El Televisero

El bestiario de Sálvame (1/5): Los refugiados de Antena 3

El formato más rompedor de los últimos años en España se alimenta básicamente de sus fieras, animales televisivos que son cada tarde la compañía favorita de los espectadores. A continuación, y dividiendo este bestiario en 5 entregas, diseccionamos por categorías a los colaboradores y presentadores de ‘Sálvame’; repasando su evolución profesional y analizando su situación actual en el patio de vecinos más concurrido de la pequeña pantalla.
Los refugiados de Antena 3 

Hubo un tiempo en que Antena 3 competía frontalmente con Telecinco en programas del corazón, una guerra desigual en la que la cadena de Vasile siempre se llevaba el gato al agua. La facilidad para generar nuevos personajes a través de sus realitys permitió a Telecinco autoabastecerse de carne propia, sin necesidad de recurrir a los clásicos de la prensa rosa. Los espacios dedicados al corazón fueron desapareciendo de Antena3 y sus trabajadores buscaron cobijo en los brazos de La Fábrica de la Tele:
María Patiño: Se gusta, viene con la lección aprendida y parece que es un icono de belleza para un sector de la población; lo de la moda es siempre tan relativo… Su mérito reside en saber formar parte del programa sin necesidad de hablar de su vida privada, a pesar de llevar menos tiempo, sus argumentos cargados de misiles populistas han bastado para ganarse al público y a sus directores, sus opiniones van a misa y ninguno de sus compañeros se atreve a plantarle cara. En televisión muchas veces es más importante saber vender el pescado que tenerlo fresco, cuando la Patiño habla el público se calla y el aplauso está siempre asegurado 
Gema López: más de lo mismo que la anterior pero con menor popularidad, quizás por no tener un apellido tan achispado como el de su amiga Patiño. Provienen de la misma escuela: son vehementes, rápidas en el habla y con una carrera periodística a sus espaldas que les otorga credibilidad ante el espectador. Eficiente, vende motos y de voz estridente, la periodista del corazón perfecta de principios de siglo quizás debería remojarse puntualmente en el barro si quiere saltar a las portadas de las revistas como sus compañeras.
Gustavo González: No sabemos muy bien qué papel desempeña dentro del programa, parece un señor del público que vino a pasar la tarde y que de pronto decidió levantarse para saludar a los colaboradores. No dudo de su capacidad para gestionar buenas informaciones pero su pésimo arte para cebarlas no levantaría el interés del espectador ni con una exclusiva sobre un nuevo romance de la Preysler.
Jesús Manuel Ruiz: el rey de las frases hechas todavía mantiene su vínculo con Antena 3, con su llegada a ‘Sálvame’ rejuveneció 20 años y tiene el honor de ser uno de los pocos hombres (a excepción de los Kikos) que mantienen su silla en el programa. No tiene inconveniente en dejar las vergüenzas en casa, se disfraza o baila la jota las veces que hagan falta, y le encanta adornar sus argumentos con frases del estilo: “ni está ni se le espera”.

Chelo García Cortés: la veterana periodista también pertenece al grupo de ex empleados de ‘¿Dónde estás corazón?, fue la primera en abandonar el barco de Jaime Cantizano pero su descripción la reservamos para otra especie de animales “salvamizados”.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.