El Televisero

ESPECIAL | Tormenta de verano

 Por Jorge Neila.

Parece ser que el verano no está hecho para las series y es que desde el año 2012 no hay una serie que se estrene en esta época para ser emitida durante la misma. ‘Frágiles’ o ‘Punta Escarlata’ (2011) en el caso de Telecinco y ‘Plaza de España’ (2011) en La 1 son los últimos antecedentes.

Hoy vengo a proponer una refrescante ficción ambientada en la Costa Azul de Francia. En esta se mezcla el drama, situaciones cómicas, el suspense, el amor y la aventura.
                                        

¿Quién dijo que las series no son para el verano? 


Fernando Bonucci es un escritor catalán que todos los veranos decide escaparse a la Costa Azul de Francia. Divorciado y amante de la soledad, elige esta época del año para escribir. El verano siempre le tranquiliza y le sirve de inspiración. No obstante, una llamada cambiará todo.

Su hija Katia decide acompañar a su padre en el verano después de selectividad. Si bien a Bonucci no le disgusta la idea de pasar más tiempo con su hija, lo que no ve con buenos ojos es el momento en que la mejor amiga de Katia, una joven caprichosa y cosmopolita, les acompañará en el verano más agridulce de su vida.

Sinopsis. Temporada 1

Mes de junio, Barcelona, seis de la tarde.

Una semana después de haber hecho la selectividad, Katia por fin tiene claro su futuro. Con un 8 de media, podrá estudiar en la Universidad Autónoma de Barcelona el curso siguiente. Pero la joven quiere anticiparse a otro futuro más cercano: su verano.

Katia sabe que su padre viaja todos los veranos a un rincón escondido de Marsella y que cuando lo hace, su madre y ella están unas cuantas semanas sin saber de él. Aunque nunca le habían entrado ganas de saber más acerca de dónde vive su padre en verano, siente la necesidad de acompañarle este año.

Fernando es un novelista que odia la ciudad y todo lo que tenga que ver con esta. Le encanta refugiarse en la más absoluta y tranquila soledad. Todo lo natural y alejado del ruido urbano le hace feliz. Aborrece la telebasura y cualquier tipo de movimiento masivo moderno. Utiliza un Nokia 2650.

Cuando Katia consigue llegar a la cabaña de su padre, después de 7 horas en autobús, 45 minutos en camioneta con un sexagenario francés y 20 minutos andando con 2 mochilas, no se esperaba encontrar un lugar tan desierto. Fernando ya le avisó del escaso movimiento de personas por la zona.

A pesar de su aburrimiento los primeros días, conoce a Kevin, hijo del conductor de la furgoneta, con el que comienza a explorar a fondo todas las calas y rincones secretos de la cala de Sant Petri. Sin que se dé cuenta comienza a sentirse más que cómoda con el joven y pronto olvidará Barcelona.

Todo cambia cuando Katia recibe la llamada de Marina, su mejor amiga. Marina Zarauza es una joven católica hija de un matrimonio perteneciente a las clases más altas de la ciudad. El tenis y la equitación son sus pasiones.

Cuando se entera de que su amiga está pasando las mejores vacaciones de su vida en un paraíso costero, no duda un momento en hacer las maletas y partir hacia su destino, gracias a las indicaciones de Adriana, madre de Katia y enemiga de Fernando, quien la alienta para acompañarlos.

A pesar del buen recibimiento que Marina obtiene por parte de su mejor amiga y su padre, la joven llega al lugar entre regañadientes y quejándose por el viaje. Una vez que descubre el lugar donde vivirá las próximas semanas, Marina sufre un desmayo.

Fernando y Marina se convierten en enemigos íntimos hasta el punto que Marina usa como servilleta el borrador de un capítulo de la nueva novela de Fernando, “Tesoro blanco”.

Aun así, Katia descubre el lado más humano de Marina cuando una noche encuentran a un muchacho africano escondido detrás de la cabaña. Llegó a las costas francesas nadando después de naufragar su patera.

Como en todo post que hago tengo que arriesgar y apostar por actrices y actores que encarnen los papeles que protagonizan mis historias. Adrián Lastra encajaría a la perfección con el papel de Fernando Bonucci, un tipo calmado y profundo que le gusta explorar todo hasta la saciedad para inspirar sus novelas.

Katia es una joven alegre y exploradora ya sea de todo lo relacionado con la ciudad o el campo. Le encanta moverse. Anna Castillo sería ideal para encarnar a Katia.

Júlia Creus sería la amiga pija perfecta que odia el campo y la montaña. El carácter de Marina estaría a plena luz del día desde el primer día debido a sus enfrentamientos con Fernando.

Por su parte, cuando pensé en Kevin me lo imaginé con aspecto surfero. Jaime Olías me vino rápido a la mente por su físico pero también por su actitud. Kevin es bonachón pero pícaro y conoce más que nadie Calanque de Sant Petri.

Respecto al resto de personajes, deberéis esperar a que me llame Antena 3 o Telecinco y podamos continuar con el guion.

En esta serie se mezcla el drama con lo cómico gracias a la relación de Fernando y Marina pero lo romántico también tiene cabida gracias a la historia entre Kevin y Katia. Por otra parte, la historia de Samuel, el joven inmigrante, arroja toques de suspense.


!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http’:’https’;if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+’://platform.twitter.com/widgets.js’;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.