El Televisero

Blanca Suárez llega a la corte de 'Carlos Rey Emperador' este lunes

La actriz interpretará a Isabel de Portugal, futura esposa de Carlos de Habsburgo… ¿conseguirá seducirle?

Blanca Suárez se incorporará a las tramas de ‘Carlos Rey Emperador’ este lunes, 21 de septiembre, como Isabel de Portugal, una mujer culta, hermosa e inteligente que
se convertirá en la esposa de Carlos de Habsburgo y la futura reina. Sin embargo, en este
tercer capítulo de la ficción protagonizada por Álvaro Cervantes los
espectadores asistirán a las reticencias de Carlos al matrimonio con la
princesa de Portugal, a pesar de las exigencias de los españoles.

 

AVANCE | Capítulo 3


La relación entre Carlos y Germana va a dar un fruto inesperado. El entorno del rey desea aprovechar el embrollo para librarse de la reina viuda, pero Carlos se resiste a cortar la relación y apartarla de la corte. Margarita de Habsburgo, su tía, toma cartas en el asunto. 
Informada por su sobrino Fernando, que ya se encuentra en Flandes, envía a Carlos a su hombre de confianza con una doble misión: hacer entrar en razón a Carlos y mermar la influencia del señor de Chièvres, cuya codicia amenaza con despojar al joven rey del trono. El riesgo es verdadero y llega en el peor momento, pues Carlos deberá aspirar a la corona imperial en breve.

No será el único que lo haga: Wolsey, el canciller de Enrique VIII, maniobra con el rey de Francia para convertirlo en emperador, a cambio de su apoyo para ocupar en su día el trono de San Pedro en Roma.

Mientras, a Portugal ha llegado noticia de que los españoles exigen a su rey que se case con Isabel, su princesa. Ella se muestra bien dispuesta al matrimonio con Carlos para dar continuidad a la voluntad de sus antepasados. Pero el joven rey tiene otras preocupaciones…

En Cuba, Cortés ve la oportunidad de cumplir su sueño mediante una artimaña: convertir una expedición de rescate en una de exploración y colonización. Para ello empeña toda su fortuna. La llegada de aquél a quien debía rescatar lo obligará a improvisar una solución, pues para él ya no hay marcha atrás…

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.