PUBLICIDAD
El Televisero

‘Tu Cara Me Suena’, el final: ¿Edurne o Melody?



La tercera temporada de ‘Tu Cara Me Suena’ arrancaba el 24 de octubre de 2013, consolidando el éxito del formato tras dos primeras temporadas avaladas por muy buenas audiencias. Quién iba a pensarse que este año habría un duelo de divas. Si en las dos primeras ediciones el triunfo se veía destinado a las cantantes Angy y Roko, en esta ocasión la audiencia ha estado absolutamente dividida. Edurne o Melody. Melody y Edurne. La ex triunfita rubia o la niña de los gorilas. Ambas excelentes concursantes pero radicalmente opuestas en actitud y forma de ser. El programa, viendo desde el primer momento el revuelo generado en las redes sociales, no dudó en alimentar esta batalla semanalmente, en la que incluso el jurado parece haber tomado partido. O no.

‘Tu Cara Me Suena’ es un programa blanco, de corte familiar, que se caracteriza por ofrecer un entretenimiento sin grandes complicaciones: risas aseguradas. No se ha buscado el morbo (como Telecinco, que sí intenta dotar de morbosidad a casi toda su programación) ni mayor complicación: el secreto del éxito es ver a rostros conocidos poniéndose en la piel de cantantes. Y eso ya de por sí es divertido si fichas a una serie de personajes que han sabido (casi todos) seguirle el rollo al programa. Pero este año Antena 3 ha apostado claramente por ir un paso más allá y colocar a dos claras candidatas al premio final. Y qué mejor que enfrentarlas semanalmente a los retos, al jurado y a la audiencia. Tanto Edurne como Melody podrían ser claras ganadoras siempre y cuando la otra estuviera ausente en la edición. ¿Qué pasaría si las juntamos en una misma carrera? La jugada les ha salido redonda y hemos tenido morritos, caras de desafío, desaires y circunstancias incómodas.

PUBLICIDAD
Más vídeos en Antena3

Edurne parte como favorita, teniendo en cuenta que ha sido la primera finalista por conseguir la mayor puntuación a lo largo de las primeras 16 galas. Casi siempre estando en los primeros puestos en cada entrega, Edurne ha dado actuaciones muy acertadas, manteniendo siempre un nivel de corrección más que aceptable. Su trabajo ha sido valorado siempre muy positivamente por el jurado (tal vez demasiado, según los haters de la cantante); llegando a conseguir los 12 puntos del jurado al completo en varias ocasiones. Sus compañeros la quieren y desprende buen rollo con todo el mundo. Su actitud ha estado lejos de entrar en polémicas a pesar del claro enfrentamiento en el que se ha visto inmersa contra Melody, o incluso el día que Marta Sánchez la atacó por su imitación. Siempre con un gracias y una sonrisa en la cara. Tal vez ésta ha sido su estrategia; evitar el conflicto y poner buena cara.
La madrileña se alzó con la victoria en las galas 1 (Alicia Keys), 12 (Amy Lee) y 13 (Linda Perry). Caso aparte es el de la gala 14, en la que Edurne realizó una gran imitación de Beyoncé y por la que ganó la máxima puntuación del jurado. Aún así, la gala fue a parar a manos de Melody gracias al voto de los compañeros. Incluso estando ya clasificada, llevó a cabo una buena imitación de Marifé de Triana, demostrando que sabe ponerse muy bien en la piel de los demás. Aún así, son muchos los que critican el favoritismo hacia ella por parte del jurado y de la organización del programa, ofreciéndole imitaciones más asequibles en las que podía lucirse de una forma más cómoda. Para la final ha elegido imitar a Christina Aguilera, así que esperamos una actuación muy interesante.
Melody, por su parte, ha sido la segundona prácticamente durante toda la temporada. Y seguramente no por gusto. La andaluza ha ido a remolque de su competidora a pesar del esfuerzo y las ganas que le ponía semanalmente. Demasiado evidentes, tal vez. El problema de Melody ha sido su actitud de niña rebelde y competidora al máximo. Su trabajo ha sido excelente y su nivel de imitaciones dejan patente la artista ante la que nos encontramos. Pero le ha fallado la actitud. Una actitud que le ha llevado a enfrentarse con casi todos los miembros del jurado de forma más o menos clara (y más o menos irónica) e incluso generando inquietud entre sus compañeros. Esta actitud se ha reflejado en caras de circunstancia y desagrado que el programa se ha encargado de reproducir sin pudor y que han sido el regodeo en las redes sociales.
Melody fue la ganadora de la gala 3 (Bonnie Tyler), la controvertida gala 14 (Alesha Dixon), la 16 especial duos (Lady Gaga) y la 18 (Rocío Jurado), con Edurne ya clasificada. Entre sus imitaciones más destacadas, la que hizo junto a Angy de Lady Gaga y Christina Aguilera: de lo mejor que hemos visto en la historia del concurso. Mientras que le han crecido fervientes defensores que alaban su trabajo como imitadora, también se ha ganado la antipatía de muchos por demostrar de forma tan clara la disconformidad hacia el concurso, las votaciones y valoraciones del jurado. Y aunque mantiene una relación cordial con Edurne, la tirantez es constante; hecho que le perjudicar para alzarse como ganadora. La andaluza imitará en la gala final a Rocío Jurado.
El duelo de divas está servido en la final de Tu Cara Me Suena. ¿Edurne o Melody?
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD