El Televisero

Explota la guerra entre Sofía y Vera por el robo de comida (GH16)

Sofia a Vera: “Eres un quedabien, y te lo he dicho desde el minuto uno”

Estalla la guerra por el robo nocturno de comida. Sofía y Vera se enzarzan en una discusión en la que terminan echándose en cara las pasadas nominaciones. La noche termina con Aritz cocinando un bizcocho para los que no robaron comida.
Es bien sabido que cuando el hambre aprieta, la verguenza afloja. Estas últimas noches hemos estado viviendo varias visitas a la despensa de Guadalix pasadas las altas horas de la madrugada. Y, al parecer, no se salva nadie. Pero algunos guardan mejor el secreto que otros.
Todo empezó hace un par de noches, cuando Amanda, Suso y Sofía, muertos de hambre, se levantaron a atracar la despensa. Carol y Vera, quienes también paseaban por la cocina, se toparon con los ladrones. Decidieron unir planes y preparárse juntos un sandwich de queso y jamón, con Sofía de cocinera principal y Vera de vigilante. Para hacer el robo más divertido, decidieron echar migas de pan y queso hasta la puerta secreta del baño, aprovechando que todos los de la casa desconfíaban de una segunda casa secreta con otros habitantes. Todos pactaron no contar nada a los demás compañeros.
Con la casa ya a sabiendas de que faltaba comida en los armarios, Vera decidió contar a sus compañeros el asalto de la otra noche al almacen. Marta se unió a las confesiones del catalán y contó que Niedziela y ella también habían cogido comida alguna vez, en este caso unas magdalenas. Tanto la canaria como la del circo se sintieron traicionadas por Sofía, por haberles negado que hubiese robado comida. “Que gente más falsa. Yo flipo”, decía Marta mientras escuchaba a Sofía conversar con Amanda y Carol detrás de la puerta.
Pasada la medianoche, casi la mitad de la casa terminó confesando sus robos de comida, e incluso hacían bromas sobre eso. El único que parecía realmente afectado fue Aritz, que no estaba de acuerdo que algunos compañeros comiésen y quitasen comida a los que no estaban comiendo. Amanda acusó a Vera de haber roto el pacto y haber delatado a los ladrones. Pero la discusión comenzó con la aparición de Sofia en el baño, que se había acabado de enterar de que Vera le había delatado. “Me parece que eres un quedabien de mierda. Te lo he dicho desde el primer minuto. Me parece super cutre que ahora vengas con esos pocos huevos de sentirte guay cuando la otra noche estabas de risas con el sandwich”.

Vera acusó a Sofía de ser una mentirosa con sus amigas, y no haber sido capaz de contarles que había robado comida. Tanto Amanda como Sofía seguían con lo mismo: “ lo que está feo es romper el pacto que teníamos todos. Y para mí eso fue un momentazo”. Sofía, quien estaba bastante irritada y empezaba a perder las formas, seguía diciéndole a Vera, sin ningún pudor, que le gustaba quedar bien delante de todos, cuando había robado comida al igual que los demás. Vera se molestaba por habérle llamado quedabien y presumia de que la había nominado en las nominaciones a la cara de la semana pasada. 
Suso, quien ahora es buen amigo de Sofía, le aconsejó a la pamplonica dejar el enfrentamiento: “No pierdas las formas, vas a hacer que cambien las nominaciones y esta vez tiene que salir otra gente que se lo merece más”. 

Finalmente la noche terminó de una manera surrealista. Aritz, en un intento de poner la paz en el mundo, preparó un bizcocho para aquellos que no habían robado comida. Incluso terminó llevándole una porción al super. Al parecer, la capacidad de memorizar hechos no es el fuerte de Aritz, porqué justo la noche anterior se había estado preparando unas tostadas con Niedziela y Marta. Por supuesto, a escondidas del grupo. 

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.