El Televisero

OPINIÓN | Y laSexta volvió a hacer de TV pública

  Por Miguel Bermejo.

 

En estos tiempos de campaña electoral permanente que vivimos, laSexta se ha convertido en la cadena de referencia para seguir las noches de elecciones. Su fórmula es sencilla y muy eficaz: multipantalla para vivir las reacciones en directo, gráficos modernos actualizados al momento y una mezcla de mesa de opinión con tertulianos y otra de análisis con políticos. Y, por supuesto, dos monstruos de la comunicación al frente: Ana Pastor y Antonio García Ferreras.

Mientras que el resto de programas especiales están anclados en las típicas conexiones, laSexta apuesta por un modelo de pantalla partida para recoger todo lo que suceda en los lugares de interés. Y ahí está uno de sus puntos fuertes: plasman lo que ocurre de una forma que hace que el espectador se quede enganchado y lo viva con tensión y emoción, con conexiones pegadas a la actualidad. La realización es clave para que el televidente no se pierda nada: con imágenes en directo de lo que está ocurriendo, la opinión de los analistas y gráficos actualizados a la vez, laSexta logra que sea imposible quitar la vista de la pantalla.

Los gráficos también están pensados para que la gente no se pierda en su casa. En la parte izquierda de la pantalla, se sitúa el clásico recuento de escaños y escrutinio con una infografía simple, sin estridencias pero efectiva y actualizada al instante. Pero la gran novedad de este especial ha sido la barra indicadora del porcentaje de votos a favor y en contra de la independencia, un acierto teniendo en cuenta la complejidad de la situación.

Otra de los aciertos de laSexta es la doble mesa de opinión/análisis, que cuenta con periodistas y políticos para ofrecer todos los puntos de vista. El poder de comunicar y repartir juego que posee Ferreras es innegable y lo demuestra en noches como éstas, donde la actualidad es frenética y es necesaria agilidad para contar todo lo que sucede. Gracias a esta división, el espectador puede conocer los análisis de periodistas y políticos, lo cuál rompe con lo establecido y permite al televidente formarse una opinión más amplia. Y, además, también cuenta con entrevistas con los protagonistas del momento, como Miquel Iceta. Porque lo importante es contar al espectador lo que está ocurriendo en el momento.

En definitiva, laSexta ha vuelto a demostrar lo que se viene dando en los últimos años: a la hora de abordar noches electorales, se ha convertido en el canal de referencia, realizando la labor que debería hacer la televisión pública. Porque la cadena de Atresmedia entiende que es importante contar lo que sucede pero también la forma con la que se plasma en pantalla. La decisión de llevar el plató de ‘El objetivo’ a la Casa Batlló de Barcelona, uno de los edificios más icónicos de la ciudad, es un acierto brutal con el que se pretende acercar lo que sucede a los verdaderos protagonistas: los ciudadanos. laSexta ha comprendido que es necesario utilizar un lenguaje más cercano, lo cuál demanda mucha gente: nuevas formas de hacer televisión ante nuevos tiempos en política. Con lo bien que le funcionan los especiales electorales a la cadena, no me extrañaría que la canguro de Ana Pastor y Antonio García Ferreras se hiciera de oro. Y los espectadores lo celebramos.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.