El Televisero

La crítica de la semana | Las herederas de Ana Rosa

ANÁLISIS
DE AUDIENCIAS 
| Semana del 2 al 8 de mayo de 2016

El día en que Ana Rosa abdique alguna de estas jóvenes presentadoras podría ocupar su trono. Esta semana todas ellas triunfaron en prime time y se postulan como futuras reinas de la pantalla.

En boca cerrada no entran moscas es una máxima que nunca llegó a casa de los Pedroche. Cada vez que abre la boca Cristina sube el pan, su afán por potenciar el “campechanismo” ha calado en los espectadores y ya es uno de los rostros más venerados por la audiencia. Su ‘Pekin Express’ se mantiene con datos correctos pese a la dura competencia y este martes se conformaba con un 7,8% de share. El programa sigue haciendo las delicias de aquellos espectadores con alma viajera y esta semana el elemento reality ganaba protagonismo con el conflicto entre concursantes. Visto que en esta edición la gracia natural de los participantes brilla por su ausencia qué mejor que explotar las cuchilladas por la espalda. Una bloguera amante de las banalidades y un señor sevillano pasado de vueltas son el fuego y la gasolina perfectos para incendiar la batalla.A la Pedroche le tocó poner orden y parece que va ganando peso como directora de carrera, aunque a su imagen tan apayasada cuesta darle entidad cuando pretende ponerse firme con los concursantes.
Las nuevas generaciones de presentadoras continuaron su disputa por el trono el miércoles por la noche. Volvió Samanta Villar después de un tiempo desaparecida y lo hizo por la puerta grande, su ‘9 meses’ encandiló a la audiencia con un estupendo 10,7% de share. La catalana se erigió de nuevo como estandarte de un modelo propio de periodismo, su sello personal es reconocible por el público y en este caso se expone más que nunca como protagonista de la noticia. A sabiendas que centrar el programa únicamente en su experiencia personal podía resultar tedioso, ‘9 meses’ se estructura alrededor de otras historias que complementan el formato. Samanta vende el producto como nadie, sin grandes artificios gestiona las emociones para servirlas de forma sencilla a los espectadores, cámara en mano y con un discurso muy llano consigue empatizar con la audiencia y tocar su fibra sensible.
Los datos de Villar fueron excelentes pero la noche del miércoles sigue siendo para Eva González y su ‘Masterchef’, que se enfiló hasta el 18,4%. En este país, a diferencia del resto de ediciones que tiene el formato por el mundo, viendo que hay tanta Miss desempleada en España, decidieron incrustar la figura de la presentadora en el programa. Un elemento bastante prescindible, pero bueno, ya sabemos que la cuota Sur vende mucho. Se dice y se comenta, que si consigues buena audiencia en Andalucía el éxito de tu formato está asegurado. Así que nada, presentadora andaluza y cincuenta mil concursantes sureños en el casting de ‘Masterchef’, eso sí, la sobreactuación cada vez más exagerada de Jordi Cruz que no falte. Más allá de sus cualidades como presentadora, está claro que Eva González puede seguir los pasos de Ana Rosa, sevillana y casada con un torero, ¿qué más se puede pedir? En fin; Eva, Cristina y Samanta, tres mujeres y tres estilos diferentes, el tiempo dirá que lugar les depara la pequeña pantalla.
Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.