El Televisero

La crítica de la semana | Dos Iglesias y varias noches

ANÁLISIS
DE AUDIENCIAS 
| Semana del 30 de mayo al 5 de junio de 2016

¿Cuánto tiempo queda para ver a Mariano Rajoy y a Pablo Iglesias como los nuevos asesores del amor en MYHYV? El tiempo lo dirá, pero seguro que no mucho. Los políticos le han pillado el gusto al medio a sabiendas que no hay plataforma de difusión con más volumen, aunque el sonido del mensaje no siempre sea certero. 

Todavía no estamos en campaña y a los programas de tinte electoralista de las pasadas elecciones (el debate a 4, el cara a cara en ‘Salvados’…) hay que sumarle dos nuevos púlpitos de propaganda electoral. Los dos llegaron el mismo día, se estrenaron con el mismo candidato y se conformaron con audiencias discretas. La primera en llegar fue Ana Rosa Quintana con una entrevista a Pablo Iglesias junto a 4 niños resabiados, con preguntas escritas por sus familiares y con unos padres a los que les da igual si el niño tiene la más mínima gracia mientras salga en la tele. El formato, emitido en el acces prime time del martes, se conformó con un 12,1% de share, un dato mediocre pero mejor que el 10,9% obtenido por ‘Dos días y una noche’ en Antena 3. En este caso Iglesias pasaba dos días con Susanna Griso en una entrevista más íntima pero no mucho más profunda, la Griso sigue sin quitarse su pose de plató y parece demasiado encorsetada para salir a la calle y darle naturalidad a su visita.
Después del doblete protagonizado por Pablo Iglesias, Ana Rosa y sus niños recibieron la noche del miércoles al mejor vendedor de seguros de España, Albert Rivera. El catalán se conformó con un dato más pobre que el de su contrincante morado, un 11,3% de share y tercera opción de la franja. Pese al mal dato de Rivera a continuación Telecinco terminó de salvar la noche gracias al liderazgo absoluto que le otorgó ‘La que se avecina’ con un estupendo 20,8%. La serie de los hermanos Caballero cortaba su temporada por la mitad por exigencias de la cadena, la Eurocopa está a la vuelta de la esquina y prefieren asegurarse buenos datos de audiencia para el inicio de la próxima temporada televisiva. La jugada es poco decorosa con los espectadores de esta longeva comedia, tras meses de promoción Telecinco estrenaba en abril la 9ª temporada y al noveno capítulo cortan su emisión, ¿le pasará factura esta jugarreta? Probablemente no, no hay ser más resignado (por no decir otra cosa) que el español; sino mira el PP, una fuente inagotable de casos de corrupción y sigue siendo el partido más votado en España.
Las noches de esta semana siguieron dando de sí y la del jueves fue especialmente tórrida, con el beso gay más fogoso de la ficción televisiva española. A pesar de marcar un escueto 5,2% de share, las redes sociales ardieron este jueves gracias a ‘Merlí’ y las hormonas revolucionadas de sus protagonistas. Desafortunadamente la serie que no pasará a la historia en España a pesar a ser una bocanada de aire fresco en el mundo de las ficciones adolescentes; en ‘Merlí’ los guiones huyen de estereotipos y se dibujan personajes reales con contradicciones muy reconocibles por el espectador. La serie que arrasó en Catalunya no termina de encontrar su sitio en LaSexta con un doblaje lamentable que debilitaba su naturalidad, quizás hubiese sido mejor tirar de subtítulos para testar esta España que presume de plurilingüe.
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.