El Televisero

CRÍTICA | El reparto salva a 'Carlos, Rey Emperador'

 
Por Paula M. Gonzálvez. 

 

Parece que la televisión pública de este país ha descubierto el secreto, no para triunfar con la audiencia, pero al menos para no quedar sepultada bajo sus datos. En estos últimos tiempos, las series de época (o al menos con un toque de ello) son a TVE lo que el famoseo a Telecinco. Quizás eso es lo que ayuda también a que el canal tenga ese toque envejecido que no le permite renovarse, por buena que sea la producción.

PUBLICIDAD

La nueva serie de TVE no tenía el camino precisamente allanado, teniendo en cuenta su predecesora, ‘Isabel‘. Y si a eso le sumamos el error de no emitir en televisión (antes de su estreno) ‘La corona partida’, película que sirve de nexo entre ambas series, no es muy extraño que el primer capítulo no haya terminado de ‘calar’ en el espectador.

Un primer capítulo lento, cuyo único fin es la presentación de cada personaje, un trabajo que se habría podido ahorrar con la emisión de la película que llegará a las salas de cine. Tan medieval es el ambiente de ‘Carlos, Rey Emperador‘ como el ritmo de la serie, algo que no siempre es bueno…  además de ese toque de telenovela inoportuno que aparece en ciertos momentos. Sin embargo, a pesar del ritmo apagado de sus inicios, la producción apunta maneras para ir enganchando poco a poco al espectador. Grandes series de televisión tienen unos primeros capítulos que se deben esconder para siempre, preferiblemente, y en este caso tampoco llega a ese nivel, de manera que algo tiene ganado. Y porque no, valorar también el trabajo de aquellos de los que pocos nos acordamos de manera habitual: la gente de vestuario y de decorado se han coronado antes que el mismo Carlos I, con un trabajo muy logrado.

Con un reparto verdaderamente acertado, de vez en cuando también a los directores de casting se les cuela alguien que ‘canta mucho’. No debieron ver la actuación de Laia Marull en ‘Los Nuestros’, dado que le han dado un papel de tanto peso como el de Juana la Loca, interpretada hace años en la gran pantalla por Pilar López de Ayala… Las comparaciones son odiosas.

Si algo bueno tiene esta serie, es que ya en el primer capítulo se aprecia como poco a poco los actores se van sintiendo cómodos, en tan solo una hora, y así descubrimos como Álvaro Cervantes va creciendo, al igual que Marina Salas, a pesar de su juventud para bordar un papel que les queda tan lejos temporalmente, y como sin duda Alfonso Bassave, por muy antagonista que sea, se meterá a todo el público en el bolsillo. Quizás él llegue a ser el verdadero protagonista de esta producción.

Si bien es cierto que con este primer capítulo ‘Carlos, Rey Emperador‘ no ha terminado de convencer, aunque si entretener, con toda seguridad con la introducción de todos los nuevos personajes que faltan por llegar logrará ser esa gran ficción que han prometido en todas y cada una de las promociones antes de su estreno, y cogerá fuerza a medida que avance en su recorrido.

Compartir:

1 comment

  1. Anónimo 8 Septiembre, 2015 at 11:56 Responder

    Para ser periodista cometes muchas faltas de ortografía. Habría que hacer una crítica de tu crítica. Por lo demás y en cuanto al contenido, de acuerdo en todo menos en las interpretaciones de Laia y Cervantes. La primera, se salva pese a mi decepción de no contar con la actriz revelación Irene Escolar; en cuanto al segundo, no puede encajar menos en lo que fue Carlos V.

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.