PUBLICIDAD
El Televisero

'MasterChef': Análisis técnico entre fogones

PUBLICIDAD

El programa de TVE regresa a la parrilla con una receta exquisita a nivel técnico y audiovisual.

Desenfoques, enfoques, primeros planos, macros. Así podemos definir en etiquetas de un artículo el programa de Televisión Española: ‘MasterChef’. El talent show culinario estrenó este miércoles su segunda edición de la que salieron sus 15 concursantes, y lo hizo en Alta Definición y con una notable superación en el plano técnico:

Todos los ingredientes para un buen paladar televisivo a nivel técnico, lo podemos encontrar en el programa de ayer. En un programa de cocina no pueden faltar planos con ‘steadycam’ para poder seguir la evolución del plato. Tampoco los planos con macro para dar el máximo detalle de la lente de la cámara, con el cual casi podemos oler el plato que nos presenta los concursantes.
El recurso técnico del desenfoque frontal para pasar al desenfoque infinito, también nos da buena cuenta de la presentación de un plato recién cocinado y que da un toque fantástico a ambas creaciones, tanto la culinaria, como la audiovisual.
Todo ello acompañado de un montaje rápido en cuanto a los reportajes. Planos medios de los aspirantes a cocineros para presentarlos, acompañados de los planos de sus recetas e incluso con varios fundidos para pasar de un plano a otro.
Ya durante el casting se puede ver planos generales con la llamada ‘cabeza caliente’ para dar esa sensación de multitud. Y no se equivocan porque fueron muchos los candidatos, más de 9.000, que se presentaron al mismo. La infografía utilizada en la página web donde se presentan a todos los candidatos también es espectacular, donde el internauta puede ver cada perfil de una manera original.

PUBLICIDAD
El plató está bastante bien acondicionado. Con una iluminación tenue en la parte trasera y unos focos de relleno en los fondos, se quiere transmitir calidez al aspirante para que pueda elaborar sus platos. Los jueces están colocados a cierta distancia de la pared. Este motivo lleva a que cuando se saca un primer plano del mismo, el fondo quede ‘desenfocado’, dando la sensación de profundidad y la vez de una composición visual excelente.

Los ‘golpes’ de sonido con las imágenes en el montaje de los reportajes también merecen una mención especial. Cada cambio de plano coincide con el cambio de sonido. Son cambios rápidos de planos y están perfectamente coordinados.
Los primeros planos no pierden ningún detalle. El espectador no puede perderse ningún instante de lo que sucede entre los fogones. Se conjuga este tipo de planos con planos medios de los miembros del jurado, para no dar sensación de monotonía en las secuencias. Además se ‘juega’ con los contra-planos en movimiento, viendo al aspirante desde su parte trasera y a la vez al jurado de cara. Los planos cenitales -picados- desde arriba del plató sobre los platos y a la vez girando sobre los mismos, también es un detalle que queda bastante bonito visualmente.
En definitiva un acierto del equipo de producción de ‘MasterChef’ que hace que la cocina entre en los salones de los espectadores de una forma excelente desde el punto de vista audiovisual.
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD