El Televisero

ESPECIAL | Del 'Grand Prix' a 'Dragon Ball', los programas y series del verano

“La tienen en pantalla. Se llama Tita, la vaquilla que cuando te haces pupa, te pone una tirita. Tiene cuatro años y pesa 200 kg”. Así se presentaban las pruebas más esperadas del que será siempre el mejor programa del verano. Pensar en televisión y verano es pensar, sin duda, en esos grandes programas y series televisivas que nos hacían quedarnos boquiabiertos mirando la pequeña gran pantalla. Ya ha cambiado lo que vemos y cómo lo vemos ahora. Sin embargo, abogando por la nostalgia buceamos en los míticos programas veraniegos.

Tenía una sintonía de cabecera pegadiza, alegre y atractiva; unos créditos de la época, de comienzos del nuevo siglo; un estilo único y cercano; con la participación de los ciudadanos y sus representantes locales, así como personajes famosos, y una identidad propia que aglutinaba el sentido del espectáculo televisivo en todo su esplendor. Y lo que es más, una buena presentación. Tenían a Ramón García y unas vaquillas. ‘Grand Prix’ seguirá siendo, para muchos, el programa del verano. Por eso abre nuestra lista nostálgica que, con el permiso de Santiago Segura, bien podría ser un programa de ‘Viaje al centro de la tele’.

La forma de consumir televisión es totalmente distinta a la de finales de los 90’ y comienzos del nuevo siglo. Pero no abandonaré la idea de pensar en una vuelta de este espacio entre patatas calientes, vaquillas, bolos, soldaditos o troncos locos. Imaginad una adaptación a día de hoy. Lo mismo hasta con suerte veríamos al presidente del Gobierno en funciones con una patata caliente en la mano. O frente a la vaquilla. Irresistible.

‘El gran juego de la oca’

Si divertido es este en el mismo camino se encuentra ‘El gran juego de la oca’. 63 casillas llenas de emoción y diversión en la que cuatro concursantes intentaban llevarse el premio que empezaba en las 100.000 pesetas. Se llegó a emitir -y continúa en algunos casos- en hasta 21 cadenas televisivas del mundo siendo la versión original italiana. Un jovencísimo Emilio Aragón era el que conducía tan singular espacio.

Los concursos han sido los que siempre han gozado de la atención del público en la temporada estival. Más recientemente llegaron otros espacios televisivos también atractivo para las grandes masas que, sin complicarse mucho la vida, ofrecían verano al verano. Hablamos de ‘Ola-ola’ o ‘Arena mix’. Dejaron de hacerse, pero aportaron un gran frescor a nuestra tele gracias al recorrido y gran trabajo durante el invierno de programas como ‘Viajeros’ o ‘Callejeros’.

El entusiasmo continúa imaginando esas mañanas veraniegas con David Hasselhoff y Pamela Anderson con trajes de baño rojo recorriendo las playas de California. ‘Los vigilantes de la playa’ tenían que tener en un espacio que añore los programas del verano. Seguimos hablando atrás en el tiempo, ya que con esta nos remontamos hasta 1991. Una serie que animaba tanto al baño en el mar como lo contrario. Una serie del verano.


El verano es azul. Pero realmente, como muchos pensarán, serie y verano tiene ya un nombre. ‘Verano azul’ es y será la más querida para muchos televidentes tanto jóvenes como ya mayores. Las paradisíacas playas de Nerja y Maro con Tito, Piraña, Bea, Quique y cómo Chanquete, entre otros, sedujeron a todos los tramos de edad en el público. Probablemente nunca haya otro verano azul, pero imaginar algo parecido en la actualidad tampoco nos parecería totalmente descabellado.

La animación está a la orden del día. Por eso resulta inevitable caer en la tentación de reclamar más capítulos de ‘Dragon Ball’ o, incluso, ‘Pokémon’. En este último caso, ahora más que nunca teniendo en cuenta la repercusión del juego Pokémon Go. Imaginad si en lugar de capturar estos seres se pudiera alcanzar las siete Bolas de Dragon Z. Eso sí, con imprescindible vuelta de la serie. ¿No sería genial? Con el conjunto de estos espacios sí que diría en alto ¡hazte con todos!

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.