El Televisero

Los posibles "Eurodramas" de la actuación de Barei en Eurovisión

  Por Marcos Casasola. 


Polémica, altercado, calamidad, desgracia, hecatombe, catástrofe…, y un sin fin de sinónimos podrían definir el denominado “Eurodrama” de los seguidores del festival de la canción europea.

Y es que las actuaciones en Eurovisión son siempre analizadas hasta el más mínimo detalle, desde la voz del representante hasta el vestido o los artilugios que se utilizan en la puesta en escena.

Cada año hay decenas de “Eurodramas”, de distinto calibre, que se repiten año tras año como la típica afirmación de “esto está amañado”, cuando España no recibe votos de otros países, o el “Eurovisión no es un concurso musical, se valora todo menos la canción”.

Este último alegato no es 100% verdad, pero sí podríamos afirmar que según ha avanzado el tiempo, Eurovisión se ha convertido en un festival dónde se valoran más aspectos que únicamente la canción que ha sido elegida para representar al país en cuestión.

Muchos de estos nuevos aspectos dan lugar a nuevos “Eurodramas”. Hoy, desde “El Televisero” analizamos los posibles dramas que España podrá sufrir con la actuación de Barei el próximo sábado 14 de mayo en Estocolmo.

Fallos técnicos en la organización 


Los organizadores de Eurovisión llevan preparando el festival de la canción meses antes de la final para que no haya problema alguno en el día cumbre del concurso. Aun así, es difícil conseguir que en un día tan especial para toda Europa no haya problemas. Y sino que se lo cuenten a Azúcar Moreno en 1990.

Ellas abrían el certamen y por un despiste de un trabajador de la televisión yugoslava, ese año el festival se realizó en Zagreb (Yugoslavia), provocó que las hermanas saliesen a escena sin tiempo para que la orquesta, que tocaba en directo, se sincronizase con la percusión grabada.

Ese suceso provocó que se interrumpiese la actuación a los pocos segundos de haber comenzado para repetir de nuevo minutos más tardes.

Esperemos que este año, Barei no se quede estupefacta como se quedaron “Azúcar Moreno” tras el problema técnico de la organización y pueda cantar “Say yay” sin problemas y como tiene preparado y ensayado.

Así, que no cunda el pánico

Actuación interrumpida


Únicamente en tres ocasiones en toda la historia del festival los organizadores han permitido a un país repetir su actuación, y en dos de dichas ocasiones el país ha sido España.

Como bien comentamos anteriormente, Azúcar Moreno repitieron en 1990 su actuación. En 2010, Daniel Diges sufrió la irrupción de un espontáneo profesional “Jimmy Jump”, por lo que le permitieron volver a interpretar el tema al final de la gala.

Casualidades o no, ambas actuaciones obtuvieron un merecido decimoquinto puesto.

No nos extrañaría nada que si un espontáneo saltase al escenario en media actuación de España, la cantante, con su espontaneidad y desparpajo, le enseñase al voluntario los pasitos de pies tan peculiares que Barei realiza cuando canta su “Say yay”.

Un “Eurodrama” menos

Vestido

A parte de la puesta en escena y la canción, uno de los puntos más comentados todos los años del festival de Eurovisión es la ropa que lucen los representantes en los 3 minutos de su actuación final.

El atuendo de los candidatos a ganar Eurovisión siempre ha sido un punto en contra para España, pues o no favorecían o han tenido una historia curiosa que conocer.

Desde Karina (1977), llamada jocosamente “la gatera” por un agujero que poseía en la parte baja de la falda del vestido de color celeste en su actuación, hasta los cambios de última hora de Ruth Lorenzo (2014) por problemas técnicos con la realización, emulando las dificultades que tuvieron las Azúcar Moreno (1990) con sus vestidos, dos mantones de Manila que nunca vieron a la luz pues eran tan pequeños que diez minutos antes de actuar, la cremallera se les rompió y tuvieron que comprar dos vestidos negros en el Rastro, han provoca un gafe en la vestimenta de la representación española en Eurovisión.

Barei llevará, si no hay cambios de última hora, un estilo elaborado por Alfredo Villalba, uno de los modistas más prestigiosos de la moda española, que ha vestido últimamente a estrellas como Katy Perry o Kate Hudson.

“Para la actuación de Eurovisión quiero probar cosas, pero sí me gustaría que tuviera ese toque de lujo, aunque mezclado”, explica la cantante española. Además, asegura que no se va a disfrazar, que se le verá con una vestimenta cómoda y sin colorines, muy minimalista.

