PUBLICIDAD
El Televisero

LA MIRILLA | #SINpayaSIN y Con-vivencia

Lo tengo que decir o exploto, ‘Gran Hermano’ ya no es lo que era. Españoles, estamos viviendo en directo cómo hacer que un gran formato se desgaste y pierda el interés. ¿Por qué?
Ayer se vivió la cuarta gala de ‘GH15’, segunda gala en un domingo… Y sí la semana pasada tuvo mala audiencia, ayer empeoró. Se veía venir. Pero cómo no miro por #LaMirilladeGH15 para hablar de audiencia… vamos a lo que me interesa.
Volvimos a ver de nuevo a Flo ayer, quitando ese protagonismo que Mercedes Milá se merece y que el propio formato tiene. ‘GH’ debe ser que quiere competir con ‘El club de la comedia’, porque no entiendo el papel de Flo… Una sección que dura bastante -y eso que la han recortado en comparación a la semana pasada-, se podría hacer en tres minutos. Lo más divertido del Supermaligno es cuando insulta, piropea o se ríe de los concursantes… ¿no sería mejor que fuese uno por uno y en tres minutos hubiésemos terminado?
Aunque puede entender que la figura de Flo sea para rellenar contenido… porque poca chica tiene está edición. Es más, la producción del programa dio a los concursantes un juego de mesa llamada “El juego de la verdad” para ver sí así había malos rollos… pero ni con esas.
¿No tenéis la sensación que las galas de ‘GH’ están mostrando poca convivencia?… parece más un ‘GH’ del humor… ¡esto no es para elegir al mejor payaso de la casa!.
Yo creo que el equipo del programa ya está tan mayor, que no tienen ideas. ¿Habéis visto las pruebas semanales? Fáciles y poco originales… Seguro que en breve vemos la mítica prueba del Camino de Santiago, y sino tiempo al tiempo.
Por cierto, ¡¡otra vez el payaso!! ¿No os cansa? Porque a mi si. Creo que ya están repitiendo demasiado… y siempre con lo mismo. Por ello voy a crear la campaña #SINpayaSIN. Una vez vale, dos gusta… pero tres ¡cansa!. Queridos de ‘GH’ guardar a payasín hasta Halloween… él lo agradecerá, nosotros también.
Y una mirilla no es mirilla sin hablar de Omar y Paula, los únicos que están dando vídeos al programa. Vale que su relación empalaga. Vale que son cansinos todo el rato besuqueándose delante de los compañeros. Pero sí no fuese por ellos, ¿qué tendría está edición?. Por cierto, ¿nadie se ha fijado en la mata de pelos que tiene Omar en la zona del codo?… da un poco de cosa ¿no? Espero que no todo este así de poblado, sino pobre Paula… va a necesitar dar unas clases de poda.
Hablando de amor. ¿Soy el único que quiere que Hugo y Azahara se líen? Son una bonita pareja… un poquito más de alcohol y seguro que terminan haciendo manitas.
Y para manitas, las de Paco ¡cuanto las mueve para explicarse!. Ayer fue el expulsado y se veía venir. La culpa: las hermanas. Vale que él es un poco pesado y sus tácticas de ligoteo de nada me han servido este fin de semana… pero pobre. Las hermanas se han hecho dueñas de la cocina, y están conquistando a sus compañeros por el estómago. Al principio me caían bien, pero no tienen juego limpio. Son cómo la bruja de Hansel y Greten… primero engordan a sus víctimas, para luego comérselos. 
Este jueves habrá otra gala, y esperemos qué mejor. Telecinco está destrozando un formato muy bueno por dos motivos: galas sin contenido dos días a la semana, y un perfil de concursantes que no dan juego… ni para bien, ni para mal. Creo que debería entrar la exnovia de Omar… entonces si sería un ‘GH’ en compañía. 

PUBLICIDAD

🔵 Si quieres estar informado de las noticias sobre televisión, suscríbete a nuestro canal de Telegram.

