PUBLICIDAD
El Televisero

La audiencia deja a los 'campistas' de Antena 3 "con el culo al aire"



Las hipotecas, los créditos, las preferentes, el Ibex, el IVA, deudas, embargos, desahucios. La crisis económica en la que nos encontramos sumergidos desde el año 2008 a causa del deshinche de la burbuja inmobiliaria ha servido de marco de referencia para la comedia del grupo Atresmedia que emite su tercera temporada, actualmente, los miércoles a las 22.30h, ‘Con el culo al aire’.

PUBLICIDAD

Dicha serie coral, que se mide a ‘B&b’ y ‘Masterchef’ -líder- entre otras ofertas, nos enseña una nueva manera de vivir. Cambiar la rutina, el estrés del día a día en la ciudad, los pagos que se apoderan de nosotros y nos dejan la cuenta en números rojos, por un camping. La serie desde su arranque, intenta usando un tono humorístico y sarcástico manifestarse o protestar por la situación que pasa nuestro país.

Esta semana la comedia anotó su mínimo (12,2%) y fue superada por ‘De boca en boca’ por primera vez


Bajo el título «Empezar de cero ¡en un camping!», emitido el 1 de febrero de 2012, dio inicio esta serie familiar, divertida y algo alocada. 4.145.000 espectadores, lo que se tradujo en un estupendo 21,9% de cuota de pantalla, estuvieron pendientes del estreno. Desde entonces ‘Con el culo al aire’ no volvió a superar la barrera de los cuatro millones ni tan siquiera a rozarla. Ese fue el capítulo con mayor expectación y seguimiento, y por el contrario, el de este pasado miércoles 30 de abril del 2014, dos años después aproximadamente, ha sido el menos visto de la historia de la ficción con poco más de dos millones y un 12,2% de share.

PUBLICIDAD

Debido a los resultados que obtuvieron la primera temporada y la segunda, superando la media de la cadena, se renovó por una tercera temporada, aún sin ver las audiencias de toda la segunda temporada. Y ya se rumorea con las grabaciones de una cuarta. ¿Pero por qué esta preocupante bajada?

Los guiones se han ido volviendo flojos y aburridos, con tramas estáticas y repetitivas


Los guiones a medida que hemos ido avanzando temporadas se han vuelto mucho más flojos y aburridos y con ello las tramas demasiado simples, repetitivas y estáticas. Las marchas de personajes y nuevas incorporaciones han provocado el temblor de los cimientos de la ficción. 
En la primera temporada nos abandonó la pareja de la tercera edad formada por Serafín y Juana (actriz que fue suplantada a mitad de temporada por motivos personales) y Bobby, el guiri multimillonario, dejando a Candela. La segunda temporada trajo nuevas caras que menos el padre de Sandra, Paulino, la profesora reivindicativa y su hijo opositor abandonaron al final de la tanda de capítulos junto a Candela, interpretada por Hiba Abouk. La tercera temporada no iba a ser menos, tras el abandono de estos, se incorporaron Ana Morgade en el papel de Begoña, Julián López en el papel de Rúben, Almudena Puyo en el papel de La Rebe y Llum Barrera en el papel de Chus. Estos últimos fichajes parecían dar mucho juego, teníamos las expectativas demasiado altas, tal vez, porque se han quedado en relleno. Ninguno aporta nada nuevo a la ficción ni ningún tipo de aire fresco como se prometió, es más de lo mismo.

Dos de las principales causas de la bajada de audiencia esta temporada podrían ser:

    PUBLICIDAD
  1. Es cierto que es una serie coral y todos los personajes son importantes y aportan algo, pero siempre hay alguno que destaca más que otro y gusta. Por ejemplo, ‘Con el culo…’ no tendría razón de ser si desaparecieran los marqueses y… Jorge. Este último, debido a motivos laborales, nos abandonó en el sexto capítulo de la ficción (realmente séptimo) yéndose a trabajar a Nueva York. Es un personaje que siempre ha dado mucho juego y ahora con su hijo con Eli lo seguiría dando. Uno de los personajes que más hacía reír con su «rollito» con Angelito.
  2. Tampoco es comprensible por qué no se emitió el tercer capítulo de esta temporada. Era uno de los capítulos más importantes de esta tanda de episodios y se nos pusieron algunas escenas en el refrito de capítulos anteriores. Saltamos del número dos al cuatro. Dejándonos parte de la historia sin entender y menos mal que no es una serie con mucha trama abierta y continuada porque se la cargan.

La audiencia podría estar cansándose finalmente de tantos «errores» y están dejando a la serie literalmente con el culo al aire. Lo que parecía ser la mejor temporada, por la que más han apostado, está siendo el desastre absoluto. Tal vez, sea la última temporada de la ficción…

| Redacción: Christian Morales.

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD