PUBLICIDAD
A las 12:19 Canal 9 se ha apagado después de 24 años emitiendo en la Comunitat Valenciana. La última imagen ha sido un brusco fundido a negro mientras se veía de fondo un pasillo lleno de policías. Los trabajadores han abandonado pacíficamente el edificio a gritos de: «Esto es un golpe de estado» y «Fabra dimisión».

A las 12:19 de la mañana, la televisión valenciana se fue a negro después de que el juez ordenara el desalojo de los trabajadores y la policía entrase en las instalaciones de la televisión. Sin despedidas, sin un vídeo conmemorativo, sin aplausos, sin un recorrido general por las instalaciones… un fundido a negro decía adiós a 24 años de historia mientras los policías entraban en uno de los pasillos de la cadena valenciana. Así ha muerto Canal 9. 
En riguroso directo hasta su ‘apagón’
La noche ha sido larga. El comité liquidador de la televisión valenciana había solicitado esta madrugada una orden para desalojar la sede. Sobre las dos de la mñana y con la radio autonómica ya apagada, los trabajadores de RTVV entraron en el edificio para intentar evitar el cierre, pese a estar presente la policía frenando su entrada. Los trabajadores contaban en directo lo que estaba ocurriendo y hacían entrevistas improvisadas a miembros de partidos de la oposición, representantes del comité de empresa y otros trabajadores que criticaban la situación.

PUBLICIDAD
A primeras horas de la mañana llegaba Paco Telefunken, el encargado de cortar la emisión. Pero el antenista se negó a hacerlo y se marchó a su casa sin cortar la señal. Mientras, los trabajadores seguían con su programación especial desde la medianoche, a la espera del cierre de las emisiones.»Nos pueden cortar la electricidad en cualquier momento»: decía uno de los presentadores.
El cierre de la televisión llegó con la orden del juzgado
A las 12:11 de la mañana, los responsables de ejecutar la orden del juzgado de desalojar a los trabajadores de RTVV, junto con los policías, han accedido al centro de RTVV. Al mismo tiempo, en el plató se había comunicado a los telespectadores que la policía estaba a punto de desalojar a los trabajadores para cumplir la orden judicial. «Estamos esperando desde hace horas un negro que no queremos», dijo uno de los presentadores de la cadena. Se podía ver como los policías, en directo, entranban por los pasillos. Hasta el último momento se ha emitido como los responsables del comité de empresa entraban con el secretario judicial en la sala de control dónde se produciría el corte de la señal. 
A las 12:19 llegaba el apagón definitivo. Un rótulo en pantalla indicaba: «Estamos asistiendo en directo al cierre de las emisiones de radiotelevisión Valenciana». Los trabajadores han abandonado la sede a gritos de «Canal 9 no se cierra», «Esto es un golpe de estado» y «Fabra dimisión». Los trabajadores han sido muy críticos con el presidente de la Generalitat y denunciaban que cierre se ha hecho «por la fuerza» y «sin respetar a los ciudadanos».

El cierre ha sido también comentado por twitter con #RTVVnoestanca y #canal9, formando parte de los temas más comentados del momento.

PUBLICIDAD
El adiós a 24 años de historia y un servicio público

La cadena pública valenciana ha dicho adiós a 24 años de historia. A los valencianos les toca pagar caro la mala gestión de sus políticos, y no solamente han perdido un servicio público, sino que también han perdido parte de su cultura e identidad.



Podéis comentar la noticia con nosotros en @eltelevisero o en nuestro facebook.

PUBLICIDAD
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD