El Televisero

'Supervivientes 2016' | Gala 3: más amargura, más abandonos y más agilidad

 Por Pedro Mendoza.

Como cada jueves, hubo gala de ‘Supervivientes 2016’. La de esta semana estuvo marcada por las inclemencias del tiempo hondureño que provocaron estragos en la realización de la misma, como pérdidas de la conexión con la isla, retardos en la comunicación con los concursantes y sustitución de la prueba de líder.

Dicha gala se saldó con la expulsión de Miriam Saavedra y, por consiguiente, fue desterrada a Playa Itinerante con Yurena para luego emprender un cómico viaje a su nueva localización: Cayo Paloma. La antiguamente conocida como Támara “la mala”, nos ha regalado una maravillosa semana de videos (dentro de su angustia) que contrasta con la amargura que destilan sus compañeros de aventura.

El mayor exponente de esta amargura es Mila Ximénez, quien ha basado su estancia en el Caribe en un acoso y derribo contra Dulce, adoptando el papel de la mala de la edición. Poco parece haber aprendido la periodista de su compañera de programa, Belén Esteban, y de su paso por ‘GH VIP’ con las fatales consecuencias que esto trajo a su imagen pública, que ella se empeña en repetir el patrón. Una semana más, y como marcan los cánones que parece haberse interpuesto la colaboradora de ‘Sálvame’, ha protagonizado un nuevo y patético intento de abandono. Lejos queda ya la Mila que nos hacía reír en los platós y que la marcaban como un valor seguro dentro del reality, pues se empeña en vivir anclada a la amargura, el resentimiento y lo soez.

Hablando de abandonos, Antonio Tejado, el hombre que parece que se baña en aguas del Caribe para que su ciática resucite, abandona el concurso por segunda vez y como hizo en 2014 por recomendación médica. Son muchas las voces -de sus compañeros y del exterior- que creen que Tejado exageraba su dolor para irse a España y disfrutar de las comodidades de su hogar. Este abandono, provocó un desequilibrio en los grupos que se vio compensado con el traspaso de Suso al Equipo Agua a petición de sus integrantes.

La tormenta que acechaba los Cayos Cochinos obligó a sustituir la elección del líder por una especie de elección ramplona basándose en los votos del equipo contrario. Así, el Equipo Fuego elegiría al líder del Agua y viceversa. Suso conseguía el liderato gracias a la votación unánime de sus ex compañeros y Jorge repetía en el cargo. Tras la ronda de nominaciones, Victor y Dulce vuelven por tercera semana consecutiva a exponerse a la decisión del público y Mario y Dioni salen a la palestra por primera vez. La ubicación de cada grupo no cambiará, pues el juego por Playa Paraíso dio al equipo Agua por segunda vez la victoria y la estancia en el lugar más cómodo.

Si las dos últimas galas estaban protagonizadas por el paso lento del tiempo fruto de la repetición de vídeos y contenidos, la tercera dio un giro de 180 grados permitiendo al espectador disfrutar de una noche amena, rápida e intensa en la que solo chirriaban los continuos intentos del presentador de introducir con calzador sus cansinas bromas.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.