El Televisero

'Supervivientes 2016' | Gala 7: Pasaportes tirados, rabietas de niño y encuentros emotivos


 Por Pedro Mendoza.

Este jueves ‘Supervivientes 2016’ dejó una gala para el recuerdo. Rápida, concisa y con mucho contenido, dejó al público con ganas de más al tener un plato fuerte en el final totalmente inesperado.

Este plato consistía en la nominación del líder, Jorge una vez más, que se colgó el collar después de una espectacular prueba disputada contra Carla, en la que ambos se encaramaron a una rueda que les hacia introducir la cabeza en pequeños tanques. Entre giros, el objetivo era que con la boca cogieran la mayor cantidad de agua posible para posteriormente y mientras seguían girando, afinaran la puntería escupiendo el agua en embudos que conducían a pequeños tubos que deberían ser rellenados. Jorge fue quién apuntó más y mejor y por eso se coronó como líder esta semana. Pero a lo que íbamos, tras una semana de tonteo máximo con Steisy y declaraciones de ambos en los que aseguraban que harían todo l posible para no quedarse con las ganas, el panadero le endiñó la nominación directa. Esto no sentó demasiado bien a la granadina que no dudó en mostrar su enfado. Qué pena que Telecinco no haya considerado la emisión de una “Isla 24 horas”, porque el reencuentro de los dos después de esta hazaña debió ser épico.

Regresaba también Yola Berrocal, que tras el duro golpe sufrido en una de las pruebas corría el riesgo de tener que abandonar el concurso por prescripción médica, lo que finalmente no ocurrió debido a su mejora. Llama la atención como Suso repetía una y otra vez las ganas de que tenía de que Yola mejorase, pues creo que el ex gran hermano ha sabido interpretar los numerosos abucheos que recibe en las galas siempre que se trata el tema de su enfrentamiento con la neumática rubia. Eso sí, las alegrías por su vuelta no evitaron que fuera la nominada del grupo junto a Dulce, que la próxima semana recibirá la visita de su amada Chabelita.

El último toque amargo de la noche para los amantes del concurso vino de parte de la audiencia. Soberana ella, decidió que Victor Sandoval debería ser el expulsado y por lo tanto medirse en duelo contra Miriam y Yurena para ocupar la casa árbol. Es cuanto menos curioso que todas las semanas desde que empezó el concurso, Victor haya estado nominado y no haya escondido sus ganas de irse, y justo cuando decide dar un discurso en el que manifiesta las ganas de continuar en el concurso, sea expulsado. Ironías de la vida.

El televoto final se saldó con la expulsión de Miriam Saavedra, por lo qué la despedida de su gran amiga Yurena parecía propia de un culebrón de Antena 3 de los de después de comer. Habrá que ver si Victor consigue dar momentos más surrealistas aún con Yurena que los que nos brindaba la peruana. Por lo pronto, han amenazado con sacar una versión 2016 de Sandovalízate. Que tiemble Adele.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.