“Eurodrama” a la vista, tras los primeros ensayos, en 3, 2, 1…

Los zapatos


Remedios Amaya, flamenca que marcó historia en España obteniendo cero puntos en 1993, o Raquel de Rosario, cantante que obtuvo solo 8 puntos cantando con vestido amarillo y descalza, pueden asegurar que cantar sin zapatos en el festival de la canción es sinónimo de un mediocre puesto en Eurovisión.

Porque sí, si el vestido es importante, los zapatos también lo son. Por ello, Barei ya ha asegurado que llevará zapatillas. “Llevaré, por supuesto, una zapatilla. Una zapatilla mucho más de diseño, con cuña o tacón, que me permita bailar, ¡eso seguro!”, asegura Barei.



¿Zapatillas deportivas en Eurovisión? ¡”Eurodrama” is coming!

Escenografía


“Quiero montar un espectáculo que se recuerde en la historia. No os voy a fallar”, así de segura se mostraba Soraya al hablar de su puesta en escena en 2009.

Barei ha confirmado que la organización le ha aceptado el poder realizar una sorpresa “heavy” para la escenografía de su actuación en Eurovisión y que cuando la propuso todos quedaron anonadados e impactados.

Esperemos que estas palabras no provoquen lo mismo que el resultado de Soraya, porque sí, su actuación será recordada sin duda alguna, pero no por un espectáculo digno de ver sino por una actuación de “trágame tierra”. Y nunca mejor dicho, pues la extremeña desapareció detrás de una sábana en un “truco de magia” que ni Juan Tamariz. Esto provocó un penúltimo lugar con tan solo 23 puntos.

Preparados porque llega el “Eurodrama heavy”

El coro y los nervios en la actuación


Seas un cantante de bodas, de fiestas de pueblos o un artista que llene estadios de fútbol, en una actuación para Europa siempre hay nervios. Nervios normales o nervios que juegan malas pasadas como a Raquel de Rosario que, al ponerse ante Europa, le empezaron a temblar hasta las pestañas.

Pero también pueden ocurrir otros factores que pasen malas jugadas en el escenario como que te tiemble la voz, te emociones demasiado hasta el punto de soltar lágrimas o no controles tu voz provocando un gallo al final de la actuación. Eso mismo le sucedió a Edurne en la actuación final de Eurovisión 2015.

Pero otro factor importante en la actuación de Eurovisión son los coros. Se ha demostrado que estos pueden favorecer o  empeorar la representación de un país en el festival. Barei se ha querido asegurar en este aspecto y ha contado con un adecuado quinteto de chicas compuesto por Rebeca Rods, que repite por tercera vez en Eurovisión (D’Nash, Pastora Soler y ahora con Barei), Alana Sinkëy, Awinnie MyBaby, Brequette y Milena Brody, que harán brillar a la cantante durante su actuación.

No nervios, no “Eurodrama”

Orden de actuación

Aunque esté demostrado que el orden en la final apenas influye en las votaciones, últimamente los ganadores del festival han actuado en la segunda mitad, por lo que estos puestos ya van siendo populares y que todo artista quiere. El puesto que más ha ganado Eurovisión es el 17, 7 veces como Irlanda y que casualmente está en la segunda mitad del festival.

Se desconoce aún el puesto en el que actuará Barei en la final, pero sí ha mostrado el deseo de actuar en la segunda mitad de la tabla.

Según las estadísticas a España la beneficia actuar en esta semifinal pues todas las actuaciones de estos últimos años que han actuado en los últimos puestos de la final han conseguido más puntos que las representaciones que actuaron en la primera parte del festival.

Intérprete
Actuación
Número de Países
Puntos obtenidos
Puesto en la final
Año de actuación
Edurne
21
27
15 puntos
21
2015
Ruth Lorenzo
19
26
74 puntos
10
2014
El sueño de Morfeo
5
26
8 puntos
25
2013
Pastora Soler
19
26
97 puntos
10
2012
Lucía Pérez
22
25
50 puntos
23
2011
Daniel Diges
2
25
68 puntos
15
2010
Soraya Arnelas
25
25
23 puntos
24
2009
Rodolfo Chikilicuatre
22
25
55 puntos
16
2008

Es más, como podemos apreciar, el número 19 es uno de los mejores números para España. Con ese, hemos conseguido entrar dos veces en los últimos 8 años en el Top 10 del festival.

Si no hay segunda mitad, se avecina un nuevo “Eurodrama”.


!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http’:’https’;if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+’://platform.twitter.com/widgets.js’;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.