El Televisero

Alberto Chicote: "En 'Top Chef' hay cosas que no se pueden perdonar"

Antena 3 estrena esta noche la tercera temporada de ‘Top Chef’, el concurso culinario “más exigente del mundo” según sus creadores. Alberto Chicote, Susi Díaz y el nuevo fichaje, Paco Roncero, se ponen de nuevo de frente a este concurso que pone a prueba a un grupo de cocineros profesionales con retos cada vez más complicados.

Entre las novedades de la nueva temporada destaca la importancia a los exteriores, ya que gran parte del programa se ha grabado al aire libre, incluso trasladándose a Estambul, así como la participación de algunos famosos en diferentes programas.

ElTelevisero.com ha podido hablar con Alberto Chicote sobre los secretos de la nueva temporada del programa culinario y sobre en qué programa de los que hace para Atresmedia se siente más cómodo:


ElTelevisero.com: Habéis dicho que esta temporada vais a ser mucho más exigentes y duros…


Alberto Chicote: Sí, pero no en cuanto a cantidad. Me explico. Se trata básicamente de exigirle a un concursante conforme sus posibilidades. Tenemos unos concursantes profesionales, por lo que se presupone que tienen un nivel culinario importante, por eso les exigimos mucho. Pero eso ocurre en el campo de la cocina como en cualquier otro. Es como exigirle lo mismo a un escritor que ha ganado un Planeta a uno que acaba de hacer un curso de escritura literaria. En ‘Top Chef’ hay cosas que no se pueden perdonar.
¿Te has enfadado con algún concursante en alguna prueba en concreto?

A.C: Bueno, esa pregunta es muy grande. Todo depende de lo que a cada uno le enfada. A mí me puede enfadar ver a alguien destrozar un lenguado. Hay gente que se enfada porque le roban el móvil o cuando pierde su equipo de fútbol. Pues yo me enfado cuando veo a un concursante con una alta capacidad culinaria estropear un plato.
¿Qué tal la relación de los jueces con los concursantes? ¿Tenéis contacto unos con otros durante la realización del programa?

A.C: No tenemos contacto ninguno, incluso a veces podemos parecer mal educados. Los concursantes y los jueces tenemos tan poco contacto durante las grabaciones, solo en el espacio de la cocina, que cuando nos cruzamos o algo si le dices buenos días y no le dices cómo estás podemos parecer antipáticos. De hecho, al inicio de la grabación, a los concursantes se les dice que, para que no haya ningún tipo de suspicacia, amistad o ventaja, el jurado y todo el equipo permanecerá a parte de los concursantes. Es importante que los participantes entiendan, sepan, que la valoración que hacemos de su paso por el programa es estrictamente culinaria.
¿Te has llevado alguna decepción con algún concursante que pensabas que podría haber dado mucho más de sí?

A.C: Sí. Porque hay gente que sobre el papel cocina muy bien y luego cuando llega el momento del Rock and Roll en nuestras cocinas la cosa funciona al revés. El plus de nuestro reloj, de trabajar con una cuenta atrás, crea mucha tensión y a veces las cosas no salen como uno quiere que salga. Hay gente que sin presión cocina genial, pero nuestro plus les pone aún más nerviosos.
¿’Top Chef’ es más un concurso o un programa de buena cocina? Con la cuenta atrás que establecéis se da rienda suelta a la cocina “rápida”…

A.C: Son ambas cosas. Y en ‘Top Chef’ lo que pedimos siempre se ajusta al tiempo establecido. No planteamos platos que no se puedan cocinar en el tiempo que proporcionamos. Nosotros nunca pedimos cosas imposibles. Si las planteamos es porque somos conscientes y sabemos que pueden hacerse. Putear al concursante no es nuestra vía.
Decías que en esta nueva temporada van a participar caras conocidas de la cadena, además de otros famosos. De ellos, ¿cuáles te han sorprendido más?

A.C: Todos ellos se divirtieron mucho, que fue lo que pretendíamos. Me sorprendieron todos porque verlos a ellos en la cocina ya es divertido de por sí. Me reí mucho con el Hombre de Negro, por la forma en la que lo hizo. Es muy divertido ver como cada uno de ellos afrontan estar dentro de una competición de cocina sin ser cocineros ni nada.
De los exteriores en donde habéis grabado, ¿cuál te ha sorprendido más? ¿Cómo ha surgido la idea de trasladarse a Estambul?

A.C: Muchos. Hemos estado en sitios divinos. Date cuenta que este año el 80% de ‘Top Chef’ es en exteriores. Hemos viajado muchísimo y hemos pasado mucha calor. Hemos grabado en junio y julio y con la ola de calor que ha hecho este año imagínate. En ‘Top Chef’ procuramos que la localización esté relacionada con las pruebas y los productos y conforme a ese hilo conductor decidimos dónde grabar. Entonces, si hacemos un programa en el que la fusión de cocina y sabores sea importante durante la prueba, esa ciudad no es otra que Estambul.

¿A quién meterías en la cocina?

A.C: A todo el mundo. Cocinar es una terapia muy buena.
Hay muchos programas de cocina. ¿Por qué hay tanto interés por ella? 
A.C: No lo sé. A mí lo que me gusta mucho es la cocina en sí. Dicen que hay muchos programas de cocina. También hay mucho fútbol en la tele y nadie dice nada. Yo no me canso que haya cocina en la tele porque a mí me gusta mucho la cocina. Hace 3 años cuando presentamos Pesadilla parecíamos unos locos. Y mira ahora. Empezamos ya a grabar la quinta temporada. Al fin y al cabo el que decide que haya tantos programas de cocina es el público, por que los ve.
¿En qué programa te sientes más cómodo, en ‘Top Chef’ o en ‘Pesadilla’?

A.C: Me gustan mucho los dos, pero me ocurre una cosa curiosa: Cuanto estoy con ‘Pesadilla’ echo de menos ‘Top Chef’ y cuando estoy con ‘Top Chef’ echo de menos ‘Pesadilla’. ‘Top Chef’ es como una pera dulce: Ves a muchos profesionales guerreando para hacerlo bien. Sin embargo, a pesar de ser  mucho más duro y con muchas más horas de grabación, ‘Pesadilla’ tiene algo muy gratificante: Tener la sensación real que le estás dando a alguien una segunda oportunidad.
Dices que ya empiezas ya las grabaciones de ‘Pesadilla’. ¿Cuánto tiempo crees que puedes aguantar a este rito de trabajo?

A.C: Bueno, hace poco tuve 10 días de vacaciones (risas). Pero yo hago esto porque me gusta, me apasiona. Lo mejor es concienciarse del trabajo. Yo sé que desde ya hasta navidades cierro las puertas y me dedico solo a ‘Pesadilla’, dejando un día libre para estar con mi familia. Pero a mi me divierte mucho lo que hago, si no no lo haría.

Compartir:

Comentar

Tu correo electrónico no será mostrado. Los campos marcados con * son obligatorios.