Demasiado tiempo había pasado. ‘Tu cara me suena’ volvió por fin a Antena 3, y a miles de hogares, después de un descanso más que merecido. Tras una versión “mini” aceptable en cuanto a calidad pero pobre en audiencias, la versión adulta, la original, se ha hecho esperar. Un año y medio, para ser exactos. Regreso que no ha pasado desapercibido con una triunfal acogida por la audiencia: 3.142.000 espectadores y un gran 21,9% de cuota, acabando de esta forma con el liderazgo histórico del ‘Deluxe’ (16%).
‘Tu cara me suena’ regresó en viernes, sí, y no decepcionó. Más bien sorprendió. El talent renacía con un renovado, espacioso e impresionante plató, nuevos grafismos y nueva mecánica. Cambios más que necesarios para avivar la llama que se apagó en la pasada edición. Ahora no solo la ha avivado, sino que ha ogrado encender una antorcha.

El regreso



La gala arrancó con una brillante actuación de las ganadoras de las 3 primeras ediciones: Roko, Angy y Llum Barrera. Sí, Llum. La catalana sustituía a Edurne, que por problemas de agenda no pudo asistir. Con dicha actuación (imitando a BangBang) ya sabíamos que lo que íbamos a ver no era una Gala más, era el regreso de ‘Tu cara me suena’ y tenían que hacerse notar.
A continuación se dio paso a la presentación de los hombres del jurado: Ángel Llacer y Carlos Latre. Las mujeres, las nuevas, las presentaron a parte, dándole la importancia que merecen, y que necesitan, para hacerse querer en esta nueva edición. Lolita y Shaila Durcal aparecían en un carro, cual diosas.

Y comenzó lo bueno. Silvia Abril inauguraba el nuevo plató imitando a una impecable Raffaella Carrá. Una puesta en escena divertida y una brillante imitación daba el pistoletazo de salida al show. Pablo Puyol le siguió metiéndose en la piel de Maroon 5 con una actuación que más tarde las puntuaciones le darían un resultado algo mejor de lo esperado. Más tarde le siguió Ana Morgade con una puesta en escena colorida y una aceptable imitación de Katrina and the Waves.

Pero el que sin duda otorgó al programa la mayor sorpresa de la noche, y quizás de la edición, fue Falete. El cantante sevillano brilló con una imitación de Umberto Tozzi y una voz sacada de algún lugar que aún buscamos.
La actuación de Edu Soto fue en honor a Rosario, incluido baile de Lolita, mientras que Adrián Rodríguez enloqueció al plató, y a muchos espectadores, con un brillante Justin Bieber. El Sevilla no destacó con su imitación de los Hombres G y Vicky Larraz estuvo más que aceptable imitando a Ana Belén.

Pero el huracán llegó con Ruth Lorenzo. Muchas eran las expectativas, y no defraudó. La cantante consiguió ganar la primera gala de la cuarta edición del concurso gracias su gran imitación de Lady Gaga.
El estreno fue amenizado, además, por las imitaciones de los miembros del jurado. Unos geniales Ángel Llacer y Carlos Latre primero, y unas cortadas y planas Shaila Dúrcal y Lolita después, se pusieron en la piel de Baccara.
Las votaciones fueron mucho más ágiles. Una nueva mecánica en la que los miembros del jurado votan a la vez, y el público también, permite que el tiempo dedicado a las deliberaciones sea infinitamente menor a las anteriores.

La primera gala se ha caracterizado por la sorpresa en cuanto a la mecánica y al descubrimiento de los nuevos participantes. Quizás, también, por una menor presencia del humor. Esto último irá cambiando en las galas posteriores. Se comprende. Es la primera.
Un arranque cuidado hasta el más mínimo detalle. El vídeo de presentación de los concursantes ha destacado por su originalidad, mostrando y situando a los participantes en un entorno amable y divertido.

Un show espectacular



‘Tu cara me suena’ le recuerda al espectador que no todo en la televisión son dramas, ni polémicas. En la tele también hay un lugar dedicado a la diversión, al entretenimiento en mayúsculas, blanco y sin montajes.
El formato español, vendido a infinidad de países en todo el mundo, nada tiene que envidiar a los grandes talents internacionales. Se trata de un programa en el que la improvisación está permitida, y en el que el repertorio musical, actual o nostálgico, gusta a todos, incluso a aquellos jóvenes que descubren quiénes eran ciertos artistas y canciones.

‘Tu cara me suena’ apuesta por un auténtico show que ofrece matices y características que apenas tiene presencia en la televisión española actual. Mezclar humor, música y la intención de sorprender al espectador no es fácil y el talent de Gestmusic se esfuerza en ello, y lo cumple.
Un programa muy cuidado, fruto de un equipo gigante y que arriesga, intentando siempre apostar por cosas nuevas y sorprender al espectador. Tanto el maquillaje como la puesta en escena pasando por la realización y el nivel de las actuaciones. Todo un pack que le regala a los televidentes una diversión gratuita y no dañina.
Antena 3 apuesta por una televisión a lo grande para los viernes.. La cadena ha arriesgado, y mucho, programando el talent ese día. Con ello la cadena pretende, además de levantar sus audiencias, hacer regresar el entretenimiento a un día en el que los grandes programas de éxito de los años 90 lograron brillar. Antena 3 sabe que ‘Tu cara me suena’ es un producto consolidado y que puede ser una gran alternativa al corazón, género que lleva más 10 años anclado en la puerta del fin de semana.
Posiblemente estemos ante la mejor edición de ‘Tu cara me suena’ de la historia, o al menos así ha sido el arranque. Una edición arriesgada y que va a por todas, una edición que ha logrado reinventarse y rejuvenecer, sorprender y no defraudar.
Tu cara nos sonó a todos quizás, esta vez, como nunca.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.