El Televisero

La crítica de la semana | Sin fútbol hay paraíso

ANÁLISIS
DE AUDIENCIAS 
| Semana del 4 al 10 de julio de 2016

Un partido de fútbol con audiencia millonaria puede suponer la victoria de una cadena a final de mes, sin embargo, ciertas competiciones deportivas alteran las rutinas del público y son simples repuntes de share que no perduran en el tiempo.

Telecinco tenía en junio el cielo ganado sin la necesidad de recibir los chutes de audiencia millonaria que proporciona un torneo como la Eurocopa. Tras 22 meses de liderazgo ininterrumpido y con todas sus franjas horarias consolidadas la cadena apostó a última hora por un acontecimiento deportivo, desestructurando toda su parrilla vespertina. El resultado fueron datos estratosféricos para los partidos de fútbol, que computan a final de mes, pero de los que ningún otro espacio ofrecido por el canal parece beneficiarse. El cine programado por Telecinco después de los partidos pinchó estrepitosamente con audiencias que en muchas ocasiones fueron inferiores al 10% de share y los programas de entretenimiento no se beneficiaron de las audiencias heredadas por el fútbol. Al final, las competiciones deportivas solo suponen una arma de destrucción masiva para mermar las estrategias de la competencia; un alto rendimiento puntual al que cuesta sacarle beneficio a largo plazo.
El público de Telecinco anda algo descolocado con tanto movimiento de parrilla pero un poco de caspa veraniega nunca viene mal: canciones del verano, vestuarios caribeños y estridencias visuales de la mano de Alaska y Mario. Nadie apostaba un duro por ‘Levántate’ tras verse desterrado por la Eurocopa, pero el programa de Jesús Vázquez regresó después de unas cuantas semanas de ausencia y lo hizo liderando la noche del lunes con un meritorio 16,6% de share. Estos datos no distan mucho de los obtenidos por Bertín Osborne en noches anteriores, un señor que fichó por la cadena con un cheque en blanco bajo el brazo y que sí recibió el “cariño” anhelado por Mercedes Milá. En fin, la misma cadena que sobrestima a Osborne y desatiende a la Milá fue capaz esta semana de resucitar un ‘Levántate’ que todos dábamos por muerto, uno de esos fenómenos paranormales que solo suceden en verano y que dejaron a ‘La Embajada’ de Belén Rueda con mínimo de temporada (13,4%).
Otro de los afectados por la Eurocopa fue ‘Supervivientes’, el programa se movió por la parrilla en función de los menesteres del fútbol y pasó de tres galas semanales en prime time a una por semana, y ya si eso a las 11 de la noche. El público se mantuvo fiel al reality y esta semana marcó un estupendo 26,1% de share la noche del martes. Parece que los espectadores siguen premiando la actitud déspota de Mila Ximénez, una señora muy dada a la polémica pero poco instruida en el arte de la supervivencia. Sin embargo, el mayor superviviente de la Eurocopa y una de las revelaciones de la temporada es sin duda ‘First Dates’ de Cuatro, un oasis de simpleza diaria que ha logrado hacerse un hueco en la competida franja del acces prime time. El programa presentado por Carlos Sobera llegó esta semana hasta el 9% de share y la cadena debería empezar a replantearse si con una emisión de lunes a domingo no se estará quemando el formato.
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.