cuando le espetó a Barneda la frase que sigue, acompañada de un dedo alzado y unos ojos repletos de ira: “Una más y te corto el cuello“.
Sandra encajó con estoicismo profesional aquella frase y terminó el programa con crecientes ganas de montar más de un pollo. Dejó claro tras las cámaras que nunca más toleraría esa actitud en un plató de televisión. Y más viniendo de este “personaje venido a menos“, palabras textuales. Y me lo chivan de primero mano. Lo único que le respondieron desde arriba fue: “Te comprendemos, y apoyamos. Pero éste nos ha hecho subir esta semana“. Como recompensa, han hecho mutis por el foro. Ni un segundo de comentarios de la entrevista al productor. Y me consta que esta decisión viene por una palmada en la mesa de Sandra Barneda. Se ha impuesto y no pasará ni una. 
Compartir:

2 comments

  1. Anónimo 12 Agosto, 2016 at 21:08 Responder

    la temática del programa tomó otro enfoque distinto al que fue en temporadas pasadas, tal parece que el objetivofacha yconservador es destruir todo lo liberal demediaset y sacar de quicio a la presentadora en su afán de su salida para traer otra. del share es obvioque en vacas no se obtiene la media. tendrian que pensarlo varis veces antes e volver a presentar personajes que solo vienen a discutir o descargarsuodio, lamentablemente son impuestos por lanuevadireccion fachamediaset. la suerte de quienes dejaron tve hace años no parecen pasar por panorama positivo por confilictos con la lineadeitorial de sus actuales empleos, zancajobarnedaresanopardovalles y varias caras que empezaron de informativos en tve.
    desde hace meses que el look de la barny la asemeja a expresentadora lm1, le venía mejor y en su temperamento cuando era escritoraporno 🙁

  2. Anónimo 14 Agosto, 2016 at 16:22 Responder

    la verdad que figuras de la tele como Valles, Zancajo, Barneda y varias, pueden volver a trabajar en rtve pero actualmente no, porque todo está acaparado y tendrían similar oposición sin olvidar latraición ymaltrato incluso de las mismas mujeres de informativostve. por cierto preguntarse que si lo de 'siente el verano tve' es falso o inversión…
    pasando el tema de la cobertura y desinformacióndeportiva, no es el fin de una profesión todavía, Phelps todavía puede competir en olimpiadas, quizá en una o dos categorias, Tokyo es objetivo etapa final.
    en vista de las circunstancias siendo maja en su disciplina, mireiapuede ser mejor y superar marca,siendo la únicaespanola en nataciónolimpica, entrenando y compitiendo fuera de España porque dentro la peninsula no hay rivales de competencia:(, está muy vaga la mujerespanola en ultimos años en el tema,y todavia hay quien culpa de fibromialgia para no ir a equitación;). ¿y la jineteada?

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.