PUBLICIDAD
El Televisero

Líos amorosos y Orgullo Gay en el final de 'Anclados'

La serie de Telecinco se despidió de la audiencia, pero tan solo por esta temporada. En su octavo capítulo,  estuvo protagonizado un lío amoroso y la celebración del Orgullo Gay en el barco Ancla-II. La serie interpretada por Miren Ibarguren se va con grandes datos de audiencia durante su primera temporada y por ello la cadena de Fuencarral ha decidido renovarla.
En su último capítulo «Anclados» contó con la presencia de Chenoa, y Campillo se ha puesto de punta en blanco para volver a ver a la cantante, a quien le ha comprado un ramo de flores.  Este amor por ella llegó durante un verano en el que él trabajó como su guardaespaldas. En el momento de reencuentro, por mucho que se ha esforzado, la cantante no ha conseguido recordarle.
Pero la cosa no ha acabado aquí, Campillo ha buscado una segunda oportunidad de acercase a Chenoa irrumpiendo en su camarote. Desafortunadamente, la cantante no estaba y Campillo, que se ha puesto a estornudar repentinamente, se ha limpiado los mocos en unas bragas de la cantante justo cuando ésta cruzaba la puerta.

El intento de canción de Tere para Chenoa

Aunque Marga había dado la orden de que ninguno de los tripulantes molestara a Chenoa, Tere se ha presentado a la cantante para decirle que había compuesto una canción para que ambas la interpretaran juntas. Por suerte, cuando ha empezado a cantarla, ‘La parches’ ha tirado a su empleada a la piscina.

El «amor» llega al Ancla-II

Cuando parecía que algo podía surgir entre Raimundo y Olivia, la mala suerte ha intervenido en su contra. El ‘Ancla-II’ celebraba una fiesta de disfraces en honor al orgullo gay y Rai se ha lanzado a besar a la chica que iba de Cat Woman suponiendo que era Natalia, sin saber que Olivia se había puesto el mismo disfraz.
Pero tambien para Marga, la fiesta de disfraces en honor al orgullo gay que se celebraba en el barco fue poco más que un trauma. Raimundo recibió un bofetón de Natalia y la jefa se vio obligada a vestirse de pirata, pues el parche ya lo llevaba. Entre una copa y otra, al final, ahogaron sus penas…

PUBLICIDAD
Pero la cosa no acababa aquí, cuando estaba a punto de abandonar el barco, Campillo ha visto la oportunidad de convertirse en un héroe para Chenoa. La cantante ha tenido la mala suerte de quedarse encerrada en el ascensor del barco con Mariano, que le ha pedido que no respire para poder tener más oxígeno para él. Campillo les ha rescatado a ambos y Chenoa le ha mostrado su agradecimiento y afecto.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD