PUBLICIDAD
Entrevistas

Llorenç González: «Me gustaría hacer ahora de ermitaño»

ENTREVISTA EXCLUSIVA ELTELEVISERO.COM | 

PUBLICIDAD
Llorenç González (Barcelona, 1984), actor muy reconocido por su papel de Andrés en la serie de Antena 3 ‘Gran Hotel’, nos concede una entrevista en exclusiva muy personal para ElTelevisero.com en la que analiza su paso por la ficción de Bambú, el éxito de su película «El sexo de los Ángeles» y donde nos cuenta también sus nuevos proyectos de futuro:


ElTelevisero.com: ¿Siempre quisiste ser actor? ¿Cómo surgió tu deseo por la actuación?

Llorenç González: Ahora cuando miro hacía atrás, me doy cuenta de que siempre he tenido una inclinación e intuición hacía lo artístico. No sé si para ser actor o no pero si hacía disciplinas artísticas. Me fascinaba y me fascina el mundo de la radio, y por lo tanto de la palabra. Jugaba con los «playmobil» y montaba historias, hacía mis dramaturgias, y en los trabajos del colegio siempre intentaba contarlo como si fuera un cuento, una historia. Además de pequeño cantaba en un coro.

PUBLICIDAD

Lo de la actuación en sí, me vino cuando tenía unos 15 años. Entonces un grupo de amigos nos juntábamos para montar una obra de teatro musical… y ahí fue la primera vez que me planteé, estudiar arte dramático.

Comenzaste tu carrera en las series de TV3 ‘El cor de la ciutat’ y ‘Ventdelplà’ pero ‘Gran Hotel’ supuso tu gran salto nacional, ¿cómo describirías tu experiencia?

PUBLICIDAD

Ll. G.: Sí, fue mi arranque televisivo, aunque mi carrera de actor comenzó mucho antes de ‘El cor de la ciutat’ haciendo teatro. Después de pasar por ‘Ventdelplà’ y rodar mi primera película «El sexo de los ángeles», llegar a ‘Gran Hotel’ fue un cambio a nivel general.

Me trasladé a vivir a Madrid durante dos años, y ha sido el papel que más tiempo he interpretado y eso crea un cierto vínculo entre uno mismo,y el personaje. Lo mimas, lo entiendes, no lo entiendes, lo cuestionas, lo amas, lo respetas, le nutres y un sinfín de cosas. Además la experiencia me ha servido también para dar a conocer mi trabajo a nivel nacional en un escaparate inmejorable como ha sido ‘Gran Hotel’. Ha sido una etapa de mi vida de crecimiento artístico y personal muy estimulante.

¿Crees que se pueden hacer amigos realmente en el mundo interpretativo?

Ll. G.: Creo que sí. Poder se puede. Como en todas partes.  Es un mundo en el que la exposición es contínua y a veces prolongada y eso hay que saber llevarlo muy bien y saber en cada momento dónde está el actor y dónde está la persona, así como dónde empieza el trabajo y dónde termina. De esa manera, creo que las relaciones que se establecen están más conectadas y se dan desde uno mismo.

¿Qué papel te gustaría protagonizar hoy?

Ll. G.: Por lo que se refiere a hoy, quizá un personaje un tanto ermitaño desandando en su cabaña en alguna cima nevada.

¿Y algún nuevo proyecto?

Ll. G.: Ahora mismo acabo de empezar los primeros ensayos de una obra que se estrenará el 28 de febrero en el Teatre Nacional de Catalunya, «Ocells i llops» (pájaros y lobos) y después en mayo volveré a Madrid para estrenar en Lope de Vega en el Teatro Clásico bajo la dirección de Carme Portaceli.

¿Qué crees que precipitó al final de ‘Gran Hotel’? ¿Compartiste la decisión de la cadena de enfrentaros entonces a ‘La Voz’ que rompía audímetros?

Ll. G.: Yo no entiendo mucho de audiencias y demás y no sé si ese fue un motivo para terminar. Sí que estoy contento con la trayectoria dramática de la serie y los personajes, y creo que se cerró en un momento en que muchas tramas estaban llegando a un punto de inflexión límite. Mucha gente todavía hoy me pregunta si el adiós fue definitivo. Yo les respondo que nunca se sabe. Y respecto a la segunda pregunta, fue una decisión de la cadena y eso demuestra lo mucho que confiaban en el producto.

¿Sigues manteniendo contacto con tus compañeros de ‘Gran Hotel’?

Ll. G.: Tenemos un grupo de WhatsApp que hay épocas que echa humo (risas).

