El Televisero

OPINIÓN | Sergio Martín, no eres tan malo

 Por Carlos García
Sergio Martín ha sudado la camiseta. Normalmente ‘La Noche en 24h’ es un programa tranquilo, donde su presentador y cuatro o cinco tertulianos analizan y debaten plácidamente sobre la actualidad. Como toda la sociedad española, llevan inmersos en el bucle electoral los últimos meses, sin embargo, en tan sólo dos días se han enfrentado al reto de retransmitir en directo dos sucesos de gran importancia: El atentado de Niza y el golpe de Estado fallido de Turquía. Y cómo no, cada vez que sucede un acontecimiento de este calibre todos nos convertimos en los analistas más importantes… de nuestras casas.
Con la resaca golpista nos despertamos con noticias cuyos titulares dicen «Críticas a ‘La noche 24h’ por su “accidentada” cobertura del intento de golpe de Estado en Turquía». Yo, que había visto el programa entero, de inicio a fin, no salía de mi asombro. ¿Críticas? ¿Por qué? Mi sensación había sido la de una cobertura prácticamente impecable.
Al leer el artículo, esperando a que me ilustraran con los supuestos desastres cometidos por la televisión pública y de los cuales yo no me había percatado, todo parecía reducirse a un error de Sergio Martín. Cuando entrevistó telefónicamente a un portavoz de Política Internacional del PP, el presentador le pidió que se asomara a la ventana y les contara cómo veía las calles, pensando que se encontraba en Estambul o Ankara. En realidad estaba en España.
¿Semejante despiste puede dar al traste con lo que fue una retransmisión más que correcta? Si nos creemos tan infalibles como para no entender errores en medio de una última hora de tal magnitud, con el consiguiente caos informativo, significa que no estamos siendo del todo honestos. Pero que tanta crítica se reduzca a un solo error y dos comentarios de Alfonso Rojo (ya lo conocemos de sobra) roza el ridículo.
Aunque de la impresión de que los amantes del hate-watching tienen la piel cada vez más fina, todos podemos entender que los tuiteros se tomen a cachondeo errores o despistes. Lo hacemos todos, va en nuestro ADN, sí. Pero lo que sí deberíamos tener es el suficiente juicio como para no elevar la anécdota a categoría tan a la ligera. Y por supuesto también deberían ser más responsables los compañeros de algunos medios de comunicación, que aprovechan la mínima excusa para rellenar contenido. Todo vale. Aunque con su dudosa actuación cometan la injusticia de poner a los pies de los caballos a los compañeros que han trabajado en una buena retransmisión.
Reservemos nuestra mordacidad y mala leche para otra ocasión mejor.

!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http’:’https’;if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+’://platform.twitter.com/widgets.js’;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.