PUBLICIDAD
El Televisero

Sonia y Kristian (GH14), ¿ruptura a la vista?

Dicen que los amores de Gran Hermano duran, como mucho, un año. Casualmente, coincidiendo con las gloriosas épocas de bolos y promociones en discoteca que ningún ex-concursante se atreve a rechazar. Pero cuándo el caché empieza a bajar y los locales de fiesta pierden el interés por quien fuera concursante de GH, la mayoría de los participantes deciden volver a su ciudad natal para intentar retomar su vida anterior.
Pero lógicamente, la distancia y los cambios de vida acaban rompiendo la mayoría de las relaciones surgidas en la etapa de ‘campamento’ televisivo. A la larga lista de fracasos amorosos post-GH (Laura y Marcelo, Pamela y Oliver, Michael y Ariadna, Eva y Emilio, Nacho y Desiree, Melania y Piero, Javier y Raquel Abad, Matias y Rocio, Jonathan y Cristal, Dani López y Naiala, Diana y Juanjo…) parece que se le une otra ruptura más. Hablamos de la polémica pareja surgida de GH 14, Kristian y Sonia Walls.


¿Qué habrá ocurrido para que la canaria se haya cansado de la península? ¿O habrá sido Kristian quien ha decidido querer lucir sus rizos con otra mujer? Lo cierto es que el rumor surgió hace varias semanas en las redes sociales, pero no ha sido hasta esta mañana cuándo ambos han confirmado una crisis sentimental en sus cuentas de Twitter personales.
Y es que abandonar Gran Hermano con pareja tiene un gran ventaja, ‘el carpetersimo’ tira, y mucho. Los concursantes que salen del concurso ‘enamorados’ suelen tener un privilegio que no todos poseen. Muchas veces ese ‘privilegio’ adopta forma de ordenador, ropa, teléfono móvil, cena en un restaurante de lujo o incluso un viaje. Por supuesto, todo pagado por seguidores que viven la historia de amor surgida del reality como suya propia. Además, muchos de ellos deciden organizar cenas o eventos dónde poder compartir tiempo con sus fans, previo pago de una cantidad económica que puede oscilar entre los 30 y los 60-70 euros, dependiendo de la marca del vino o del grado de ‘sinvergüenceria’ de los organizadores. 
Pero estos eventos y fiestas privadas terminan la mayoría de las veces en el momento en que la pareja rompe (o empieza otra edición de Gran Hermano). Por eso, a veces, vale la pena pensárselo dos veces antes de dar por terminada completamente una relación. Parece que Sonia y Kristian han entendido la lección a la perfección porqué, aunque dicen estar pasando por una ‘crisis’, la próxima cena con fans (regalo incluido) no se cancela. Claro, los 60 euros para la cena no pueden faltar y la aportación para el regalo es a gusto del consumidor. Quiero suponer que en esa cena se va a beber un buen vino reserva. 
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD