El Televisero

'Supervivientes 2016' | Gala 11: Una visita agridulce, un secreto al descubierto y una clara ganadora

Anoche Supervivientes estrenaba día y no lo pudo hacer de una manera más penosa. La gala estuvo marcada en un 80% por el acoso y derribo a Yola Berrocal, que ya podemos adelantar que sumará este reality a su palmarés de victorias. No lo hará por mérito propio, por ser buena superviviente ni por ser la mejor compañera, lo hará gracias a Mila Ximénez.

 La colaboradora parece que no está tranquila si no tiene alguien a quién atacar continuamente y con quien descargar su ira interna, y desde hace dos semanas Yola ha sido el blanco. Me parece deleznable los ataques que recibe la rubia, las continuas burlas a las que está sometida y la falta de respaldo que recibe del grupo. Que sí, que Yola de tonta no tiene ni un solo pelo y estoy seguro que más de la mitad de los comentarios y las burlas que recibe no sucederían si ella no empezara con temas de los más absurdos, pero de ahí a lo que aguanta esta señorita hay un trecho bastante grande. Por otro lado, tenemos que aguantar al presentador del espacio emitir semanalmente un juicio en contra de todos aquellos que no le bailen el agua a su , tratando de imitar la imparcialidad que tanto caracteriza y gusta de Mercedes Milá, pero sin el éxito de ella.


Peleas aparte, para los concursantes ya no es ningún secreto la existencia de una isla paralela a la que van a parar todos los expulsados, pues esta semana se ha producido la unificación definitiva. Fruto de ello y de la falta de plazas para todos, Paco y Carla (que había sido expulsada previamente) tuvieron que abandonar el concurso de manera definitiva por decisión de la audiencia, siendo Steisy la que permanecería en el concurso como repescada. Una sorpresa un tanto agridulce para la granadina, pues pasó automáticamente a ser la tercer en cuestión de las nominaciones, junto a las protagonistas de la noche: Ximénez y Berrocal.


Suso recibió por parte de la organización uno de los deseos que mas ansiaba desde hace varias semanas y no era otro que la visita de su madre. La emotividad del encuentro se empañó en diversas ocasiones, pues el programa tuvo que cortar su emisión hasta tres veces para dar paso a noticias de última hora relacionadas con el atentado turco.


!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http’:’https’;if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+’://platform.twitter.com/widgets.js’;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.