El Televisero

'Supervivientes 2016' | Gala 5: Pasaportes tirados, rabietas de niño y encuentros emotivos


 Por Pedro Mendoza.

Parece ser que las galas impares son las que funcionan para el equipo de ‘Supervivientes’, la quinta, transcurrida este jueves, fue una de las mejores de lo que llevamos de edición. El único punto negativo de esta fue el exceso de publicidad y de avances de lo que acontecería a lo largo de la velada. 
En general la semana ha sido bastante buena para los supervivientes, quienes han visto en su cambio de localización una ayuda. La pesca y la comida no ha faltado y aunque no están en un bufet libre, no es ni por asomo lo que pasaban las primeras semanas. Para agilizar la espera hasta una nueva gala, la organización planteo al equipo Agua un concurso de pesca, cuyo punto álgido se vivió ante el mal perder que tiene Suso, y llevó a mostrar un comportamiento más propio de un niño de cinco años que de un chaval de 23 como tanto se empeña en recordarnos la pesada de su madre. Desembocó tal pataleta en una broma del presentador donde obligaba al ex gran hermano a abandonar la Palapa haciéndole creer que estaba expulsado del concurso. No fue así, y volvió rápidamente con sus compañeros tras dos semanas consecutivas de broncas.
El recuento de los votos acumulados durante la semana para decidir los expulsados (dos esta semana, que llega la Eurocopa y hay que cerrar el chiringuito rápido) se saldó con la expulsión de Mari Carmen y Cristian, a quién muchos veían como ganador. Los concursantes que entraron en Honduras gracias a el reality veraniego ‘Pasaporte a la Isla’, tuvieron que medirse en duelo contra Yurena y Miriam, quienes cada vez se crecen más a pesar de estar apartadas de sus compañeros, dando los mejores momentos de la edición. No es de extrañar que pese a su condición de desterradas, alguna de las dos se marque un Rafa Lomana y se cuele entre los finalistas. Finalmente, los nuevos no pudieron con ellas y fueron los nuevos expulsados definitivos.
Tras las expulsiones, llegaba el juego de localización. Una rueda gigante y un recorrido angosto serían los encargados de decidir que el equipo Fuego (por fin) sean los que disfruten del lado bueno de la isla y la causante de que a Yola se le saliera un pecho. Con el paripé de haber ganado, dejaron al equipo buscando ficticias llaves en la arena que abrirían dos casetas en la arena donde se encontraban sorpresas para dos de ellas. Alba, la hija de Mila y Rosa, la madre de Carla, se escondían dentro para darle una sorpresa de cumpleaños a sus más allegadas, haciendo que las supervivientes rompieran a llorar. Tras la prueba, vimos otra vez pruebas del mal perder de Suso, que lejos de llevarse una sanción disciplinaria como merece, se fue indemne a la playa de turno.
Mario, Victor, Yola y Mila son los nominados para la próxima semana, donde se espera una expulsión ajustada y polémica. Ah, y Dioni estuvo en plató.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.