Y ADEMÁS:
Share:

2 comments

  1. El Televisero 29 septiembre, 2014 at 16:31 Responder

    Hola querido anónimo mio. Experto no soy… de momento. En primer lugar no escribo desde un punto de vista periodístico o de experto literario, lo hago porque me gusta el formato, lo veo desde la edición número uno, porque me da pena que el formato pierda puntos y porque todo esto ya lo he hablado con la cara visible de GH, "la merche".
    Sobre el tipo de formato estilo blanco. Quiero recordar que Tele5 hizo una campaña publicitaria donde anunciaba que su cadena era la cadena de los colores, y eso es lo que queremos ver…¡colores!. No es suficiente con los sofás del salón, queremos ver colores en sus programas y dentro de ellos.
    La figura de Flo, cierto es que da un punto divertido a la gala; yo soy el primero en reírse… pero cierto es, que en la primera gala se repitió mucho las gracias, y solo hay que ver que su sección en la gala se ha reducido considerablemente. Sobre el payasin, no me repito.
    La relación de Paula y Omar, y los pelos de éste es sus brazos… es un toque de humor negro que muy pocos entienden, y qué tampoco tengo por justificarme.
    De todas formas te agradezco que hayas mirado por la mirilla cómo yo, y que te hayas atrevido a escribir. Es más, el próximo viernes también habrá mirilla… te dejo un párrafo para ti. Te doy libertad para que opines de lo que quieras en mi mirilla, eso si… en solo un párrafo, que sino me quita espacio y mi ego no me lo permite.

  2. Anónimo 29 septiembre, 2014 at 16:08 Responder

    Supongo que el mero hecho de tener acceso a una plataforma de difusión pública en internet es el mérito que te otorgas como autoridad para poder opinar de un formato como GH. Pero como bien dices, hablemos de audiencia, que es lo que te importa. Y de eso adolece este foro.
    Pero ya que he invertido tiempo leyendote, voy a dar mi opinión.
    No sé para que invierte la gente tiempo, ganas y experiencia en formarse, ser experto y tener un amplio bagaje en su ámbito (los formatos televisivos en este caso) si luego cualquiera, sin formación específica en dicho campo, se permite dar una opinión de "experto".
    No es posible juzgar un formato basado en la convivencia entre miembros de un grupo humano con menos de tres semanas de duración de dicho grupo. Se puede intentar forzar situaciones que den pie al conocimiento recíproco, pero eso no asegura el surgimiento del conflicto que tanto ansias.
    No obstante, lo que reclamas a la edición de este año no es conflicto (el cual ya ha surgido entre algunos miembros y han sabido resolver con ejemplar eficacia) sino la pérdida de papeles y la adopción de estilos de afrontamiento desadaptativos.
    Telecinco, debido, o gracias, a diferentes formatos se ha convertido en un mal referente de un modelo social que es cada vez más rechazado. En su momento este estilo supuso un gran auge en sus audiencias, pero el creciente rechazo está dejando vislumbrar otras formas de hacer las cosas.
    Este cambio se está dejando ver en el estilo de concursante de esta edición de GH, los cuales, ante roces absolutamente normales de la convivencia, están afrontando de manera sensata y madura, sirviendo como ejemplo de dichas habilidades a la audiencia de muchas edades que siguen el programas.
    De tal modo, lo que tú llamas aburrido, desde la "línea editorial" de la productora y la cadena lo redefinen como estilo blanco. Sería interesante que conocieras a la persona encargada de identificar el perfil psicológico de los candidatos antes de opinar tan libremente.
    Esperemos que el programa actual y ediciones posteriores (si los hubiera) continúen en la misma línea.
    Y bajando al terreno más mundano, el papel de Flo en el "supe maligno" es brutal, dándole un frescor a las galas que era necesario y aportando un toque de humor descarado que viene fantástico al formato. Además comparte (no quita) protagonismo con Mercedes al interactuar con la presentadora y relevarla en un espacio que no es el suyo habitual -la gala de los domingos-.
    La relación entre Hawai y Omar es harto empalagosa, de esas que se consideran tóxicas en cualquier grupo de amigos y que reducen su círculo social a lo que alcanza sus brazos.
    Lo de los pelos de Omar en el brazo es en absoluto interesante, pero en cualquier caso es un rasgo físico suyo no elegido y resultado de alguna anomalía, por lo que hacer sorna de ello es totalmente despreciable.
    Por cierto, los signos de puntuación (comas, puntos y comas, puntos suspensivos, etc.) también existen y sirven para hacer entender el sentido de un texto. De igual modo, escribir de modo literal a como se hablaría tampoco vale.. Importante tenerlo en cuenta cuando se escribe para el público y se pretende ser creador de opinión.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD