El Televisero

La familia de Mario Biondo deberá indemnizar a Raquel Sánchez Silva

La familia del cámara deberá indemnizar a la presentadora por hacer comentarios “vejatorios” sobre ella 

El caso por la muerte de Mario Biondo, el marido de Raquel Sánchez Silva ya está cerrado. La Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado el recurso presentado por Giuseppe Biondo, padre del fallecido cámara de televisión con el que solicitaba la reapertura de las investigaciones sobre la muerte de su hijo. 

Hace 3 años ya de la muerte de Biondo y desde entonces la familia del cámara no ha dejado de luchar por saber la verdad y llevar a los medios sus sospechas: que su hijo fue asesinado y no fue un suicidio como sostiene la investigación. 
El caso queda de esta forma cerrado y sin la posibilidad de reabrirse en Italia o en cualquier otro país europeo indicando que “no existen indicios racionales que permitan apoyar la reapertura de la investigación ni, mucho menos, fundamentar una acusación de alguna persona sin estar asentada en ningún dato objetivo”.
Por su parte, Raquel Sánchez Silva siempre se ha mantenido al margen de todas las polémicas creadas por la familia y ha podido rehacer su vida con Matías Dumont y sus dos hijos. Los padres de Mario Biondo nunca vieron con buenos ojos a su nuera y jamás entendieron que rehiciera su vida tan pronto, por lo que empezaron una campaña de desprestigio hacia la presentadora a la que tachaban de “viuda alegre“. 
Asimismo, Santina Biondo, la madre de Mario, que publicó hace tan solo unas semanas una polémica fotografía con su hijo muerto en Twitter solicitando que “la opinión pública española abra los ojos, porque en Italia nadie ha dado credibilidad a la pantomima del suicidio” y es que en numerosas ocasiones la madre ha sostenido que Sánchez Silva era la culpable de la muerte de su hijo y que había aportado pruebas falsas. 
Por todo ello, ahora la justicia ha condenado a los padres y a la hermana de Mario Biondo a que indemnicen a Raquel Sánchez Silva con 3.000 euros por daños morales, aparte de cumplir ocho días de arresto domiciliario por ser “autores criminalmente responsables de una falta continuada de vejaciones injustas”.
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.