El Televisero

'Supervivientes 2016' | Gala 8: Una bronca infinita, más visitas sorpresas y un culo al aire

 Por Pedro Mendoza.

Qué aburrimiento más grande de gala la de ayer de ‘Supervivientes’. No, en serio, que pedazo de coñazo. Tres cuartas partes de la emisión se dedicó a las peleas que han tenido lugar esta semana y a las reacciones de los concursantes. Esto sería carnaza pura de no ser porque dichas peleas ya son agua pasada para el espectador, pues basaron el pseudo debate que se hace los martes en ellas.

Por los demás, Honduras recibió la visita de la madre de Jorge debido a su cumpleaños y de Isa Pantoja, quien tuvo que ver como la sorpresa que iba destinada a Dulce se agriaba, pues la audiencia decidía expulsar a la niñera. Que momentazo ese en el que Dulce sacaba de la cuna a su niña, su alma, su vida, después de 20 años.

Cecilia,  madre de Jorge, quedó como testigo de honor del juego de líder que vio perder a su hijo frente a Carla tras aguantar la canaria la friolera de 4 minutos y 20 segundos debajo del agua. Esto le concedía el poder de la nominación directa que recaía sobre Paco, y de también poder dejar a su amiga Mila fuera de la palestra de nominados al deshacer el triple empate entre la colaboradora, Yola y Suso.

Quizás de toda la infinita secuencia de peleas que marcaron la noche,  el momento más importante vino dado de este último concursante, que cumplió su promesa de enseñar el culo a la audiencia tras la salvación de su amiga Steisy.

Finalmente, la audiencia sentenció que después de un amago de desmayo, ya era suficiente concurso para Victor Sandoval y lo mandaron a España, dejando la Casa del Árbol ocupada por Dulce y la gatita dulce y desvalida de Honduras, Yurena.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.