Compartir rodaje con actrices como Concha Velasco tiene que poner, y más haciendo de su hijo…

Ll. G.: Es algo que voy asimilando con el tiempo, sobre todo ahora que ya hace unos meses que terminamos. Es algo extraño convivir por un lado con todo lo que la gente te dice, y la experiencia propia. Evidentemente yo conocía toda la trayectoria de Concha Velasco pero si es cierto que no la he vivido, como por ejemplo, mis padres o tíos y demás y eso te coloca en un sitio un tanto raro. Así que finalmente me quedo con todo lo que yo disfrutaba del presente con ella; cada vez que rodaba con ella, con las historia que nos contaba. Con la relación tan bonita y tan potente y cercana que construimos ente madre e hijo. Esa es mi experiencia más cercana con Concha Velasco. Ahí descubrí la gran actriz de la que todo el mundo me hablaba.

Compartes profesión con tu hermano, el también actor Robert González (‘Imperium’, ‘Bandolera’). ¿Te gustaría trabajar con el?

Ll.
G.: Es algo que comentamos a menudo. Nos gustaría trabajar  juntos en
algún proyecto largo. Estudiamos arte dramático juntos y desde entonces
casi no hemos coincidido. Lo dos formamos parte de una compañía de
teatro de la que somos fundadores «Els Pirates Teatre , con la que hemos
echo obras juntos y actualmente estamos de bolos con «La flauta mágica
de Mozart, variaciones Dei Furbi» pero casi no coincidimos en escena.
Nos gustaría tener como se le suele llamar «un bis a bis», en alguna
función.

¿Tenéis más aficiones comunes aparte de la televisión?

Ll.
G.: En casa crecimos sin televisor hasta los 14 ó 15 años así que nos
inventábamos juegos, y rompíamos jarrones porque el comedor se convertía
en un pequeño campo de fútbol (risas). Compartimos mucho espacio de juego.

¿Como definirías a un «buen actor»? ¿Es difícil la interpretación?

Ll.
G.: Un actor comprometido con su trabajo. Es un trabajo que requiere
disciplina, compromiso y trabajo personal… bueno, en realidad, como
muchos otros.

Pocos igual conocen el éxito que ha tenido tu película «El sexo de los ángeles», también en otros países. ¿Cómo fue?

Ll. G.: En China sin duda fue un éxito de descargas. Y por lo que voy sabiendo, es una película que tiene muy buena acogida en todos los festivales dónde se ha presentado. Con el tiempo creo que es una película de autor, que trata un tema delicado y tabú en nuestro país e incluso en nuestra generación, y lo hace de forma valiente. Ofreciendo posibilidades y cuestionamientos.

Para mi fue el descubrimiento del cine. De como se hace el cine. Ahora, con la distancia, me veo a mi mismo aturullado, incluso asustado con tantas cosas nuevas, tantos estímulos, pero intentando disfrutar al máximo de la experiencia. Estoy convencido que los tres protagonistas de la película, Álvaro, Astride y yo, trabajamos con un compromiso muy elevado y con mucha generosidad y eso se puede percibir en las relaciones de los personajes, y creo que Xavier Villaverde, el director, supo darnos unas pautas muy claras para entender el tono y el alma de la película. Vamos, que me están entrando ganas de verla de nuevo (risas). 

TV, cine o teatro, ¿con cuál te quedarías?

Ll. G.: En este momento, teatro. He pasado casi dos años haciendo tele y me apetecía mucho, volver a hacer teatro. Tiene algo parecido a lo que se siente cuando uno vuelve a casa.

¿Piensas que la televisión de hoy es mejor que hace años?

Ll.
G.: Soy consumidor de televisión últimamente solo para entretenerme.
Creo que cada vez más hay canales temáticos. Son muchos y cada uno de
ellos se especializa en determinados tipos de producto: series,
películas, deportes, actualidad, corazón,… Tengo la impresión de que
no hay demasiado filtro y cualquier cosa es válida. Hay mucho más de
promoción que de información y conocimiento. Siempre echo de menos
buenas entrevistas.

¿Cómo es Llorenç González? ¿Y cómo te ves en un futuro?

Ll. G.: Yo soy como soy. Intento trabajar y profundizar sobre el conocimiento de mi mismo, pero prefiero que lo que hago y lo que digo, de alguna manera, me describan. Espero seguir disfrutando y buscando proyectos que me llenen el alma, que me hagan cuestionar y me hagan crecer, más allá de la profesión que he escogido. 
 

Conociendo mejor a Llorenç González…
 

Y ahora unas preguntas rápidas:

Una serie: ‘Breaking bad’
Una película: «El tren de la vida», Radu Mihaileanu 
Programa favorito: E’l Intermedio’
Un libro: El último encuentro. Sándor Marai
Un lugar donde perderse: Cualquier montaña
Aficiones: Tocar el mayor número de instrumentos, guitarra, piano, clarinete. Andar las ciudades. Subir montañas
Actor/actriz Favorito/a: Rachel Weisz, Kate Winslet, Bryan Cranston, Michael C Hall. Javier Bardem, Danel Brülh, Pablo Derqui
Un sueño: Dar un concierto con temas propios.

(Fotos: LauraRamón.com).

Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD